heroína

(redireccionado de heroínas)
También se encuentra en: Sinónimos.

heroína

1. s. f. Mujer de gran valor y que ha realizado alguna proeza o hazaña.
2. HISTORIA, LITERATURA Mujer ilustre y célebre por sus grandes hechos.
3. HISTORIA, CINE, LITERATURA Mujer que es protagonista de una obra literaria o cinematográfica tuvo su mejor interpretación en el papel de heroína.
4. QUÍMICA Alcaloide obtenido de la morfina usado como narcótico y estupefaciente.

heroína

 
f. Mujer ilustre por sus hazañas o virtudes.
Protagonista de una leyenda, de un drama, etc.
bioquím. Alcaloide semisintético derivado de la morfina, de efectos euforizantes y analgésicos más potentes que los de esta, y más tóxica. Produce habituación y tolerancia. Es una de las drogas que se encuentran más frecuentemente implicadas en los casos de drogodependencia.

heroína

(eɾo'ina)
sustantivo femenino
química estupefaciente derivado de la morfina usado como sedante y alcaloide La heroína se obtiene del opio.
Sinónimos

heroína

sustantivo femenino
caballo (col.), jaco (col.).
Traducciones

heroína

heroin, heroine

heroína

Heroin, Heldin

heroína

héroïne

heroína

eroina

heroína

heroin, hrdinka

heroína

heltinde, heroin

heroína

heroiini, sankaritar

heroína

heroin, heroina

heroína

ヒロイン, ヘロイン

heroína

여자 영웅, 헤로인

heroína

heldin, heroïne

heroína

heltinne, heroin

heroína

heroína

heroína

heroin, hjältinna

heroína

เฮโรอีน, วีรสตรี

heroína

hêrôin, nữ anh hùng

heroína

хероин

heroína

海洛因

heroína

הרואין

heroína

1 SF (= mujer) → heroine

heroína

2 SF (= droga) → heroin

heroína

f heroin; — marrón black tar heroin
Ejemplos ?
Era la Miranda, no una de esas heroínas pertenecientes a todos los poetas y novelistas, herencia común de cuantos plagian la belleza, molde donde todo el que escribe novelas, o hace versos, vacía sus divinidades.
El ideal conquista sus prosélitos entre los corazones limpios, y la justicia elige por sacerdotizas a las heroínas que adoran el martirio; las irresistibles seducciones del peligro tienen el mismo atrayente imán para todos los espíritus grandes, por eso, cuando el odio de los déspotas nos acomete más fieramente, el número de las arrogantes y animosas luchadoras se multiplica.
Lucía Miranda era más bien una de las mujeres de Balzac, en todo el brillo y fuerza de la edad, en toda la plenitud de la hermosura, en toda la elegancia de las formas. No tenía la edad de las heroínas favoritas de los poetas, no era una niña Lucía, tenía treinta años.
Y delante de la gran fuente, donde van por el agua los hombres y mujeres que los poetas de antes dicen que hubo en la mar, las nereidas y los tritones, llevando en hombros, como si fueran en triunfo, la barca donde, en figuras de héroes y heroínas, el progreso, la ciencia, y el arte dan vivas a la república, sentada más alta que todos, que levanta la antorcha encendida sobre sus alas.
Así por entre armónicas sonatas, a cuyo son marchaba el argentino, se oyeron resonar aquestos rasgos de algunas heroínas, y festivos respondían con vivas los guerreros.
Veíanse por todas partes divisas y trofeos dedicados a la gloria de aquellas virtuosas mujeres, y no fue pequeña mortificación para las dos hermanas el comparar los triunfos de tales heroínas con la despreciable situación a que las había reducido su imprudencia.
Sor Isabel registró más de una vez la Biblia y el Flos Sanctorum para leer la historia de aquellas heroínas, de aquellas reinas, de aquellas esposas, de aquellas madres de familia con quienes se veía comparada, y, por resultas de tales estudios, el engreimiento, la ambición, la curiosidad de mayor vida germinaron en su imaginación con tanto ímpetu, que su director espiritual se vio precisado a decirle muy severamente que «el rumbo que tomaban sus ideas y sus afectos era el más a propósito para ir a parar en la condenación eterna».
Casi todas sus heroínas son del tiempo en que las mujeres usaban una trenza y una palabra y faltaban a ella como ahora; pero con más recato.
El voto de estos dos Pueblos, tan recomendables por todas circunstancias, debería decidir el pleito a favor de las mugeres, y más habiendo ellas justificado en todo tiempo este concepto, pues casi todas las que han estado en precisión de mandar pueblos enteros lo han hecho con acierto: consúltense las historias generales, y particulares para ver si en igual número de Reyes, o de Reynas, que han regido estados, se hallan tantos Héroes, como Heroínas.
¿Acaso Hernani veía a su dama como yo solía ver a Celinita para huir de tentaciones: ajada, en zapatillas, madre ya de varios retoños? Las heroínas de ópera no tienen chiquillos ni envejecen nunca.
Y para que las heroínas hagan contraste, insinuó Luis Cordovez, la una rubia y lánguida, lectora de Heine y la otra morena y ardiente, lectora de la Pardo Bazán; una sentimental como una colegiala y la otra sensual desde las puntas de las uñas hasta la médula de los huesos...
Dedicamos el día de hoy a todos los héroes y las heroínas de este país y del resto del mundo que se han sacrificado de numerosas formas y han ofrendado su vida para que pudiéramos ser libres.