homérico

(redireccionado de homérica)

homérico, a

(De Homero, poeta griego.)
1. adj. LITERATURA De este poeta o de su obra.
2. literario Que es extraordinario por lo espectacular, ruidoso o aparatoso soltó una sonora carcajada homérica.

homérico, -ca

 
adj. Relativo a Homero.
Parecido a las dotes o cualidades de este poeta.

homérico, -ca

(o'meɾiko, -ka)
abreviación
que está relacionado con el poeta griego Homero las epopeyas homéricas
Traducciones

homérico

omerico

homérico

ADJHomeric
Ejemplos ?
El nuevo libro del general Mitre encarna más que el muy plausible propósito de levantar imperecedero monumento á la memoria del compatriota, el de historiar, con imparcial y jus- ticiera pluma, los magnos días de la homérica lucha por la In- dependencia.
En lo que se denomina filosofía del arte falta habitualmente uno de ambos: o la filosofía o el arte. : Bodmer gusta de llamar homérica a toda comparación que es simplemente larga.
Todos ellos ahora pueblan la misma fosa inlocalizable, mas ubicua en fantasías de sus cuerpos elevados por esas mentes mañosas que defienden conveniencias de capillas y promueven la esperanza de otra vida que no existe en la desnuda realidad de sus rezos demagógicos -ambiciones pardas- Vicarios que se creen la voz viviente de los grandes, homérica ficción de película filmada para saldar el hambre de ilusiones a lo Cecil B.
Homero canta las genealogías griegas, Moisés las genealogías del género humano; Homero cuenta las peregrinaciones de un hombre, Moisés las peregrinaciones de un pueblo; Homero nos hace asistir al choque violento de la Europa y del Asia, Moisés nos pone delante las maravillas de la creación; Homero canta a Aquiles, Moisés a Jehová; Homero desfigura a los hombres y a los dioses, sus hombres son divinos y sus dioses humanos; Moisés nos muestra sin velo el rostro de Dios y el rostro del hombre. El águila homérica no subió, más alta que las cumbres del Olimpo ni voló más allá de los griegos horizontes.
Entre la epopeya homérica y la bíblica, entre Homero y Moisés, hay la misma distancia que entre Júpiter y Jehová, entre el Olimpo y el cielo, entre la Grecia y el mundo.
Que libre de hambre y peste por tus tesoros y tu ciencia, jamás enemigas huestes te combatan. Tu preeminencia sea siempre mayor, y homérica voz de tu genio viril por ti diga el triunfo de América.
"Cuando don Tomás Gómez, agrega el héroe narrador con su sencillez homérica, cuando don Tomás Gómez, acompañado de Cheveste y de don Manuel Lavalleja, llegó con los deseados caballos, (eran las nueve de la mañana) hubo muchos de nosotros que se abrazaron al pescuezo de los animales, dándoles besos, como si fueran sus queridas." ¡Oh!
El águila del Sinaí subió hasta el trono resplandeciente de Dios y tuvo debajo de sus alas todo el orbe de la tierra. En la epopeya homérica, todo es griego: griego es el poeta, griegos son los dioses, griegos los héroes.
Por más que un Rómulo crítico desprecie tu numen poético, porque envidioso y raquítico le irrita todo lo atlético; levanta tu voz homérica, y siempre entusiasta y lírico, entre tu mano colérica, rompe su dardo satírico.
Cuando los carceleros extrajeron a su jefe de la pila, chorreando de agua y enlodado de la cabeza a los pies, una carcajada homérica estalló entre los detenidos.
Cruz, en el apogeo de su fealdad, se me aparecía como la personificación del ídolo japonés que había visto en el Instructor, y al recordarlo me causaba una risa, tan homérica y contagiosa, que ella misma me acompañaba en mis carcajadas, diciendo candorosamente sin saber la causa de mi alegría: ¡El niño Pachito sí que está contento!
-Sí, vení nu más -dijo Linarotti, blandiendo la botella; esperó que se acercara el sargento y se la tiró; pero el otro, vivo como gato montés, le tenía clavada la vista y, más ligero que el proyectil, se agachó; la botella se fue a estrellar en la pared, por suerte sin herir a nadie; el sargento se abalanzó, y ayudado por dos milicos que agarraban al piamontés uno por las piernas, otro por los brazos, lo volteó. Pero cuando se trató de alzarlo al vagón que servía de cárcel provisional fue una lluvia de patadas y de puñetazos homérica.