hipófisis


También se encuentra en: Sinónimos.

hipófisis

(Del gr. hypo-, debajo + physis, naturaleza.)
1. s. f. ANATOMÍA Glándula u órgano de secreción interna, situada en la base del cráneo, cuya actividad regula el funcionamiento de otras glándulas, como las relacionadas con el crecimiento, el desarrollo sexual y otras funciones. glándula pituitaria
2. BOTÁNICA Última célula del tejido suspensor del embrión en las plantas angiospermas.
NOTA: En plural: hipófisis

hipófisis

 
f. anat. Glándula endocrina, de pequeño tamaño, situada en la parte anteroinferior del cráneo en una excavación del esfenoides (silla turca), unida al hipotálamo por medio del tallo hipofisario. Se llama también glándula pituitaria. Segrega numerosas hormonas que regulan el funcionamiento de otras glándulas endocrinas.

hipófisis

(i'pofisis)
sustantivo femenino
anatomía glándula de secreción que está en la base del cráneo La hipófisis se encarga, entre otras funciones, de regular la actividad sexual.
Sinónimos

hipófisis

sustantivo femenino
Traducciones

hipófisis

Hypophyse

hipófisis

ipofisi

hipófisis

f pituitary gland, pituitary (fam)
Ejemplos ?
a neurocirugía es la especialidad médica que se encarga del manejo quirúrgico (incluyendo la educación, prevención, diagnóstico, evaluación, tratamiento, cuidados intensivos, y rehabilitación) de determinadas enfermedades del sistema nervioso central, periférico y vegetativo, incluyendo sus estructuras vasculares; la evaluación y el tratamiento de procesos patológicos que modifican la función o la actividad del sistema nervioso, incluyendo la hipófisis y el tratamiento quirúrgico del dolor.
Su producción se desencadena por un estímulo procedente desde la hipófisis vía sanguínea, la LH (hormona luteinizante), la cual al unirse a su receptor de membrana en las células de Leydig producirá un aumento de la concentración de AMPc en el citoplasma, que como consecuencia producirá la expresión de unos genes a proteínas, las cuales son las enzimas que catalizan las reacciones desde colesterol a testosterona.
El hipotálamo produce, entre otras: la hormona liberadora de gonadotropina, que estimula la liberación de la hormona luteinizante (LH) y foliculoestimulante (FSH) de la hipófisis, las hormonas liberadoras e inhibidoras de la prolactina.
La testosterona o la DHT inhiben también en el hipotálamo la producción de los factores de liberación de gonadotropinas hacia el sistema portal hipotálamohipofisario. Los factores de liberación (GnRH) son los que estimulan finalmente la secreción de LH y FSH en la hipófisis anterior.
En caso de hipopituitarismo (insuficiencia global de la hipófisis anterior) los andrógenos pueden administrarse conjuntamente con somatotropina, tiroxina y un corticosteroide.
El desarrollo normal muestra por primera vez un pico de testosterona entre las semanas 11 y 16 de gestación (concentración algo mayor a 230 ng/dl) y al final de la gestación, esto último debido a la retroalimentación negativa en la hipófisis producido por el elevado nivel de estrógenos maternos.
El síndrome de Cushing afecta a varios sistemas y órganos, y se caracteriza por una hipersecreción de cortisol (generalmente debido a una hiperplasia de la hipófisis).
La hipófisis y el hipotálamo están conectados por un sistema capilar denominado sistema portal, el cual proviene de la arteria carótida interna y del polígono de Willis e irriga primero al hipotálamo formando el plexo capilar primario, que drena en los vasos porta hipofisiarios que a su vez forman el plexo capilar hipofisiario.
Estas hormonas son: somatoliberina o somatocrinina (GHRH): estimula la secreción de la hormona del crecimiento (GH) por parte de la hipófisis; corticoliberina (ARH): estimula la secreción de hormona adrenocorticotropa (ACTH) por parte de la hipófisis; tiroliberina (TRH): estimula la secreción de tirotropina (TSH) por parte de la hipófisis; gonadoliberina (LHRH): estimula la secreción de hormona luteinizante (LH y hormona foliculoestimulante (FSH por parte de la hipófisis; hormona inhibidora de la GH (GHIH) o somatostatina: inhibe la secreción de la hormona del crecimiento (GH) por parte de la hipófisis.
Hay que tener en cuenta que la regulación de la secreción de las hormonas hipofisiarias se realiza mediante un mecanismo de retroalimentación negativa, el cual se establece entre el hipotálamo, la hipófisis y los receptores específicos para cada hormona, localizado en los órganos diana.
El proceso se realiza en el momento en que el sistema nervioso central recibe un estímulo, el hipotálamo recibe parte de ese estímulo y actúa sobre la hipófisis, a su vez, el hipotálamo secreta las respectivas hormonas en la adenohipófisis o libera las de la neurohipófisis; estas se incorporan a la circulación, viajan por medio de la sangre y son captados por receptores específicos ubicados en los órganos diana, un ejemplo es la captación de la TSH por parte de los lóbulos tiroideos de la glándula tiroides.
En ese momento el órgano diana,que en todo caso es cualquiera de las glándulas endocrinas comienzan a secretar sus propias hormonas, con lo que se envía un estímulo al sistema nervioso, específicamente al hipotálamo, o directamente a la hipófisis con lo cual se contrarresta el estímulo inicial.