Ejemplos ?
Me baño todos los días en invierno y verano. Tener el cuerpo limpio me parece que es el comienzo de la higiene mental. Creo en el amor cuando estoy triste, cuando estoy contento miro a ciertas mujeres como si fueran mis hermanas, y me agradaría tener el poder de hacerlas felices, aunque no se me oculta que tal pensamiento es un disparate, pues si es imposible que un hombre haga feliz a una sola mujer, menos todavía a todas.
Probó que los procesos psíquicos y la constitución fisiológica guardaban en ello una estrecha dependencia (Carpintero, 1989). Promovió la higiene mental.
Fundó la Escuela Municipal de Enfermeras en el Hospital de Niños y fue asesor de muchas instituciones privadas como la Liga de Higiene Mental, MICA, FIPAN y OPAN.
En 1949 hizo unas oposiciones en las que fue nombrado jefe de los Servicios Provinciales de Psiquiatría e Higiene Mental de Córdoba, cargo en el que continuó hasta su jubilación en 1987.
Reconocía, de alguna manera, que la salud corporal conduce a la higiene mental, pero, al mismo tiempo, que el buen estado mental predispone al buen estado corporal.
Fue director del Instituto de Orientación y Selección Profesional de Madrid a partir de 1931, siendo también secretario de la Liga Española de Higiene Mental, iniciativa de Lafora.
Entre los departamentos ejecutivos se incluyen el Departamento de Servicios para Adultos Mayores, el Departamento de Desarrollo Económico y Comercial, el Departamento de Discapacidad, el Departamento estatal de Educación, el Departamento de Medio Ambiente, el Departamento de Servicios Generales, el Departamento de Salud e Higiene Mental, el Departamento de Recursos Humanos, el Departamento de Servicios Juveniles, el Departamento de Trabajo, Permisos y Regulación, y el Departamento de Planificación.
Se crean dos patronatos, uno de higiene mental y otro de asistencia psiquiátrica, nace el patronato de Lucha contra la Invalidez que será conocido posteriormente como patronato de rehabilitación.
La etapa profesional allí fue fructífera; entre sus resultados se cuenta, por ejemplo, la tercera clasificación de enfermedades mentales efectuada por un autor argentino (quedó relegada en 1950, al adoptarse legalmente la de Ramón Carrillo), y la publicación de numerosos trabajos en el Boletín del Instituto de Psiquiatría de Rosario. También de esos años data la creación de la Liga Argentina de Higiene Mental, de la cual fue promotor y fundador.
Clasificando a la "higiene mental" como parte de los "tres unpíos" del "Gobierno Comunista Mundial", declaró: " La higiene mental es un sutil y diabólico plan del enemigo para transformar un pueblo libre e inteligente en una horda de zombis servil".
Se dictaminaron 2,000 casos de delincuentes menores y se crearon un Consultorio de Higiene Mental, y un Laboratorio de Análisis Clínicos.
Alejandro del Río" (1936-1944) y Profesor de Psicología General y de Psiquiatría e Higiene Mental, en la Escuela de Enfermería (1940-1946).