hielo

(redireccionado de hielos)
También se encuentra en: Sinónimos.

hielo

(Del lat. gelu, hielo.)
1. s. m. Masa de agua solidificada en forma cristalina al alcanzar una temperatura inferior a cero grados centígrados.
2. Frialdad o indiferencia ante los sentimientos, palabras o actos de otra persona el hielo de sus palabras demostró su falta de interés. insensibilidad afecto, calor, desapego, indiferenica, frialdad, cordialidad
3. s. m. pl. Masa o bloques de agua congelada de los polos, la banquisa o la montaña el valle quedó sepultado bajo los hielos. helero, nieves
4. hielo costero GEOGRAFÍA El que cubre la zona comprendida entre el límite de las aguas altas y bajas en las mareas.
5. hielo de escollo GEOGRAFÍA Témpanos o icebergs abandonados sobre altos fondos y en la orilla durante el reflujo o tras una gran tempestad.
6. hielo de fondo GEOGRAFÍA El formado en la parte inferior de las capas de agua cuando el fondo está más frío que la superficie.
7. hielo marino GEOGRAFÍA El formado por congelación del agua del mar, que se congela a temperatura inferior que el agua dulce.
8. hielo seco o carbónico QUÍMICA Anhídrido carbónico sólido. carbohielo
9. estar alguien hecho un hielo coloquial Estar muy frío o sentirlo estaba hecha un hielo después de pasar dos horas en la esquina.
10. romper el hielo coloquial Poner fin a cualquier situación tensa, o acabar con las reservas, frialdad o recelo en el trato personal siempre es él quien rompe el hielo en este tipo de situaciones.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

hielo

 
m. fís. y quím. Agua en estado sólido. Es un cuerpo cristalino, incoloro y transparente, si bien, a menudo, se ve blanco debido a las burbujas de aire que contiene.
fís. hielo carbónico Dióxido de carbono sólido. (V. nieve carbónica.)
geol. hielos flotantes Masas de hielo de los glaciares polares, que arrastran las corrientes marítimas.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

hielo

('jelo)
sustantivo masculino
1. física cuerpo formado por agua solidificada y cristalina por acción de una elevada disminución de la temperatura jugo con hielo
2. insensibilidad o falta de empatía en las relaciones entre personas el hielo de su rostro
terminar con una situación tensa o de desconfianza con alguien comenzando una charla interesante Puso música romántica para romper el hielo.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Traducciones

hielo

ice, frost

hielo

лед

hielo

Eis, Frost

hielo

glace

hielo

is

hielo

gelo

hielo

led

hielo

is

hielo

jää

hielo

led

hielo

hielo

얼음

hielo

ijs

hielo

lód

hielo

is

hielo

น้ำแข็ง

hielo

buz

hielo

đá

hielo

hielo

hielo

קרח

hielo

SM
1. (= agua helada) → ice
con hielo (bebida) → with ice, on the rocks
ser más frío que el hieloto be as cold as ice
romper el hieloto break the ice
hielo a la deriva, hielo flotante, hielo movedizodrift ice
hielo picadocrushed ice
hielo secodry ice
2. (= helada) → frost
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005

hielo

m. ice.
Spanish-English Medical Dictionary © Farlex 2012

hielo

m ice; pedacitos or trocitos de — ice chips
English-Spanish/Spanish-English Medical Dictionary Copyright © 2006 by The McGraw-Hill Companies, Inc. All rights reserved.
Collins Multilingual Translator © HarperCollins Publishers 2009
Ejemplos ?
WALTHER.––Padre, no me gustaría vivir allí; prefiero seguir bajo los aludes. TELL.––Sí, hijo mío; más vale vivir entre hielos, que junto a los malos.
Mas ¡ay! yo muerto, serranos; ¡ay, amor, ya me venciste!; los incendios de mis hielos tus poderes acrediten. Para matarme tus ojos, Filis, el amor elige; que a mayores vencimientos bastan los rayos que viste.
Comiendo y durmiendo sobre el caballo, fue insensible a los hielos de la puna, a la ardiente reverberación del sol en los arenales y a las privaciones y fatigas de las marchas forzadas.
Olvidemos la herrumbre que en el oro de la rica ilusión depuso el llanto, y los hielos que pálido, inodoro dejaron el jardín que amamos tanto.
Allí se estuvieron en los hielos duros de Siberia, hasta que un día iba un pescador por la orilla del río Lena, donde de un lado es de arena la orilla, y de otro es de capas de hielo, echadas una encima de otra como las hojas de un pastel, y tan perfectas que parecen cosa de hombre esas leguas de capas.
Amigo del sur, hermano, al pensamiento que se me abre como grieta del fuego que arde en la inmensidad de tu inmensidad, te doy mi grito que vuelto puños tan se me estalla como la ira... fusil al aire, protesta al cierzo, rompiendo hielos que nos congelan cada inquietud.
IV A SESTIO Desátanse los hielos del invierno riguroso con la grata vuelta del Favonio y la primavera, las máquinas botan al agua las naves que permanecían en seco, y ni el rebaño se goza en los establos, ni el labrador junto al fuego, ni los prados blanquean con las heladas escarchas.
A miles parece que andaban los mamuts, como en pueblos, cuando los hielos se despeñaron sobre la tierra salvaje, hace miles de años; y como en pueblos andan ahora, defendiéndose de los tigres y de los cazadores por los bosques de Asia y de África; pero ya no son velludos, como los de Siberia, sino que apenas tienen pelos por los rincones de su piel blanda y arrugada, que da miedo de veras, por la mucha fealdad, cuando lo cierto es que con el elefante sucede como con las gentes del mundo, que porque tienen hermosura de cara y de cuerpo las cree uno de alma hermosa, sin ver que eso es como los jarrones finos, que no tienen nada dentro, y una vez pueden tener olores preciosos, y otras peste, y otras polvo.
Así, Manuel se morirá en la caída de la pámpana. Así, Josefa, que necesita ropa, se pondrá a servir antes de los primeros hielos.
Mayo es mayo en todas partes. En mayo ¡hasta las piedras, hasta los hielos verdeguean, o florecen sin verdeguear! Sí, señor; las duras peñas lucen este mes renovados musgos o, cuando menos, un liquen llamado geográfico, primer grado de la vegetación; y en cuanto a los hielos, y a la misma nieve, producen en las regiones polares ciertos fresales amarillentos y líquenes incoloros que sólo se nutren del aire, o sea del aliento vivificante de Flora, como los camaleones y los verdaderos poetas.
Durante el invierno, la Condesa Poldy, retenida en el castillo por las lluvias y los hielos, no daba tan largos paseos ni eran sus excursiones tan reposadas y contemplativas como en la primavera y en el verano.
Y en el cetáceo enorme que entre hielos, que muros de cristal pueden decirse, alza dos ríos de agua hasta los cielos, y agita el mar del norte al rebullirse; que herido del arpón, iras alienta, con su sangre las aguas enrojece, y las pone agitadas en tormenta...