huracán

(redireccionado de huracanes)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con huracanes: terremotos

huracán

(Del taíno hurakan.)
1. s. m. METEOROLOGÍA Viento muy fuerte que sopla a gran velocidad en forma de círculos y es característico del mar caribeño los huracanes devastaron la costa y las comarcas limítrofes. ciclón, tifón
2. METEOROLOGÍA Viento que sopla con fuerza. vendaval
3. coloquial Persona muy impetuosa.
4. Cosa que destruye o trastorna lo que encuentra a su paso el huracán de la crisis afectó a todas las clases sociales.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

huracán

 
m. meteor. Ciclón que aparece en la región del golfo de México y en la del océano Pacífico, hasta Australia y Samoa.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

huracán

(uɾa'kan)
sustantivo masculino
meteorología viento muy fuerte, intempestuoso y violento, con capacidad para causar destrucción El huracán dejó la ciudad de Haití destruida.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

huracán

sustantivo masculino
ciclón, tifón, tornado, remolino*, vórtice.
En el mar de China, tifón; en el golfo de Guinea, tornado.
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

huracán

hurricane

huracán

ураган

huracán

ouragan

huracán

hurikán

huracán

orkan

huracán

hirmumyrsky

huracán

uragan

huracán

ハリケーン

huracán

허리케인

huracán

orkan

huracán

huragan

huracán

furacão

huracán

ураган

huracán

orkan

huracán

พายุเฮอร์ริเคน

huracán

kasırga

huracán

cuồng phong

huracán

飓风

huracán

颶風

huracán

הוריקן

huracán

SMhurricane
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005

huracán

m hurricane
English-Spanish/Spanish-English Medical Dictionary Copyright © 2006 by The McGraw-Hill Companies, Inc. All rights reserved.
Ejemplos ?
15.- La Hidrografía de todas las Indias y cualquier parte dellas y especialmente todas las riberas del mar que baxa la Tierra Firme y cada isla con la longitud y latitud por donde corren los ríos que por ellas entran, con la longitud y latitud en que desembocan y donde nacen y por donde corren, su mayor diclinacion, los cabos, encenadas, bahías, playas e puertos que en ellas hay, y en la longitud y latitud en que están, capacidad, seguridad y cualidades que tienen los dichos puertos, accidentes del mar, corrientes, fluxos y refluxos, (evacuaciones y cúmulos de aguas) y vientos que corren por él y en qué tiempo (se dan), huracanes y otras tormentas y peligros que particularmente tiene cada parte del mar y seguridad de navegación...
¡Saludemos las sombras épicas de los hispanos capitanes, de los orgullosos virreyes, de América en los huracanes águilas bravas de las gestas o gerifaltes de los reyes; duros pechos, barbadas testas y fina espada de Toledo: capellán, soldado sin miedo, don Nuño, don Pedro, don Gil, crucifijo, cogulla, estola, marinero, alcalde, alguacil, tricornio, casaca y pistola, y la vieja vida española!
El calentamiento de los océanos es, a su vez, el factor fundamental detrás del demoledor incremento en la fuerza de los huracanes que hemos visto en los últimos años.
Vuestro deber os llama a resistir el choque de dos monstruosos enemigos que recíprocamente se combaten, y ambos os atacarán a la vez: la tiranía y la anarquía forman un inmenso océano de opresión, que rodea a una pequeña isla de libertad, abatida perpetuamente por la violencia de las olas y de los huracanes, que la arrastran sin cesar a sumergirla.
Los que necesitan comer diariamente a dos carrillos el pan de la evidencia, los que pretenden vivir antes de morirse, no esperan con tanta resignación. Detrás de los granizos, las heladas y los huracanes, están Satanás, Gog, Magog, y el Anticristo.
Sin embargo, en cada uno de esos viajes atravesaba de sur a norte la línea de baterías, con los espacios desabrigados que lo separaban, barridas a cada minuto por huracanes de metralla.
Castiga Dios con permitir en Cádiz que nuestros puertos sean cosarios de nuestras mercancías y las anclas de nuestros navíos sus huracanes.(1) Da a los rebeldes las plazas en Flandes.
Pero también encontrarás mil azotes del cuerpo y del alma, guerras, latrocinios, envenenamientos, naufragios, huracanes, enfermedades, prematura pérdida de los nuestros, y la muerte, tal vez dulce, tal vez llena de dolores y tormentos.
¡Ay, cuántas veces ha de llorar la fe violada y las mudanzas de los dioses, y ha de ver con asombro el mar alborotado por los negros huracanes el crédulo amante que ahora es dichoso oyendo tus doradas promesas, y confiando hallarte siempre fiel, siempre amorosa, porque no sabe que eres más voluble que el viento!
Estoy mirándome las horas muertas en vigilias inútiles al cielo que me calla cada día de cada nuestro y los puños estrellados que me sangran de tantas caricias desangradas se oprimen su furia de horizontes agotados de huracanes.
XXX Seremos como los huracanes y destruiremos a los destructores y elevaremos penachos sobre los que sufren para labrar en sus cumbres laureles de ciencia, de pan y de amor.
Amo tu nariz de estatua griega que revive al invadirse de turgencias donde citas resoplidos de huracanes y me encrespas lo que ya dormita.