hipostático

(redireccionado de hipostática)
Búsquedas relacionadas con hipostática: hipostasiar

hipostático, -ca

 
adj. filos. y teol. Perteneciente a la hipóstasis.
Traducciones

hipostático

ipostatico
Ejemplos ?
l diofisismo (en griego δυοφυσῖται), también llamado difisismo es un término teológico usado para identificar un punto de vista particular de la cristología, que entiende que en la persona de Jesucristo existen dos naturalezas y dos voluntades, divina y humana, al mismo tiempo, según la doctrina del Concilio de Calcedonia de la unión hipostática.
Éste había usado la fórmula mone physis, pero en el sentido en que luego la entendería la teología posterior, o sea, como unión hipostática, unión de las dos naturalezas de Cristo en una persona divina.
Este punto de vista que él era «la unión de lo divino y lo humano» (unión hipostática) se opone tanto al adopcionismo (que Jesús era sólo un humano) como al docetismo (que Cristo era solamente divino).
La unión hipostática es, según la teología cristiana, la unión entre el Verbo de Dios y una naturaleza humana en la única persona del Hijo de Dios.
El calificativo de hipostática que se da a la unión, en Jesús de Nazaret, de la naturaleza humana y la divina alude al hecho de que se trata de una unión según la hipóstasis/persona del Verbo o Hijo de Dios; vale decir, si bien tanto la naturaleza divina como la humana mantienen todos los atributos que les son propios, de modo, por ejemplo, que se puede decir que, en Jesús de Nazaret, se dan dos voluntades, dos entendimientos y dos naturalezas (todas a la vez divinas y humanas), forman con todo, una sola persona, un único centro de imputación de conducta, y esta persona corresponde al Verbo de Dios encarnado, el Dios-hombre.
La unión hipostática es un término técnico que designa la unión de las dos naturalezas, divina y humana, que en la teología cristiana se atribuye a la persona de Jesús.
Continúa poco después: "Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad." La exégesis cristiana de estos versículos los convierten en fundamento central del dogma cristiano de la Encarnación del Verbo o de Jesucristo; que requiere también la definición de la unión hipostática (la de las dos naturalezas, humana y divina, de Jesucristo, un ser completamente divino y completamente humano, aunque manteniendo la distinción entre su divinidad y su humanidad).
El escrito contra los Triteístas y Juan Filópono De Incircumscripto, donde expresa que Dios está en todas partes y continuamente presente en lo creado De divina incarnatione, donde toca el tema de la unión hipostática de las dos naturalezas distintas e inconfusas De passione et impassibilitate, y De resurrectione.
Cuando Zuinglio excluyó la posibilidad de la presencia real por la incapacidad de la naturaleza humana de Cristo para bilocarse o estar en otra parte que no fuera un lugar concreto, Lutero reafirmó la integridad de la unión hipostática: Cristo no está dividido y dondequiera que esté es Dios, incluso como hombre.
Shelley, influido por la teoría hipostática de Plotino, creía que el poeta era capaz con su arte de fundirse con la belleza ideal, con una entidad superior que denominaba «el Único»: «un poeta participa de lo eterno, lo infinito y del Único».
Ambos pueblos comenzaron con una estrategia religiosa de exclusión, aprovechando la circunstancia de las sutiles diferencias teológicas y rituales (unión hipostática, trinidad, bautismo por inmersión) para proscribir incluso los matrimonios mixtos (lo que garantizaba la segregación de los invasores, minorías dominantes, de los hispanorromanos, mayoría dominada).
La posibilidad de que la sustancia espiritual sólo sea numéricamente distinta entre unos y otros. La ambición de la unión hipostática como el pecado de los ángeles caídos.