Ejemplos ?
1928 - Fue "honrosamente expulsado" de la Universidad San Agustín de Arequipa por defender la jerarquía de la universidad menoscabada por el Estatuto Universitario de 1928 1930 - Participa en la revolución que derrocó al dictador del Perú Augusto B.
Para asegurar su victoria, los republicanos atacaron las posiciones monárquicas de Bellavista el 14 de enero, impidiéndole a sus enemigos atrincherarse en una sólida posición. Los realistas debieron retirarse y Quintanilla, viendo todo perdido, se rindió honrosamente.
Estos últimos a su vez, replicaron, presentando cargos contra el dictador y el magister equitum, tras lo cual ambos; Menio y Folio renunciaron a sus magistraturas, exigieron de los cónsules un juicio, y fueron honrosamente absueltos.
En el año 78, se ordenó nuevamente el licenciamiento de veteranos de las unidades auxiliares de guarnición en Moesia, atestiguándose la permanencia de la Cohors VIII Gallorum en la provincia, lo que conocemos a través de cuatro Diplomata militaris fechados el 7 febrero de ese año Uno de esos diplomata nos informa que en ese momento la unidad estaba dirigida por el Praefectus cohortis Tiberius Claudius ¿? y que Secundus Attiuconis filius era uno de sus soldados licenciados honrosamente.
El Consejo tiene un refugio natural donde viven cientos de garzas, el Paraíso de Garças, lugar de extrema belleza, uno de los lugares más bellos de esta ciudad que ha honrosamente el nombre de uno de los mineros más grandes de todos los tiempos - Raúl Soares.
Según la leyenda, su última acción fue cuando, al enterarse de que su esposo Minamoto no Yoshinaka estaba a punto de ser derrotado, decidió adentrarse en el campo de batalla con el objeto de brindarle tiempo suficiente para que pudiera morir honrosamente cometiendo seppuku.
En sudáfrica, la tierra del campeón, un Romero ya muy quebrantado y lejos de sus mejores tiempos se enfrenta a un boxeador joven y en alza. Romero perdería honrosamente en quince asaltos su oportunidad por el título mundial.
Fue coronel de la Infantería 114 de Ohio y sirvió del 27 de abril de 1862 hasta que acepto honrosamente el 20 de octubre de 1863 la oferta de dimisión tras ser herido en la Batalla de Vicksburg.
Las autoridades detenedoras velarán por que los fallecidos en cautiverio sean enterrados honrosamente, si es posible según los ritos de la religión a que pertenecían, y por que sus tumbas sean respetadas, convenientemente conservadas y marcadas de modo que siempre se las pueda localizar.
Y los socios del Recreo, donde Probo jugaba al tresillo, siempre que no se trataba de enterrar a alguien, le gastaban la broma de decirle que ni aun después de muerto quedaría franco de servicio, puesto que habría de figurar honrosamente en su entierro propio.
Ya me apesta lo del cambio de tarjetitas y la farándula de los padrinos con sus idas y venidas, y la farsa de los sables romos, y el sueltecillo de cajón: «Anteayer, jugando con unos sables, recibió un arañazo en una bota el distinguido joven Periquito de los Palotes...» Pleca, y luego: «Ha quedado honrosamente zanjada la cuestión surgida entre Periquito de los Palotes y Juanito Peranzules...» ¡A freír monas!
De la ingratitud que usó Roma con Escipión, su libertador, y las costumbres que hubo en ella, cuando cuenta Salustio que era muy buena Además de esto, en el tiempo que medió entre la segunda y última guerra púnica, cuando dice Salustio que vivieron los romanos con costumbres muy buenas y mucha concordia (porque varias acciones omito atendiendo a ser breve en esta obra); en este tiempo, pues, de tan buenas costumbres y tanta concordia, aquel Escipión que libró a Roma y a Italia, que acabó tan honrosamente la segunda guerra púnica...