hercúleo

(redireccionado de hercúlea)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con hercúlea: eolico

hercúleo, a

adj. Del dios Hércules o que tiene alguna de sus cualidades, en especial la fuerza el joven tenía una complexión atlética y hercúlea. corpulento, fornido, forzudo endeble, flojo

hercúleo, -lea

(eɾ'kuleo, -lea)
abreviación
1. que está relacionado con Hércules Los doce trabajos hercúleos.
2. que es propio de Hércules Limpiar la casa a fondo es un trabajo hercúleo.
3. persona que tiene una fuerza extraordinaria un luchador hercúleo
Sinónimos

hercúleo

, hercúlea
Traducciones

hercúleo

erculeo

hercúleo

Herkuliske

hercúleo

ADJHerculean
Ejemplos ?
Ya en tiempos de los romanos adquirió esplendor y grandeza al formar parte de la Vía Hercúlea y unir las ciudades de Málaga y Cádiz.
En este sentido, de su fuerza hercúlea hay multitud de anécdotas...
Muy corpulento, de abdomen prominente, posee una fuerza hercúlea y es un jinete consumado, diestro en el manejo del lazo como el más hábil de sus vaqueros.
Reflejaba su mirada El azul del cielo hermoso; No cual brilla en la alborada, Sino en la tarde, esmaltada Por tornasol misterioso. Ni hercúlea talla tenía, Mas esbelto -cual la palma- Su altiva cabeza erguía, Que alumbrada parecía Por resplandores del alma.
Procura que tus obras, sean secretas antes que las divulgues, si no quieres que sean a nuevo poseedor sujetas. Si por la vía hercúlea acaso fueres, ten cuenta en una grata que hay en ella do Ciso baila a Baco y danza a Ceres.
-exclamó aquél al ver a su primo, el cual podría contar algunos años más que Joseíto, y era de contextura hercúlea y de rostro bronceado, ojos negros y fulgurantes, y rizosas, negrísimas patillas, evocadoras de las usadas por la gente macarena de la pasada centuria.
En la otra buhardilla habita solo otro marinero, sesentón, de complexión hercúlea, y un tanto encorvado por los años y las borrascas del mar.
El otro policiaco se llamaba Felipe del Estero, natural de la Argentina, criollo; tenía en la Administración la fama de ser digno y celoso. Gozaba de una fuerza hercúlea.
Os plegue, hercúlea prole generosa, ornato y esplendor del siglo nuestro, Hipólito, aceptar esto que osa y daros sólo alcanza un siervo vuestro.
-Ha sufrido horrorosamente -agregó el médico-, pues su misma hercúlea constitución ha hecho su lucha contra el mal en extremo angustiada y dolorosa.
Aquí, si ya no antes, en París, se les unió Joseph Moll, relojero de Colonia, de talla media, pero de fuerza hercúlea —¡cuántas veces él y Schapper apuntalaron eficazmente, con sus espaldas, la puerta de una sala contra centenares de asaltantes!—, hombre que igualando, por lo menos, a sus dos camaradas en energía y decisión, los superaba en inteligencia.
Con el aumento de luz fue visible el grupo que guardaba silencio: el fino perfil árabe de José Fernández, realzado por la palidez mate de la tez y la negrura rizosa de los cabellos y de la barba; la contextura hercúlea y la fisonomía plácida de Juan Rovira, tan atrayente por el contraste que en ella forman los ojazos de expresión infantil y las canas del espeso bigote, sobre lo moreno del cutis atezado por el sol; la cara enjuta y grave de Oscar Sáenz, que con la cabeza hundida en los cojines del diván turco y el cuerpo tendido sobre él, se retorcía la puntiaguda barbilla rubia y parecía perdido en una meditación interminable.