hombre de ciencia

Traducciones

hombre de ciencia

scientist
Ejemplos ?
El doctor Javier Pulgar Vidal, hombre de ciencia e ilustre maestro universitario fue el gestor de la universidad; lo acompañaron Ramiro Prialé, Jesús Véliz Lizárraga, César Solís, Manuel Gutiérrez Aliaga y Luis Vega Fernández en la redacción y firma de la escritura de fundación.
Después de algunos meses de pasantía con un abogado, marchó a París en noviembre de 1831 para estudiar Derecho y fue allí huésped de André-Marie Ampère, el célebre hombre de ciencia que influyó extraordinariamente sobre el joven.
Durante la época en la que fue Director de la Academia General Militar de Zaragoza, no olvidó su carácter universitario y de hombre de Ciencia e hizo todo lo posible por intensificar los lazos de unión entre la Academia y la Universidad mediante reuniones, conferencias y fiestas en común que beneficiaron a ambos centros.
Nacido en 1206 en Baviera, teólogo, filósofo y hombre de ciencia Alberto Magno es una de las figuras decisivas del pensamiento medieval.
Dijo Arturo Ardao que Frugoni resultó ser, a la vez y con profunda unidad, hombre de ciencia, hombre de arte y hombre de acción." Cuando se le nombra Embajador de Uruguay en la Unión Soviética, el doctor Eduardo Rodríguez Larreta, destacó que “las ideas de Frugoni han impreso un sello indeleble –dijo- a la evolución del pensamiento nacional”.
En Ozumba nació, hijo de Juan Felipe de Alzate y Josefa María Almirez Antillanas, el célebre hombre de ciencia Don José Antonio Alzate y Ramirez el 21 de noviembre de 1737, quien se interesó por la ciencias naturales, con lo que se ganó el honor de ser el único socio novohispano de la Real Academia de Ciencias de París.
Abelardo insistió en casarse con Eloísa, quien se oponía por considerar que un hombre de ciencia no podría dedicarse a una familia, y finalmente la boda se celebró en secreto.
Empleado en su labor gustosamente Envejeció; sus canas, su experiencia Y su virtud le hicieron, finalmente, Respetable varón, hombre de ciencia.
Les he reunido con el fin de solicitar su ayuda y consejo..., cosas ambas que, conocida su proverbial amabilidad, espero recibir. Soy hombre de ciencia, de libros...
Era gran partidario de que el hombre de ciencia corriera mucho mundo, conociera muchas gentes, costumbres, ideas, etc., etc., pero él no se movía.
Recordamos, en efecto – para sólo citar un ejemplo palmario de tal correspondencia – que allá por 1890 se encontró por la zona de Soriano que posee los nombres anteriormente apuntados, la pieza lítica conocida por “antropolito de Mercedes”, acerca de la cual se ha pronunciado un prestigioso hombre de ciencia de nuestros días, diciendo al describirla: “La cara de este antropolito tiene gran parecido con muchas esculturas del Pacífico y especialmente con ciertos ejemplares de arcilla y piedra del llamado horizonte arcaico de México y Centro América”.
La burguesía despojó de su halo de santidad a todo lo que antes se tenía por venerable y digno de piadoso acontecimiento. Convirtió en sus servidores asalariados al médico, al jurista, al poeta, al sacerdote, al hombre de ciencia.