hornacina

(redireccionado de hornacinas)
También se encuentra en: Sinónimos.

hornacina

(Del lat. fornicina.)
s. f. ARQUITECTURA Hueco hecho en un muro para colocar una imagen o un adorno.

hornacina

 
f. arq. Hueco o nicho en forma de arco, practicado en un muro para colocar en él una imagen, estatua, etc.
Sinónimos

hornacina

sustantivo femenino
Traducciones

hornacina

Nische

hornacina

niche

hornacina

ниша

hornacina

nicho

hornacina

nisza

hornacina

ниша

hornacina

利基

hornacina

利基

hornacina

Nika

hornacina

niche

hornacina

נישה

hornacina

ニッチ

hornacina

틈새

hornacina

nisch

hornacina

SFniche, vaulted niche
Ejemplos ?
A las termas masculinas se accede por el cardo III. Un pasillo conduce al vestuario (apodyterium) con hornacinas donde depositar la ropa.
Entre estos sepulcros destacan por su valor histórico o artístico el románico de la noble doña Godo, madre del mayordomo de Alfonso VIII, fallecida en 1105; el gótico del obispo Mateo Rynal, fallecido en 1259; el gótico del canónigo Juan López del Hospital, del siglo XV, y el renacentista del canónigo Diego de Santander, del siglo XVI y tallado por Diego de Siloé, y el renacentista del canónigo Gaspar de Illescas, obra de mediados del siglo XVI, atribuida a Juan de Lizarazu, jalonada por dos columnas ajarronadas de orden corintio y compuesta, en el cuerpo superior, de sendos medallones con las efigies de San Pedro y San Pablo, un relieve con la escena del Nacimiento de Cristo y cuatro hornacinas con las estatuas de los Padres de la Iglesia Occidental y...
Estas obras hechas en Alcalá le proporcionarán de inmediato notable fama y los siguientes encargos irán en la misma línea: estatuas en madera para retablos y santos en piedra para ocupar las hornacinas de las fachadas de iglesias y otros edificios públicos, como la Cárcel de Corte, destacando entre las conservadas el San Antonio de Padua de la iglesia de San Antonio de los Portugueses en Madrid (1647) y, muy especialmente, el San Bruno de la Hospedería que la Cartuja de El Paular tenía en la calle de Alcalá de Madrid (1652), actualmente en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, talla ante la que, según Antonio Palomino, acostumbraba a detenerse el rey Felipe IV.
Desde aquí y hacia el oeste encontramos la sala fría de forma circular, con las paredes pintadas de rojo, con cuatro hornacinas de color amarillo y una cúpula azul celeste.
En el lado norte hay un ninfeo revestido por un mosaico también de pasta de vidrio con conchas y espuma de lava, coronado por unas máscaras teatrales de mármol. Sobre la zona de las hornacinas se instaló el tanque que abastecía la fuente.
Concebida a modo de arco triunfal romano, sobre su erosionado basamento apean cuatro columnas de orden corintio dispuestas dos a dos entre cuyos intercolumnios se disponen dos hornacinas aveneradas concebidas para el cobijo de sus correspondientes esculturas.
Integrado en la parte central de un cuadripórtico con columnas estucadas y decoradas con pinturas, el templo se eleva sobre un alto podium según el esquema del templo itálico con una escalinata lateral. Al lado de la cella existen dos hornacinas destinadas a dos estatuas de Anubis y Harpócrates, el hijo de Isis, respectivamente.
A un lado y a otro, en hornacinas más pequeñas están las santas Colombina, Úrsula y Florentina y los santos Matías, Bernardo y Guillén.
El artesonado del techo se curva igual que la fachada, y las hornacinas aparecen decoradas con nervaduras abocinadas, lo que produce sensación de amplitud.
En las seis hornacinas principales, dispuestas en dos cuerpos y tres calles, se encuentran personajes importantes de la historia de la ciudad y de Castilla: los Jueces de Castilla (Nuño Rasura y Laín Calvo); los condes Diego Rodríguez Porcelos, fundador de la ciudad, y Fernán González, primer conde independiente de Castilla; el Cid; y el emperador Carlos I, a quien dedicó la ciudad el Arco para congraciarse con él tras las revueltas comuneras.
En el presbiterio encontramos un pequeño altar donde se venera la imagen de San Nicolás de Bari, de pequeñas dimensiones y que cuenta con una gran devoción entre los feligreses. Ya en la nave central, encotramos dos hornacinas a su izquierda y derecha.
Todo el claustro está ampliamente decorado con motivos manuelinos (letra M, esfera armilar, cabos marineros, temas religiosos, hornacinas, medallones, etc.).