horadado

(redireccionado de horadada)

horadado

s. m. ZOOLOGÍA Capullo del gusano de seda agujereado por los dos extremos.

horadado, -da

 
adj. Que tiene agujeros.
m. Capullo del gusano de seda que está agujereado por ambas partes.
Ejemplos ?
Tienen los hombres la una teta horadada de una parte a otra, y algunos ay que las tienen ambas : y por el agujero que hazen traen una caña atravessada tan larga como dos palmos y medio, y tan gruessa como dos dedos : traen tambien horadado el labio de abaxo, y puesto en el un pedaço de la caña, delgada como medio dedo.
Mas no al intonso Damasicton una simple herida inflige: herido había sido por donde el muslo a serlo empieza, y por donde 255 su blanda articulación hace la nervosa corva, y mientras con la mano intenta sacar la fúnebre flecha otra saeta a través de la garganta hasta las plumas le entró. Expulsó a ésta la sangre, que proyectándose a lo alto riela y, largamente por ella horadada el aura, saltando sube.
Luego miro a través de la ventanilla de un vagón como desde el exterior.» 6Para la interpretación de este sueño poseemos los siguientes sucesos y pensamientos del día inmediatamente anterior: a) Hace, en efecto, algunos días que padezco continuos dolores en la muela de la mandíbula inferior, que es horadada en el sueño, y voy a casa del dentista, el cual está tardando realmente en curarla más tiempo del que yo quisiera.
MERIDIONAL: Albatera, Algorfa, Almoradi, Benejuzar, Benferri, Benijofar, Bigastro, Callosa de Segura, Catral, Cox, Crevillent, Daya Nueva, Daya Vieja, Dolores, Elche/Elx, Formentera del Segura, Granja de Rocamora, Guardamar del Segura, Jacarilla, Orihuela, Rafal, Redovan, Rojales, San Fulgencio, San Miguel de Salinas, Santa Pola, Torrevieja, Montesinos (Los), Pilar de la Horadada, San Isidro.
Allí crecían las sonantes cañas, La verde juncia y la amistosa hiedra, Do tejen campesinas las arañas Su estrecha red entre horadada piedra.
Y del beso que un fauno le diera dormida, ::Marta lleva, en sus labios, el ansia adherida. Los viejos se mueren, los viejos no lloran ya; descansan su dolor en tumba horadada por lágrimas inútiles.
¡Tus muros están cayendo!» Los moros, viéndole entrar, delante se le inclinaron, y él siguió en su predicar: «¡Los estoy viendo llegar, y vuestros días contaron!. »¡Ay de ti, la desdichada ciudad reina de ciudades Por el cimiento horadada, los cielos en ti, Granada, lloverán calamidades.
Formó su ejército en cuatro divisiones, que se turnaban en la lucha; al mantener un ataque constante sobre las murallas desde todas direcciones, día y noche, impedía que el enemigo se diera cuenta de la obra. Por fin la colina fue horadada y quedó abierto el camino desde el campamento romano hasta la ciudadela.
Una cuadra más arriba, vi, en el ángulo de la calle, una gran piedra agujereada de parte a parte sin duda por la acción del agua. -¡La Piedra Horadada!
¡Oh!, las horas mortales pasadas allí dentro tendido en el suelo, llena de tierra la cabeza, el cuerpo dolorido, los oídos tapados para no oír el ruido embriagador de la partida de rescate, en la que yo era famoso por mi ligereza; la veta de sebo, mortecina y nauseabunda, pegada a la pared, debajo de una caricatura de Paunero con tricornio y con una cinta saliendo de su boca, a manera de las ingenuas leyendas brotando de labios de vírgenes y santos, en el arte cristiano primitivo, pero cargada aquí con un dístico cojo y expresivo; la enorme hoja de la puerta, tallada y quemada de arriba abajo, horadada y recompuesta como un pantalón de marinero...
De enorme interés geológico y paisajístico es la "Gruta de las maravillas" de Aracena, de grandes dimensiones y belleza, horadada en los sustratos calizos de esta sierra, siendo una de las de mayor tamaño de la Península Ibérica, con sus 2.130 metros de longitud.
La orografía es casi en su totalidad la de una vega a la que la localidad da nombre, horadada durante miles de años por el río Esla, que delimita al este su extensión.