hibernación


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con hibernación: hibernan

hibernación

1. s. f. BIOLOGÍA Estado de letargo por el que se reducen las funciones vegetativas y en el que algunos animales pasan el invierno los osos permanecen varias semanas en hibernación.
2. ZOOLOGÍA Cualquier sueño invernal de los animales.
3. hibernación artificial MEDICINA Estado de letargo que, con fines médicos, se provoca en las personas mediante fármacos. invernación
NOTA: También se escribe: invernación

hibernación

 
f. Procedimiento que reduce o anula las reacciones orgánicas por medio del frío, a fin de combatir el choque, traumatismo, etc.
biol. Estado o conjunto de fenómenos biológicos de un organismo provocados por el período hibernal en la mayor parte de los homeotermos y en algunos mamíferos y aves, así como en los vegetales, y que les permite resistir a las condiciones desfavorables del medio ambiente aislándose.
med. Técnica en la que se aprovecha la acción del frío para reducir la actividad orgánica con fines terapéuticos.

hibernación

(iβeɾna'θjon)
sustantivo femenino
biología estado de sopor por el que disminuyen las funciones metabólicas y al que se someten algunos animales durante el invierno La hibernación permite que los animales sobrevivan en temperaturas bajas.
Sinónimos

hibernación

sustantivo femenino
letargo, aletargamiento.
La hibernación es un letargo o aletargamiento en el que permanecen algunos animales durante el invierno.
Traducciones

hibernación

hibernação

hibernación

الإسبات

hibernación

dvale

hibernación

休止状態

hibernación

최대 절전 모드

hibernación

SFhibernation
estar en hibernaciónto be in hibernation
Ejemplos ?
Además de los efectos en las especies de presa, la presencia de los lobos grises también afectó a los osos grizzly del parque, una especie vulnerable. Los osos, al despertar de la hibernación, elegían consumir los restos de las matanzas de los lobos tras ayunar por meses.
El comportamiento durante el cortejo es complejo en algunas especies, mientras en otras puede ser casi inexistente, llegando al caso de machos de algunas especies que se aparean con hembras en estado de hibernación que apenas reaccionan ante la cópula.
Ya que los osos grizzly dan a luz durante la hibernación, una mayor disponibilidad de comida puede mejorar la nutrición de las madres e incrementar el número de cachorros.
A finales del siglo XIX se empezó a conocer de forma detallada el comportamiento de los murciélagos, y ya se estudiaba la hibernación y el despertar (Brehm) o la forma de sus alas (Blasius).
Los murciélagos que viven en las zonas templadas sufren en invierno, no sólo por las bajas temperaturas, sino también por la escasez de sus presas (principalmente insectos). La mayoría no migran, sino que duermen hasta la primavera en un estado denominado hibernación.
Chewbacca protegió a Han, quien estaba todavía ciego debido a un efecto de la hibernación en que había estado mientras estuvo congeldo en carbonita.
Su temperatura corporal ronda los 30 °C, mucho mayor que durante la hibernación. En general los murciélagos tienen pocos depredadores naturales, que se limitan a algunas aves rapaces, mamíferos carnívoros, serpientes y lagartos de gran tamaño.
Sin embargo Buffon ya descubrió la hibernación de los murciélagos, y durante su exploración de cuevas se encontró con cavernas llenas de guano de quirópteros; observando que en los excrementos había restos de moscas y mariposas, Buffon empezó a conocer la dieta de los murciélagos europeos.
La recolección del guano de los murciélagos es un problema para estos animales, pues perturba sus lugares de reposo, y cuando son molestados regularmente durante su hibernación mueren de hambre y muchos lugares de descanso, como cuevas y árboles huecos, han sido obstruidos o derribados.
Este letargo estival no es tan extremo como la hibernación; también acumulan reservas alimentarias cuando la comida es abundante y entran en cierto letargo cuando escasea.
Durante su segundo estado larvario, y en caso de sobrepoblación o ausencia de alimento, la larva puede entrar a un estado larvario alternativo, entrando a una especie de hibernación, siendo resistente al medio y al envejecimiento.
Esta creencia persistió incluso hasta 1878, cuando Elliott Coues hizo una lista de no menos de 182 trabajos que trataban sobre la hibernación de las golondrinas.