ideología


También se encuentra en: Sinónimos.

ideología

(Del gr. idea, apariencia, imagen ideal de un objeto + logos, palabra.)
1. s. f. Conjunto de ideas que caracterizan el pensamiento de una persona, de un colectivo, de una época o de un movimiento su ideología política es de derechas; sus propuestas eran contrarias a la ideología dominante. ideario
2. FILOSOFÍA Disciplina filosófica que estudia las ideas, sus características y, especialmente, sus orígenes.
3. ideología dominante POLÍTICA, SOCIOLOGÍA Ideario de la clase que detenta el poder y que se caracteriza por la cosificación, que permite a este grupo social sostener la dominación económica sobre el resto.

ideología

 
f. Conjunto de ideas que caracterizan a una escuela o a un autor.
filos. En la filosofía marxista, conjunto de elaboraciones de la mente, como la religión, el derecho, la moral, etc.
sociol. Conjunto sistemático de representaciones, valores y creencias, que refleja la forma en que los miembros de una formación social viven sus condiciones de existencia y las justifican o rechazan.

ideología

(iðeolo'xia)
sustantivo femenino
conjunto de ideas que identifican a un grupo Es un grupo con ideología socialista.
Sinónimos

ideología

sustantivo femenino
Traducciones

ideología

ideology

ideología

ideologia

ideología

ideologie

ideología

ideologi

ideología

ideologia

ideología

idéologie

ideología

ideologija

ideología

イデオロギー

ideología

이데올로기

ideología

ideologie

ideología

ideologi

ideología

ideologia

ideología

ideologia

ideología

ideologi

ideología

มโนคติวิทยา

ideología

ideoloji

ideología

hệ tư tưởng

ideología

意识形态

ideología

идеология

ideología

האידיאולוגיה

ideología

SFideology
Ejemplos ?
Una ideología se va haciendo fuerte hasta estallar en prácticas concretas que logran el triunfo de la nueva realidad, o paradigma, según el también ya casi arrasado Kuhn, donde a su vez, surgirá un punto de quiebre que, como piedra de próximo alud, impulsará el futuro cambio.
Sin despojarse completamente de los contenidos utópicos de la herencia ilustrada, y reafirmando los ideales de libertad, igualdad y fraternidad, así como la defensa de la propiedad individual frente a la corporativa (feudal-colonial), el realismo social del nuevo liberalismo, teñido más tarde de cientificismo positivista, quedó como un rasgo distintivo de la ideología demoliberal, hasta que la reacción antipositivista del siglo XX parcialmente lo sepultó.
Puede asegurarse que lo pensado y expresado por él en 1813 sobre determinado problema anticipaba su punto de vista en cada nueva ocasión que se presentase idéntico. Nadie ni nada hacía cambiar de postura a aquel hombre de ideología inflexible y clara.
Sufre una segunda corrupción con la ideología azteca, representada simbólicamente en la sustitución de Quetzalcóatl (el espíritu), por Huitzilopochtli (la materia).
¡Qué mal su vida entre las tantas vidas que han vivido de vitales muertes sin más armonía… y sin fantasía… y sin poesía… sin orfebrería y sin melodía… sin galantería y sin varonía… sin más juglaría ni caballería… Sólo egolatría… y piratería… y mitología… y monotonía… y rata osadía… sólo oligarquía… y regatería… falsa rebeldía… y rapacería… Sólo satrapía… y baratería… cero algarabía que al amar crecía… Nada de energía que se alzaba en guía tras la lozanía de la cortesía… Nula frenesía por dar autoría a la ideología vuelta librería Simple rejería de holgazanería.
Tareas similares, y cierta identidad en las fuerzas históricas llamadas a realizarlas, permiten esbozar semejanzas y diferencias, no sólo entre los distintos exponentes o tendencias liberales, sino también caracterizar lo que a nuestro juicio son los tres momentos o etapas históricas por las que atraviesa esta ideología entre 1830 y fines del siglo.
Por último, el positivismo irrumpe en el tercio final del siglo como un compendio razonado y sistemático de todas estas tendencias, bajo la forma de una filosofía científica, antiescolástica y antimetafísica, y como una ideología que reivindicaba tanto la libertad como la sociabilidad del individuo.
Laboraron sin tregua entonces, en la tarea de civilizarnos a la manera unitaria – pura ideología y bambolla – estos falsos apóstoles de la democracia nacional.
artimos en nuestro propósito de una consideración principal: la de que no sólo España, sino Europa entera ha ingresado en una crisis de la ideología política, que únicamente halla su semejanza en la primera mitad del siglo XIX.
No se trata, por consiguiente, de ideas originales que puedan haber sobrevenido al que está hablando en una buena tarde; se trata de todo lo contrario: de ideas, de sentimientos, de energías, de resoluciones comunes, por fuerza, a todos los que hemos vivido sometidos a un mismo régimen de amarguras históricas, de toda una ideología y toda una sensibilidad yacente...
Hemos pretendido solamente caracterizar, grosso modo, cuatro momentos de la ideología liberal, que se pueden encuadrar cronológicamente solo en algunos casos, debido al diferente ritmo del proceso histórico en áreas como el Cono Sur y México, Centroamérica o el Caribe.
No conocemos en toda la historia universal un solo imperio que haya podido formar sin recurrir, aunque sea indirectamente, a las armas, y en realidad en casi todos los casos se basa principalmente en ellas, aun cuando es evidente que por encima existe una ideología que las dirige.” “Hay también la posibilidad de que la expansión se basara en una religión preponderante o más prestigiosa que las demás, y que por ello no necesitará recurrir a la fuerza.