hiperinflación


Búsquedas relacionadas con hiperinflación: deflacion, estanflación, desempleo, recesion

hiperinflación

s. f. ECONOMÍA Subida muy rápida y continuada del nivel de precios que provoca la pérdida constante del valor del dinero, característica de los períodos de posguerra o de crisis económico-políticas.

hiperinflación

 
f. econ. Proceso de inflación acelerada, producido cuando un aumento de precios provoca una inmediata subida de salarios, la cual, a su vez, incide nuevamente en los precios.
Traducciones

hiperinflación

SFrunaway inflation, hyperinflation
Ejemplos ?
El Gobierno de la República convocó nuevamente, como lo hizo desde el origen mismo del Pacto, a que se tuviera un amplio diálogo entre las partes; a que se sopesaran pros y contras de las distintas fórmulas que podrían adoptarse para esta nueva concertación. El Gobierno de la República convocó a este Pacto desde los días de noviembre, en que la hiperinflación era una amenaza real.
Probablemente hubiese sido también posible combatir la hiperinflación sólo con medidas de Gobierno, pero las actitudes que hemos encontrado de parte de obreros, campesinos y empresarios, han ayudado a que la lucha contra la inflación, y ahora como lo vemos a su sensible descenso, no haya sido acompañada de un grave y profundo fenómeno recesivo.
Reorganizar desde sus bases todo el aparato productivo, hacer renacer la agricultura, renovar la maquinaria, detener la hiperinflación, etc., será una tarea que exigirá enormes sacrificios.
Todos, pues, hacemos sacrificios, limitamos pretensiones, afectamos nuestros propios intereses; no podemos presentar este Pacto como una solución de los problemas de manera inmediata, pero sí podemos presentar el Pacto y el programa que el mismo implica como un gran esfuerzo de toda la sociedad, que persigue un fin fundamental: evita que caigamos en una situación francamente hiperinflacionaria, que nos dañaría no sólo a la economía sino a la misma sociedad, y de la cual sería muy difícil salir después, más difícil todavía de lo que ahora nos cuesta evitar la hiperinflación, como lo hemos visto en el caso de otros países.
El crecimiento inmediato está limitado por las bajas tasas de inversión en los últimos años, una recuperación súbita propiciaría un desbalance que no llevaría nuevamente a los umbrales de la hiperinflación; no podemos forzar el paso, por ello, especial atención recibirá en el próximo año la consolidación de una estabilidad de precios indispensables para el desarrollo sostenido.
El Pacto, pues, además de haber logrado alejarnos de la hiperinflación y lograr el descenso de la inflación a un ritmo, inclusive, mayor del que habíamos avizorado a finales del año próximo, ha evitado fenómenos recesivos que hubiesen perjudicado gravemente, sobre todo a las clases de menores ingresos, pero que también hubiesen dañado a la planta productiva y al empleo.
Estas condiciones especulativas contagiaron rápidamente al resto de la economía, propiciando una aceleración de la inflación, que amenazaba con volverse hiperinflación descontrolada.
Esta primera gestión de gobierno se caracterizó por la peor crisis económica en la historia del país con una insólita hiperinflación, un recrudecimiento de los embates del terrorismo liderado por Sendero Luminoso, y por diversos actos de corrupción que involucraban a gente del régimen que repercutió en un gran descontento social.
Llegaría al gobierno años después, siendo reconocido este periodo, en materia económica, como uno de los más difíciles en la historia del país, debido a la hiperinflación.
En 1989, en medio de la crisis económica nacional desatada durante el gobierno de Raúl Alfonsín que llevó a la hiperinflación, se produjeron en la ciudad saqueos a supermercados.
Sin embargo, tampoco pudo acabar con los problemas económicos del país: la crisis económica alcanzó su peor nivel, con una hiperinflación galopante (producto de la emisión masiva de moneda sin respaldo) y escasez de alimentos, en medio del aumento de la actividad terrorista.
Para enfrentar la crisis económica y la hiperinflación, Fujimori aplicó el llamado fujishock, siguiendo las directivas del Fondo Monetario Internacional.