historiador

(redireccionado de historiadores)
También se encuentra en: Sinónimos.

historiador, a

s. HISTORIA, OFICIOS Y PROFESIONES Persona que está especializada en el estudio de la historia. cronista, historiógrafo

historiador, -ra

 
m. f. Persona que escribe historia.

historiador, -ra

(istoɾja'ðoɾ, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
professions persona preparada profesionalmente par el estudio de la historia Algunos historiadores son pesimistas con respecto a la gran crisis política actual.
Sinónimos

historiador

, historiadora
sustantivo
Traducciones

historiador

historian

historiador

storico

historiador

مُؤرِّخ

historiador

historik

historiador

historiker

historiador

Historiker

historiador

historiantutkija

historiador

historien

historiador

povjesničar

historiador

歴史家

historiador

역사가

historiador

historicus

historiador

historiker

historiador

historyk

historiador

historiador

historiador

историк

historiador

historiker

historiador

นักประวัติศาสตร์

historiador

tarihçi

historiador

sử gia

historiador

历史学家

historiador

историк

historiador

歷史學家

historiador

SM/F
1. (= estudioso) → historian
historiador(a) de arteart historian
2. (= cronista) → chronicler, recorder
Ejemplos ?
En mis pesquisas no he encontrado ningún dato que confirme esta versión de Miller, no tomada en cuenta hasta ahora por los historiadores de su país.
El juicio de Suetonio y de los demás historiadores en César dejo por remitirme al contexto de su obra, de que habla cada uno, conforme su dictamen, con afición o aborrecimiento de Marco Bruto.
Por lo general afirman que su propósito desde el principio era el de la separación, pero de ello no ha quedado rastros en los hechos ni en los documentos. Sobre Bolívar, por ejemplo, hay una verdadera leyenda, que el tiempo y el trabajo de los historiadores va desvaneciendo.
En rigor, puede afirmarse que la comprobación de los orígenes del movimiento juntista americano y el de sus primeras formas institucionales en España, las ideas reformistas y la evolución por la acción de minorías hacia la independencia se debe a Ferreiro quien fue el primero que puso en evidencia el proceso. :El Uruguay ha tenido en el pasado grandes historiadores, casi todos ceñidos a la historia uruguaya.
Cabrera se unieron ulteriormente, también como delegados, el señor José Isasa y los doctores José Roque Savid y Miguel Calixto del Corro. Esta versión ha sido seguida en general por nuestros historiadores, pero es, sin embargo, equivocada.
Los historiadores de cuño unitario-argentino y también orientales – se mantuvieron indisculpablemente fieles a ese legado, y por su culpa décadas y décadas vivimos bajo la presión del tremendo engaño… Pero la verdad siempre logra abrirse camino, su oscurecimiento u ocultamiento, aunque dure siglos, no es jamás definitivo.
Ademas de que el estudio que he hecho de la lengua Arabe me permite leer estos nombres en la lengua africana, y escribirlos en la castellana con las mismas letras que en aquella, los he consultado con personas mas entendidas que yo, árabes de raza, educadas en Africa, y para quienes el árabe es lengua materna: escribo sin embargo muchos en la forma incorrecta que les han dado los historiadores cristianos, para no desfigurar á la vista del lector lo que ya están confirmados, por decirlo así, por la tradicion.
A propósito de su embajada, muchos historiadores refieren con gran seriedad la fábula siguiente:-— Los habitantes de Tumbes aceptaron la amistad de los españoles, convencidos de que eran seres divinos; pues habiéndole echado un tigre al embajador Pedro de Candia para que lo devorase, éste amansó a la fiera presentándole la cruz que llevaba en la mano.
L PRIMER GRAN MAIUSCAL El nombre del primer peruano que invistió, en la patria, la alta clase de Gran Mariscal del ejército, es casi desconocido para la generación actual. Aun los historiadores de la época de la Independencia apenas si hacen de él mención.
De la moralidad irreprochable de Lavalleja, dice claramente su actitud en Bagé cuando los soldados de Alvear entraron a saco en las casas del villorio abandonado, seguidos de algún jefe porteño de alta graduación, como Mansilla, Rodríguez no tenía en haber ninguna victoria y Lavalleja tenía la muy reciente y resonante de Sarandí; “ combate de caballería ” a juicio de los historiadores porteños que hacen pedestal para la gloria indiscutible de Belgrano, con Salta y Tucumán, “ combates de caballería ” también que no tuvieron más trascendencia… ¡y no contemos a Rondeau, estratega de Sipe-Sipe, ni al propio Alvear, vencedor auténtico de Otorgués en Marmarajá y dudosamente conciente de Barbacena en Ituzaingó!
Cumple á la Historia narrar los sucesos secamente, sin recu- rrir á las galas de la fantasía, y apreciarlos, desde el punto de vista filosófico social, con la imparcialidad de juicio y ele- vación de propósitos que tanto realza á los historiadores mo- dernos Macaulay, Thierry y Modesto de Lafuente.
Cuando comparo entre los historiadores contemporáneos á Ferrer del Río, por ejemplo, historiador de Carlos IV, alam- bicado en la frase, de un purismo amanerado, y con criterio propenso siempre á apreciaciones inexactas, con don Bartolomé Mitre, historiador de San Martín y de los magnos días de lu- cha por la autonomía de un mundo, con su estilo llano y ele- gente, con su envidiable tino para compulsar documentos sa- cando de ellos el jugo animador de la narración, y con su ningún apasionamiento para deducir lo que se entiende por filosofía de la historia, siéntome como hijo de esta gran patria americana, íntimamente satisfecho y gozoso.