herético

(redireccionado de herética)

herético, a

(Del occitano ant. eretge < bajo lat. haereticus < gr. hairetikos, partidista, sectario.)
adj. RELIGIÓN, SOCIOLOGÍA De la herejía o del hereje movimientos heréticos.
NOTA: También se escribe: heretical

herético -ca

 
adj. Relativo a la herejía o al hereje.

herético, -ca

(e'ɾetiko, -ka)
abreviación
que contiene o implica una herejía El arrianismo fue una doctrina herética.
Traducciones

herético

ketzerisch

herético

heretic, heretical

herético

eretico

herético

hérétique

herético

ketter

herético

异教徒

herético

異教徒

herético

Kætter

herético

異端者

herético

ADJheretical
Ejemplos ?
Ello podría explicar la localización geográfica de este grupo y las fuertes restricciones comerciales que sufrían a uno y otro lado de la frontera. Acusados durante siglos de mantener prácticas religiosas paganas fueron segregados y tratados como «raza inferior» y «herética».
No discurrió en torno a si los indígenas de América eran seres humanos con alma o salvajes susceptibles de ser domesticados como animales. Tal cosa hubiera sido considerada herética, y ya estaba resuelta por la bula Sublimis Deus, de Paulo III (1537).
Que si creyera se había de publicar, no fuera con tanto desaliño como fue. Si es, como dice el censor, herética, ¿por qué no la delata?
Sin embargo, durante el medioevo (como ya se explicó) el origen natural de los terremotos fue formalmente prohibido por considerarla como una idea herética.
La Iglesia Romana consolidó así su posición hegemónica antes de que la amenaza herética se extendiera a toda la sociedad languedociana o a otros territorios.
1568, In Coena Domini, de Pío V. 1570, Regnans in Excelsis, de Pío V, por la que se declara herética a Isabel I de Inglaterra. 1582, Inter gravissimas, de Gregorio XIII, por la que reforma el calendario estableciéndose el calendario gregoriano.
Sus 10 años de reinado fueron muy intensos en el sentido de que se trató de recuperar todo lo perdido durante la época herética de Ajenatón: Tebas recuperó la capitalidad, Amón volvió a ser la cabeza del panteón, se restauraron todos los monumentos...
Pero resulta que Atenágoras de Atenas fue un filósofo griego antes de su conversión al cristianismo, Taciano se unió a una secta herética, Marco Minucio Félix fue un licenciado romano antes de su conversión (su obra fue en forma de diálogo entre un cristiano y un pagano), y Teófilo de Antioquía se convirtió en edad madura y sólo se conservan de él tres libros, en los que sí hace referencia a la resurrección.
El concilio de Éfeso, además de condenar la doctrina de Nestorio, condenó también como herética la doctrina del Pelagianismo, excomulgando a su principal valedor, Celestio (Canon 1).
También la Iglesia católica se opuso a la práctica de la astrología supersticiosa o judiciaria. El papa Urbano VIII condenó la astrología en una bula papal (1631) como herética.
Historiador y hagiógrafo de su orden, es autor de numerosas obras de gran importancia, entre las cuales es célebre el manual intitulado Practice Inquisitionis hæreticae pravitatis ("Práctica de la Inquisición en la depravación herética") en el cual trataba sobre las prácticas y métodos de la Inquisición.
Su prolongada presencia dentro de las fronteras les permitió asimilar rasgos de la civilización romana, como la religión, adoptando el arrianismo (una de las versiones del cristianismo que, posteriormente, en el Concilio de Constantinopla de 381, fue condenada como herética).