honorable


También se encuentra en: Sinónimos.

honorable

adj. Que merece ser honrado su conducta siempre ha sido honorable. digno, estimable, respetable, venerable

honorable

 
adj. Que merece buena opinión o admiración.

honorable

(ono'ɾaβle)
abreviación
1. que es digno de respeto y admiración un honorable empresario
2. que es propio de personas honradas profesión honorable
3. tratamiento honroso que reciben personas con ciertos cargos importantes el honorable juez de la Suprema Corte de Justicia
Sinónimos

honorable

Traducciones

honorable

eervol

honorable

مشرفة

honorable

ADJhonourable, honorable (EEUU), worthy
Ejemplos ?
-Cuando trabajamos en esa casa, este pícaro de mí marido se metió con la vieja, y ya iba a criar, pero se lo hizo perdedizo. Cuando supo que él y yo éramos novios, nos sacó de su dizque honorable hogar.
Los jueces del Honorable señor Neruda, en este caso, no están en esta sala; están en el edificio de enfrente, en los Tribunales de Justicia.
Por todo lo anteriormente expuesto, esta honorable Cámara de Diputados no puede dejar pasar desapercibida tan importante efeméride.
Voy a hacerme cargo de las observaciones que mi persona, mi obra y mi actitud en las presentes circunstancias han merecido al Honorable Senador don Miguel Cruchaga Tocornal en la sesión del 23 de diciembre del pasado año.
Sergio Armando Valls Hernández: -Ciudadana presidenta; honorable asamblea; En la pasada sesión del día 3 de octubre del año en curso, a propuesta de las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público; de Vigilancia de la Contaduría Mayor de Hacienda y de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública, esta asamblea aprobó que la Comisión Especial Pluripartidista obtuviera en las áreas correspondientes del Ejecutivo Federal la información de los donativos recibidos hasta la fecha, se encargara, además, de mantenerla periódicamente actualizada y recabara lo que se refiere a su aplicación, transmitiendo toda esta información al Pleno de la Cámara.
El Honorable señor Cruchaga no es sólo un miembro distinguido de esta Alta Corporación, sino también un ilustre hijo de Chile; su labor de tratadista, de diplomático y de Canciller le han valido una destacada situación en el extranjero.
Es por lo tanto, con cierta alarma que noto, en las observaciones que el Honorable Senador me dedicó...
Pido perdón al Honorable señor Cruchaga y a esta Lta Corporación por estas dudas irreverentes pero, en verdad, no atino a explicar dentro de las normas universalmente conocidas de Derecho Público la grave afirmación en mi contra, emitida por el Honorable señor Cruchaga, cuando dice así: “El Senado ha tenido el triste privilegio de presenciar uno de los hechos más insólitos ocurridos en la historia de Chile.
Al contrario: si después de haber favorecido a un amante creyéndole honorable y en la esperanza de volverse mejor por medio de su amistad se descubre que este amante no es honorable ni posee virtud, es hermoso verse engañado de tal suerte, porque el engaño ha hecho ver el fondo de su corazón; se ha probado que por la virtud, y en la esperanza de llegar a un grado mayor de perfección, se era capaz de emprender todo, y nada más glorioso que esto.
Sin una limpieza honorable de sus filas y un compromiso total con la ética política, los ciudadanos tendremos que preguntarnos en las próximas elecciones ¿por qué cártel y por qué poder fáctico tendremos que votar?
- Allí, sí; allí... ¡Mira!, Fíjate bien. Por la Avenida de las Palmas...Allí va el matrimonio más honorable de la ciudad. ¿No sabes de su fama?
- Fíjate que a lo mejor ni me crés, pero te lo voy a contar. Nomás pa' que veas cómo es la gente dizque honorable. ¿Te acuerdas que trabajé como mozo en la casa de los Morales?