humorismo

humorismo

1. s. m. Gracia, sentido del humor. donaire, ingenio, sarcasmo
2. Actividad profesional dentro del mundo del espectáculo cuya finalidad es divertir y hacer reír al público.

humorismo

 
m. Diversión producida por acciones o palabras destinadas a hacer reír.
lit. Estilo literario consistente en descubrir y expresar, irónicamente, elementos cómicos o absurdamente incongruentes en ideas, situaciones, sucesos o actos.
med. Ant. doctrina según la cual todas las enfermedades eran debidas a la alteración del equilibrio de los cuatro humores fundamentales (sangre, flema, bilis y atrabilis).

humorismo

(umo'ɾizmo)
sustantivo masculino
modo de actuar o comprender las cosas que refleja una distancia burlona de la realidad Un lúcido humorismo caracteriza su intelecto.
Traducciones

humorismo

humor, comedy

humorismo

umorismo, commedia

humorismo

كوميديا, النكتة

humorismo

komedie, humor

humorismo

komedie, humor

humorismo

Komödie, Humor

humorismo

komedia

humorismo

comédie, humour

humorismo

komedija

humorismo

コメディー, ユーモア

humorismo

코미디, 유머

humorismo

komedie

humorismo

komedie

humorismo

komedia, humor

humorismo

comédia, humor

humorismo

komedi, humor

humorismo

ละครตลก

humorismo

komedi

humorismo

hài kịch

humorismo

喜剧, 幽默

humorismo

хумор

humorismo

幽默

humorismo

הומור

humorismo

SM
1. [de carácter, momento] → humour, humor (EEUU), humorousness (frm)
2. (Teat) → stand-up comedy
Ejemplos ?
Hay caricaturas casi continuas que están también llenas de mala intención y de mala fe. Dirán que si pretendemos coartar el humorismo.
¿No aseguraban algunos estéticos alemanes (¡los alemanes!, ¡qué gran cosa ser alemán!) que el humorismo es el grado más alto del ingenio?
¡Dios nos libre de querer coartar el humorismo!, al contrario, creo que hay que reírse un poco de esas cosas; pero yo no creo que nuestros artistas sean tan poco originales, yo no creo que nuestros artistas sean tan poco revolucionarios, que la única manera que tengan de divertir al pueblo sea haciéndole daño al pueblo, que la única manera que tengan de divertir al pueblo sea haciéndole daño a la Revolución, sembrando la intriga y sembrando la insidia contra la Revolución.
A continuación hago un listado de algunos de los libros que a los niños y niñas les gusta leer y que llegan a ser sus favoritos y detonadores de sus propios escritos: - Libros que contengan sorpresas - Libros que refieran la vida animal, - Libros de humorismo - Libros de terror l- Libros de aventuras, - Libros donde haya heroísmo.
Por tanto, aprender a crear variados instrumentos informativo-comunicativos, esos que son de uso común entre los mass media, objetos-lenguaje u objetos semióticos, cosas diría John Austin, o de modo simple, textos: hipertextos, video museos, diaporamas, álbumes y muchos más, significa para el educando, aprovechar cada experiencia diaria de la vida y tomar conciencia de lo medios que puede utilizar, la variedad de canales por donde pasa la información, con la finalidad de transmitir sus experiencias y llegar a una combinatoria innovante y sorprendente, que impulse su realización lingüístico-creativa al permitirle construir mensajes de entusiasmo, de solidaridad, de trabajo, de humorismo...
Yo me atrevo a pensar que el humorismo arreoleano quiso jugar una broma al público, pero nadie saltó por el respeto que imponía y todos se tragaron la “v”.
Miró despacio a su huésped, Manolo Camino -dueño de la hermosa quinta y de la antojadiza mujer-, y en un instante de humorismo, sintió el deseo de pagar la hospitalidad con un favor.
Los Cuentos del día de la noche, aunados a la gigantesca, por su profundidad, novela El intransferible, además de La Volanda, El Picaflor, Luzbela, presentan, como ningún otro autor, la realidad nuestra de cada día: la verdad mexicana arremolinada en el humorismo, en la irreverencia, en la burla, en la neo picaresca, en la anarquía que transciende la naquez, el payismo y el mestizaje copista de la semicultura dinámico donde una constante ebullición léxica nos encierra los mensajes de una extensa filosofía que se ríe y se vuelve carcajada ante las pequeñeces humanas consideradas grandiosas y nos aclara el objetivo humano de la vida: el amor, el trabajo, la solidaridad.
Ama los mismos cisnes, espejos, luces duras, cabelleras femeninas, y tiene el idéntico temblor fijo del barroco, con la diferencia de que Góngora es más fuerte y aporta una riqueza verbal que Mallarmé desconoce, y tiene un sentido de belleza extática que el delicioso humorismo de los modernos y la aguja envenenada de la ironía no dejan ver en sus poemas.
El humorismo del cuadro podría resumirse en esta frase: «mucho ruido para nada» o, según la definición de lo cómico, «lo ininteligible percibido por los sentidos en oposición y estado».
Ella asintió con su indeleble sonrisa el comentario y yo terminé como en un sálvese quien pueda, pues ella ya se aprestaba a lanzar más disparos… -Ojalá que pronto pueda volver a entrevistarla para saborear un poco más de su humorismo gozoso, de su pizpireta charla y de la visión que tiene usted de nuestro siglo XXI.
Temple fuerte de armazón de acero con llanta de goma; poesía de la energética y del hormigueo urbano; vibración afinada que circula dentro de las estrofas y toques de humorismo que salta derecho con el klacson, esos son los rasgos vitales de EL HOMBRE QUE SE COMIO UN AUTOBUS.