hogaza

(redireccionado de hogazas)
También se encuentra en: Sinónimos.

hogaza

(Del lat. focacia, panecillos cocidos bajo la ceniza del hogar.)
1. s. f. Pieza de pan grande y generalmente de forma circular compra una hogaza de pan.
2. Pan de salvado o de harina mal tamizada.

hogaza

 
f. Pan grande, gralte. redondo.
Pan hecho con salvado o harina mal cernida.

hogaza

(o'γaθa)
sustantivo femenino
pieza de pan grande que tiene forma redondeada una hogaza de pan de campo
Traducciones

hogaza

focaccia

hogaza

bochenek

hogaza

хляб

hogaza

bochník

hogaza

כיכר

hogaza

パン

hogaza

덩어리

hogaza

limpa

hogaza

SFlarge loaf
Ejemplos ?
Igualmente es común hallar representaciones de Santa Isabel, donde está rodeada de gente pobre o enferma, aunque casi como motivo fijo se halla el cesto lleno de rosas o de hogazas de pan.
Entre los dulces destacan: "tortas sainosas" de Carnaval; "monas de Pascua"; "hogazas" con nueces, almendras, cacahuetes y pasas; turrón casero de almendras, cacahuete y miel, pasteles de boniato.
Esta forma de rellenar el pan da lugar a una familia muy amplia de alimentos denominado dumplings: empanadas, hogazas, el dampfnudel, el calzone.
También era frecuente el horno en la propia cocina y la artesa donde se elaboraban las hogazas cada semana o más días y que eran el suministro de pan de la familia.
Frutales, manzanas, uvas, castañas y nueces.;Níscalos.:Recogidos en los pinares cercanos con otoños húmedos.;Pan casero.:Cocido en horno de leña de jara y encina o roble, hogazas.;Bollo frito.:Masa de pan ya fermentada, frita en aceite de oliva y espolvoreada con azúcar.
No se prepararon campos de prisioneros de ningún tipo —a los prisioneros se les dejó a la intemperie rodeados por alambre de espino— y apenas se les dio de comer o beber —los guardias se divertían viendo cómo los prisioneros se peleaban entre ellos cuando les lanzaban algunas hogazas de pan—.
Las wawas, hogazas o panes grandes de trigo, moldeados y adornados con forma de niño pequeño o bebé, a veces rellenas de dulce, que se elaboran y se consumen en la fiesta de Todos los Santos, el 1 de noviembre.
Una criada arreglaba la maleta de Manuel mientras se servía el desayuno. Ponía mi madre carne fría en las hogazas y humeaba el té en las jícaras.
Era un viejo dulce y bueno, y hacía muchos años, al decir de mi madre, que llegaba todos los días, a la misma hora, con el pan calientito y apetitoso, montado en su burro, detrás de dos capachos de cuero, repletos de toda clase de pan: hogazas, pan francés, pan de mantecado, rosquillas… Mi madre escogía el que habíamos de tomar y mi hermana Jesús lo recibía en el cesto.
Sería, pues, una insolencia exigir de la revolución que renovara el milagro de pan y peces, ó que convirtiera las piedras en hogazas.
La idea del pan falto se le fijó en la mollera, y tanto fue y vino y tanto clamó y aun chilló, que el alcalde de la ciudad le llamó a su despacho, y después de una larga entrevista, en la que hizo gala de su amor al pueblo, a la justicia y a las hogazas cabales, le nombró inspector del peso del pan.
Manifestó luego medio queso de Flandes, y una olla de famosas aceitunas, y un plato de camarones, y gran cantidad de cangrejos, con su llamativo de alcaparrones ahogados en pimientos, y tres hogazas blanquísimas de Gandul.