hora de acostarse

Traducciones

hora de acostarse

ora di andare a letto

hora de acostarse

čas jít spát

hora de acostarse

sengetid

hora de acostarse

Schlafenszeit

hora de acostarse

ώρα ύπνου

hora de acostarse

bedtime

hora de acostarse

nukkumaanmenoaika

hora de acostarse

heure de dormir

hora de acostarse

vrijeme za spavanje

hora de acostarse

就寝時刻

hora de acostarse

취침 시간

hora de acostarse

bedtijd

hora de acostarse

sengetid

hora de acostarse

pora snu

hora de acostarse

hora de dormir

hora de acostarse

läggdags

hora de acostarse

เวลานอน

hora de acostarse

yatma zamanı

hora de acostarse

giờ đi ngủ

hora de acostarse

就寝时间
Ejemplos ?
La encontraron caída al pie de la cama, rígida ya. Sin duda, la desgracia ocurrió a la hora de acostarse. Entonces, por dos días, algunas comadres del barrio hablaron un poco de la pasada belleza y del antiguo amor.
Emily estaba confusa al ver que todos la miraban, y bajó la cabeza ruborizada, y después nos miró a través de sus rizos, y al ver que seguíamos mirándola (estoy seguro de que yo por lo menos le hubiera seguido mirando durante horas enteras), se escapó y estuvo escondida hasta que casi fue la hora de acostarse.
Uno de mis pacientes conservaba en su memoria consciente el recuerdo de una escena en que, teniendo ocho años, había intentado entrar en camisa, a la hora de acostarse, en la alcoba de su hermanita, capricho que le fue negado por la criada que de él cuidaba.
Llega empero la hora de acostarse, y me retiro a coordinar mis notas del día: léolas de nuevo, reúno mis ideas, y de mis observaciones concluyo: En primer lugar, que el público es el pretexto, el tapador de los fines particulares de cada uno.
Y entonces sí que está lindo Bebé, a la hora de acostarse con sus mediecitas caídas, y su color de rosa, como los niños que se bañan mucho, y su camisola de dormir: lo mismo que los angelitos de las pinturas, un angelito sin alas.
Amo a Emily, y no puedo decir que amo a Agnes; es completamente distinto: pero siento que donde Agnes está, con ella están la paz, la bondad y la verdad, y que la plácida luz de vidriera de iglesia que he visto hace tiempo la ilumina siempre, y a mí también cuando estoy a su lado, y a todo lo que la rodea. Llegó la hora de acostarse.
Era evidente que se trataba de una consigna que le habían dado. Aquello duró hasta la hora de acostarse. Me sentía tan poco a mis anchas a fuerza de ver a la madre y al hijo oscureciendo aquella morada con su horrible presencia, como dos grandes murciélagos, que hubiera preferido permanecer toda la noche con el punto y lo demás, mejor que it a acostarme.
Quiso que el pequeño Adonis menease la verga de Bande-au-Ciel y le hizo tragar el semen, y poco satisfecho de esta última infamia, que se ejecutó inmediatamente, se levantó y dijo que su imaginación le sugería cosas más deliciosas que todo aquello y, sin más explicaciones, arrastró consigo a la Fanchón, Adonis y Hércules, se encerró en el camerín del fondo y no volvió a aparecer hasta la hora de las orgías, pero en un estado tan brillante que estuvo todavía en situación de proceder a otros mil horrores distintos, pero que en el orden esencial que nos hemos propuesto no nos permite aún pintarlos a nuestros lectores. Llegó la hora de acostarse.
Los ascensos serán por disposición del consejo superior, las elecciones de categoría inferior se regirán por votaciones calificadas. Pero es hora de acostarse.
Quiere desvirgar a una muchacha que ha de casarse al día siguiente. 9. Quiere que el matrimonio se celebre y desvirgar a la esposa entre la misa y la hora de acostarse. 10.
Mientras el hermano y la hermana tuvieron reuniones a que asistir, llegaban fácilmente a la hora de acostarse; pero cuando se vieron reducidos a su casa, la noche era para ellos un desierto que forzosamente había que atravesar.
El "rato" antes del apagado depende del tiempo que tarde la casa en perder la temperatura y el "rato" antes de volver a la de consigna, del tiempo que tarde en reponerse. En los fines de semana hay un botón, que hace que la temperatura se mantenga durante todo el día, hasta la hora de acostarse.