honestamente

honestamente

adv. Con sinceridad, de corazón honestamente, no puedo aprobar tu conducta. sinceramente
Traducciones

honestamente

honestly

honestamente

honnêtement

honestamente

ADV
1. (= sinceramente) → honestly
dime honestamente lo que piensastell me honestly what you think
2. (= honradamente) → honourably, honorably (EEUU)
cumple honestamente con su debershe carries out her duty honourably
se comportó honestamente y nos devolvió lo nuestrohe did the decent thing and gave us back what was rightly ours
3. (= decentemente) → decently
Ejemplos ?
Mi hijo podría haber sido también uno de esos chicos capturados por esa dictadura. ¿Cómo puede alguien moralmente y honestamente plantearnos a nosotros que somos eso?
Estando privado de toda ingerencia en ellos el gobierno, debeis tranquilizaros por completo serán prudentes y honestamente administrados; serán administrados por directores de Londres o de Pekín, ha quienes sobra a lo que a nuestros patricios le falta: tino y honradez.
Yo respeto su juicio y creo, con ellos, que cualquier esfuerzo por mejorar la condición social por la formación de sociedades o cualquier combinación artificial (a pesar de su ingenioso diseño, las buenas intenciones que animen a sus promotores o lo honestamente dirigido que se halle el emprendimiento) terminará por derrotar sus propios fines y defraudará a todos los que se hallen comprometidos en ella.
De todas las cosas del mundo aparta y olvida su amor, correspondido, teniéndole todo en poco y tratándole con desprecio. ¡Qué ojos tan hermosos honestamente!
Tal argumentación me parece inconsistente para justificar la proposición que se hace, ya que la defensa de los intereses de la nación en el proceso de desarrollo económico social y cultural, no queda a cargo ni bajo la responsabilidad de los empleados, sino de los funcionarios y dirigentes de confianza de la banca ahora estatizada, y la seguridad y estabilidad de la política financiera sólo la puede dar el propio Estado mediante políticas convenientes, democráticas y honestamente puestas en práctica.
Soy un poco frenólogo, y he deseado a menudo haber tenido la oportunidad de examinar los desarrollos craneales de los filántropos del siglo diecinueve que creían honestamente en esto, si alguno de ellos de hecho lo creía honestamente." "Por cierto," dije, "las mujeres de espíritu elevado, incluso en mi época, objetaban la costumbre que requería que tomasen los apellidos de sus maridos al casarse.
Diciembre 6, 1933 Ciudadano Lázaro Cárdenas: ¿Protestáis, por vuestro honor de ciudadano, cumplir con el Programa de Principios los Estatutos del Partido Nacional Revolucionario, así como con el Plan Sexenal de Gobierno del mismo, aprobado por esta Convención, y con los acuerdos que del mismo Partido emanen, y desempeñar leal y honestamente vuestro cargo de candidato de nuestro Partido a la Presidencia de la República, para el período 1934-1940, que esta propia Asamblea os ha conferido, mirando siempre por la consolidación de la Revolución Mexicana?
Confiamos en su esfuerzo y en su patriotismo para responderle a México que su industria eléctrica se manejará bien, en beneficio del país; honestamente, en beneficio del pueblo; esforzadamente, en beneficio de México.
Rabelais propugna un retorno de la vida a las leyes naturales: nada de ayunos, nada de casticidad, nada de votos perpetuos (los religiosos y religiosas de Theleme pueden desposarse honestamente y abandonar la comunidad cuando lo deseen); pero, al mismo tiempo, afirma la exigencia del trabajo intelectual: los telemitas, hombres y mujeres, representan un pequeño muestrario: saben leer y escribir, cantar y hacer música, hablar cinco o seis lenguas, componer en prosa y en verso y alternar sus recesos con los estudios, disfrutando del modo más sabio de su absoluta libertad.
Acabó usted resueltamente, y con el beneplácito de la nación entera, con un dualismo político estorboso para la unidad de su administración; estorboso porque cargaba desde hace tiempo un lastre harto pesado para quien, como usted, anhelaba gobernar honestamente y sin afanes de lucro.
Señora mía, si sabéis qué es amor, y algún tiempo le tuvistes, y ahora le tenéis a vuestro esposo, doleos de mí, que amo tierna y honestamente al mío.
En efeto, señor corregidor, mi causa se concluya: yo maté al que me quiso quitar la honra; yo adoro a esa gitana, moriré contento si muero en su gracia, y sé que no nos ha de faltar la de Dios, pues entrambos habremos guardado honestamente y con puntualidad lo que nos prometimos.