hipérbaton


También se encuentra en: Sinónimos.

hipérbaton

(Del gr. hyperbaton < hyperbatino, pasar por encima.)
s. m. RETÓRICA Figura de construcción que consiste en alterar el orden lógico de las palabras en la frase.
NOTA: En plural: hipérbatos

hipérbaton

 
m. gram. Figura de construcción o sintáctica que consiste en alterar el orden habitual de las palabras en el discurso.
Sinónimos

hipérbaton

sustantivo masculino
transposición, anástrofe.
Anástrofe se utiliza cuando el hipérbaton es extremadamente violento.
Traducciones

hipérbaton

iperbato

hipérbaton

SM (hipérbatos (pl)) → hyperbaton
Ejemplos ?
Entre adjetivos y nombres el orden de los adjetivos puede influir en que el adjetivo restrinja el posible referente o simplemente califique::(3a) domus nova, 'la casa nueva que alguien construyó':(3b) nova domus, 'una casa que se ve como nueva' Hay que recordar que en latín se usa mucho el hipérbaton, sobre todo en poesía, por lo cual el orden de los constituyentes no es de vital importancia.
A fin de darle un aire de renovación a su poesía, introduce algunas innovaciones técnicas y le imprime su muy particular sello. La poesía sorjuanesca tiene tres grandes pilares: la versificación, alusiones mitológicas y el hipérbaton.
l hipérbaton o hipérbato es una figura de dicción, o figura literaria, que consiste en la alteración del orden lógico de las palabras en una oración.
Menos artísticamente, se usa también por las razones métricas de situar un acento necesario, facilitar una sinalefa o hacer posible una rima. En Rima LIII, de Gustavo Adolfo Bécquer, hay muchos cambios en la sintaxis, por lo que es un buen ejemplo del hipérbaton.
El hipérbaton usado por Bécquer también puede notarse en este otro verso: Por otra parte, en estos versos de la Égloga I, de Garcilaso de la Vega, encontramos un hipérbaton con el verbo al final en la frase: «sus quejas imitando».
Por otro lado, el hipérbaton, recurso muy socorrido en la época, alcanza su esplendor en El sueño, obra repleta de sintaxis forzadas y de formulaciones combinatorias.
Esa traducción formal implica la alteración del orden dentro la oración, mediante el hipérbaton, para que el texto en español se parezca al griego original.
Dado que la lengua había evolucionado mucho desde la época de Simeón, Eutimio reformó la ortografía, adató nuevos préstamos del griego e introdujo los recursos propios de la literatura bizantina, muy especialmente el hipérbaton, lo que desembocaría en la aparición de un artificioso estilo literario, denominado "enredo de palabras" (pletenie slovés).
Los únicos plurales irregulares, que no complen niguna norma de las anteriores mencionadas, pese a su escaso uso son: Hipérbaton/Hipérbatos, Hijodalgo/Hijosdalgo y Gentilhombre/Gentileshombres.
Se trata de una letra pesimista que habla de la insensibilidad, de no darse cuenta, de "olvidar cosas que no quiero amar": La letra se centra en la expresión "ni cuenta te das", un popular hipérbaton que sugiere reproche o fatalidad.
Dueño de una sintaxis experimental, cuyo hipérbaton mezclaba construcciones inglesas y latinas, y de un ritmo y vocabulario poco comunes, Mallarmé creó poemas cerrados en sí mismos, lejos de cualquier realismo, donde el sentido proviene de las resonancias.
El culteranismo, por el contrario, extendía la forma de un significado mínimo y se distinguía por la complejidad sintáctica, por el uso constante del hipérbaton, que hace muy difícil la lectura, y por la profusión de los elementos ornamentales y culturalistas en el poema, que debía descifrarse como un enigma.