hondura


También se encuentra en: Sinónimos.

hondura

1. s. f. Cualidad de hondo la hondura de un pozo; la hondura de la piscina es de tres metros en este extremo. bajura, depresión, hondo, profundidad altura
2. meterse alguien en honduras coloquial Tratar de cosas profundas y dificultosas sin bastante conocimiento de ellas habla de lo que sepas y no te metas en honduras.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

hondura

 
f. Profundidad de una cosa.
Meterse en honduras. fig. Tratar de cosas profundas sin conocimiento de ellas.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

hondura

(on'duɾa)
sustantivo femenino
1. distancia entre el fondo de una cosa y un punto que se toma como referencia la hondura de un lago
2. sentimientos, sensaciones intensidad de un sentimiento o sensación que provoca la alteración del ánimo La hondura de su temor se percibía en sus gestos y movimientos ansiosos.
3. pensamientos, ideas complejidad de un pensamiento o idea que hace difícil su comprensión La hondura de la obra de Kafka favorece múltiples interpretaciones.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

hondura

sustantivo femenino
profundidad, quintos infiernos, de la la Tierra. altura, excelsitud.
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

hondura

depth

hondura

Tiefe

hondura

profondeur

hondura

diepte

hondura

عمق

hondura

βάθος

hondura

дълбочина

hondura

深度

hondura

深度

hondura

Hloubka

hondura

dybde

hondura

עומק

hondura

深さ

hondura

깊이

hondura

djup

hondura

SF
1. (= profundidad) → depth, profundity (frm)
2. (= lugar) → depth, deep place
meterse en hondurasto get out of one's depth, get into deep water
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
En Angostura, el agua tiene la hondura de un concepto y acaso aquí es el río la sombra de Bolívar, metáfora del alma que no cabe en el cuerpo.
Llegaba luz dïurna a aquella hondura, mas poca procedente de la entrada, sino más bien de una abertura hecha a modo de ventana a la derecha.
Ven en el alba colores Y en el llano hierba y flores, Sombra, del valle en la hondura, Y en el aire ruiseñores, Y peñascos en la altura.
Y allá por entre las peñas Del valle opaco en la hondura, Se oye el ronco son del agua Del Tajo, que se derrumba Entre los rudos peñascos Alzando hervorosa espuma.
Tan empinado es el talle del sitio sobre que estriba, que se hace muy cuesta arriba el andar por cualquier calle; no hay hombre que no se halle la vista en tierra clavada, porque es cosa averiguada que el que anda sin atención, cae, sino en la tentación, en una cosa privada. Hacen a Quito muy hondo una y otra rajadura y tendiendo tanta hondura, es ciudad de ningún fondo.
¿Lloras? Pues si es de ternura, deja ese llanto correr, que es un riego de dulzura, hijo de la fresca hondura del manantial del placer.
Hasta el hosco pastor de mis ganados, que ha medido la hondura de mi pena, si llego a su majada baja los ojos y ni hablar quisiera; y dice al despedirme: «Ánimo, amo; «haiga» mucho valor y «haiga pacencia...» Y le tiembla la voz cuando lo dice, y se enjuga una lágrima sincera, que en la manga de la áspera zamarra temblando se le queda...
Hagámoslo así porque el silencio es el lugar en donde se recoge y brota la palabra verdadera, es la hondura profunda del sentido, es lo que nos hermana en medio de nuestros dolores, es esa tierra interior y común que nadie tiene en propiedad y de la que, si sabemos escuchar, puede nacer la palabra que nos permita decir otra vez con dignidad y una paz justa el nombre de nuestra casa: México.
4.5. Otra parte cayó en terreno pedregoso, donde no tenía mucha tierra, y brotó en seguida por no tener hondura de tierra; 4.6. pero cuando salió el sol se agostó y, por no tener raíz, se secó.
Y allá por entre las peñas (29) Del valle opaco en la hondura Se oye el ronco son del agua Del Tajo que se derrumba, Entre los rudos peñascos Alzando hervorosa espuma.
Salió de un lugar donde estaba aposentado un diablo de marca mayor, corcovado y cojo, y arrojándolos en una hondura muy grande dijo: -Allá va leña.
Al caer la tarde el pozo quedó terminado. Tenía cuatro metros de hondura y dos de diámetro y del fondo del agua borbotaba lentamente.