hugonote

(redireccionado de hugonotes)
También se encuentra en: Sinónimos.

hugonote, a

(Del fr. huguenot < alem. Eidgenosse, confederado.)
adj./ s. RELIGIÓN, HISTORIA Que profesaba la doctrina protestante de Calvino en Francia.

hugonote, -ta

 
adj.-s. hist. relig. Díc. del individuo perteneciente a los calvinistas franceses. Su lucha por alcanzar sus derechos religiosos desembocó en las guerras de religión, diez en total (ss. XVI y XVII), con la victoria final católica.
Sinónimos

hugonote

, hugonota
adjetivo y sustantivo
Traducciones

hugonote

ugonotto

hugonote

hugenotten

hugonote

Huguenote

hugonote

Хугеноти

hugonote

Huguenot

hugonote

הוגנוטים

hugonote

ユグノー

hugonote

/a ADJ & SM/FHuguenot
Ejemplos ?
Escocia fue el único país donde el calvinismo se convirtió en religión oficial, pero también llegó a ser mayoritario en Holanda y hubo importantes minorías calvinistas en Alemania, Inglaterra y en Francia; en Inglaterra los calvinistas recibieron el nombre de puritanos y en Francia se les dio el nombre de hugonotes.
Financió con cargo al erario pontificio la participación de la Iglesia en las guerras santas en Francia contra los hugonotes y la expulsión de los judíos de los estados de su jurisdicción.
Después del Edicto de Potsdam en 1685, se convirtió en un centro de inmigración europea. Su libertad religiosa atrajo a gente de Francia (hugonotes), Rusia, los Países Bajos y Bohemia.
Desde 1560, las tensiones entre las comunidades protestantes y católicas se fueron exacerbando: los hugonotes provocaron a los católicos y destrozaron las imágenes de sus santos.
Sólo más tarde, con la Reforma protestante del siglo XVI, se registraron experiencias semejantes a las de la glosolalia y el avivamiento, buscadas actualmente por los pentecostales. Tal es el caso de los hugonotes en Cevenas durante la Guerra de los camisards.
En Ginebra, cuando vivía Calvino, se inició un conflicto entre los partidarios de la Casa de Saboya (católicos) y los confederados (protestantes), que darían más tarde origen a los hugonotes.
Los filósofos se orientan hacia el deísmo que admite la existencia de un dios sin iglesia. Critican asimismo la persecución de los hugonotes por la monarquía francesa.
Como consecuencia de estos fulminantes éxitos españoles se firmó la Paz de Cateau-Cambrésis de 1559, tratado en el que Francia reconoció la supremacía hispánica, los intereses españoles en Italia se vieron favorecidos y se pactó el matrimonio con Isabel de Valois, reina de España. Empero, en Flandes, los problemas continuaron a partir de 1568 por el apoyo a los rebeldes flamencos de los hugonotes franceses.
Esta afirmación resulta errónea, ya que todas las guerras contra los Hugonotes fueron provocadas por las sublevaciones de uno de sus jefes: el duque de Rohan y príncipe de Soubise.
La madre de Roosevelt, Sara Ann Delano (1854–1941) era descendiente de Phillippe de la Noye, hijo de protestantes franceses hugonotes radicados en Leiden quien emigró en 1621 a Massachusetts.
Entre otros, buscaron refugio en Ámsterdam judíos sefardíes de Portugal y España, comerciantes protestantes de Amberes, y hugonotes de Francia, que en sus países eran perseguidos por su religión.
Vacilantes y tumultuosos fueron los reinados de los tres hijos y sucesores de Enrique II, amenazados por la Reforma, que se convirtió en instrumento de rebeliones manejado por los nobles que no sufrían la autoridad monárquica: el único año de gobierno de Francisco II, lo hizo funesto la conjura de Amboise, que terminó con una matanza de calvinistas; su hermano Carlos IX (1560-1574) ascendió al trono a los diez años, bajo la tutela de su madre Catalina de Médicis y no tuvo responsabilidad alguna en la sangrienta lucha que estalló en seguida entre católicos y hugonotes.