heroína


También se encuentra en: Sinónimos.

heroína

1. s. f. Mujer de gran valor y que ha realizado alguna proeza o hazaña.
2. HISTORIA, LITERATURA Mujer ilustre y célebre por sus grandes hechos.
3. HISTORIA, CINE, LITERATURA Mujer que es protagonista de una obra literaria o cinematográfica tuvo su mejor interpretación en el papel de heroína.
4. QUÍMICA Alcaloide obtenido de la morfina usado como narcótico y estupefaciente.

heroína

 
f. Mujer ilustre por sus hazañas o virtudes.
Protagonista de una leyenda, de un drama, etc.
bioquím. Alcaloide semisintético derivado de la morfina, de efectos euforizantes y analgésicos más potentes que los de esta, y más tóxica. Produce habituación y tolerancia. Es una de las drogas que se encuentran más frecuentemente implicadas en los casos de drogodependencia.

heroína

(eɾo'ina)
sustantivo femenino
química estupefaciente derivado de la morfina usado como sedante y alcaloide La heroína se obtiene del opio.
Sinónimos

heroína

sustantivo femenino
caballo (col.), jaco (col.).
Traducciones

heroína

heroin, heroine

heroína

Heroin, Heldin

heroína

héroïne

heroína

eroina

heroína

heroin, hrdinka

heroína

heltinde, heroin

heroína

heroiini, sankaritar

heroína

heroin, heroina

heroína

ヒロイン, ヘロイン

heroína

여자 영웅, 헤로인

heroína

heldin, heroïne

heroína

heltinne, heroin

heroína

heroína

heroína

heroin, hjältinna

heroína

เฮโรอีน, วีรสตรี

heroína

hêrôin, nữ anh hùng

heroína

хероин

heroína

海洛因

heroína

הרואין

heroína

1 SF (= mujer) → heroine

heroína

2 SF (= droga) → heroin

heroína

f heroin; — marrón black tar heroin
Ejemplos ?
Con razón decían los de gusto más selecto del barrio que era Dolores entre las hembras de más tronío, lo que entre los luceros la luna; que tenía nuestra heroína por obra y gracia del Altísimo, como soles los ojos, los labios como la grana, los dientes como de marfil, oval el semblante, como la endrina de negro el pelo y más anillado que una tumbaga, y un cuerpo capaz de hacer levantarse de su sepultura a las momias del sexo viril que nos legaran los dignísimos faraones.
—¡Ay, señores! —dijo nuestra heroína—. Lo que me queda por contaros esta noche creo que es excesivamente simple para el estado en que os veo.
-¡Mire usted, señora! ¡Mire qué hermosa va! -exclamó la gallega, batiendo palmas y contemplando desde la reja a nuestra heroína. Pero ¡ay!
Pide que prosiga la iniciativa del Pacto de París de lucha contra la producción, el tráfico y el consumo de opio y heroína procedentes del Afganistán y que se eliminen los cultivos de adormidera y los laboratorios y almacenes de drogas, así como que se intercepten los convoyes de transporte de drogas, subraya la importancia de la cooperación en la gestión de las fronteras y acoge con beneplácito la cooperación más intensa de las instituciones pertinentes de las Naciones Unidas con la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva en este sentido; 31.
Los más autorizados y pomposos de aquellos personajes rodearon a nuestra heroína, haciéndole mil reverencias, genuflexiones y otras señales de acatamiento, la revistieron de una preciosa túnica rozagante y de un manto de tela de oro y colocaron una corona real sobre su cabeza.
La casilla, por otra parte, es un edificio tan ruin y pequeño que nadie lo notaría en los corrales a no estar asociado su nombre al del terrible juez y a no resaltar sobre su blanca pintura los siguientes letreros rojos: "Viva la Federación", "Viva el Restaurador y la heroína doña Encarnación Ezcurra", "Mueran los salvajes unitarios".
Pero algunos lectores no sabrán que la tal heroína es la difunta esposa del Restaurador, patrona muy querida de los carniceros, quienes, ya muerta, la veneraban como viva por sus virtudes cristianas y su federal heroísmo en la revolución contra Balcarce.
Es el caso que un aniversario de aquella memorable hazaña de la mazorca, los carniceros festejaron con un espléndido banquete en la casilla a la heroína, banquete al que concurrió con su hija y otras señoras federales, y que allí en presencia de un gran concurso ofreció a los señores carniceros en un solemne brindis, su federal patrocinio, por cuyo motivo ellos la proclamaron entusiasmados patrona del matadero, estampando su nombre en las paredes de la casilla donde se estará hasta que lo borre la mano del tiempo.
—Lo prefiero a que maniatado me arranquen como el cuervo, una a una las entrañas. —¿Por qué no llevas luto en el sombrero por la heroína?
Más de dos fanegas de esta semilla tenía en grandes orzas, y había sido tan frecuente su alimentación de tan explosivo comestible que a él atribuía nuestra heroína el percance de la noche anterior.
Aquella misma noche es entregado el culo de Céfiro y Adelaida es condenada a una ruda fustigación, después de la cual se la quemará con un hierro candente junto a la vagina, en los sobacos y un poco sobre cada teta. Soporta todo eso como una heroína e invocando a Dios, lo cual irrita todavía más a sus verdugos.
No hay, pues, estudiante suspenso que no se crea este mes un Don Juan Tenorio, ni modistilla que no se considere una heroína de novela.