hendir

(redireccionado de hendía)

hendir

v. tr. y prnl. Hender [en todas sus acepciones]. cortar, rajar, resquebrajar

hendir

(en'diɾ)
verbo transitivo
1. hacer una abertura larga y estrecha en la superficie de algo hendir la tierra
2. atravesar un cuerpo que se mueve la superficie de un líquido El barco hendía las aguas del lago.

hendir


Participio Pasado: hendido
Gerundio: hindiendo

Presente Indicativo
yo hiendo
tú hiendes
Ud./él/ella hiende
nosotros, -as hendimos
vosotros, -as hendís
Uds./ellos/ellas hienden
Imperfecto
yo hendía
tú hendías
Ud./él/ella hendía
nosotros, -as hendíamos
vosotros, -as hendíais
Uds./ellos/ellas hendían
Futuro
yo hendiré
tú hendirás
Ud./él/ella hendirá
nosotros, -as hendiremos
vosotros, -as hendiréis
Uds./ellos/ellas hendirán
Pretérito
yo hendí
tú hendiste
Ud./él/ella hendió
nosotros, -as hendimos
vosotros, -as hendisteis
Uds./ellos/ellas hendieron
Condicional
yo hendiría
tú hendirías
Ud./él/ella hendiría
nosotros, -as hendiríamos
vosotros, -as hendiríais
Uds./ellos/ellas hendirían
Imperfecto de Subjuntivo
yo hindiera
tú hindieras
Ud./él/ella hindiera
nosotros, -as hindiéramos
vosotros, -as hindierais
Uds./ellos/ellas hindieran
yo hindiese
tú hindieses
Ud./él/ella hindiese
nosotros, -as hindiésemos
vosotros, -as hindieseis
Uds./ellos/ellas hindiesen
Presente de Subjuntivo
yo hienda
tú hiendas
Ud./él/ella hienda
nosotros, -as hindamos
vosotros, -as hindáis
Uds./ellos/ellas hiendan
Futuro de Subjuntivo
yo hindiere
tú hindieres
Ud./él/ella hindiere
nosotros, -as hindiéremos
vosotros, -as hindiereis
Uds./ellos/ellas hindieren
Imperativo
hiende (tú)
hienda (Ud./él/ella)
hendid (vosotros, -as)
hiendan (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había hendido
tú habías hendido
Ud./él/ella había hendido
nosotros, -as habíamos hendido
vosotros, -as habíais hendido
Uds./ellos/ellas habían hendido
Futuro Perfecto
yo habré hendido
tú habrás hendido
Ud./él/ella habrá hendido
nosotros, -as habremos hendido
vosotros, -as habréis hendido
Uds./ellos/ellas habrán hendido
Pretérito Perfecto
yo he hendido
tú has hendido
Ud./él/ella ha hendido
nosotros, -as hemos hendido
vosotros, -as habéis hendido
Uds./ellos/ellas han hendido
Condicional Anterior
yo habría hendido
tú habrías hendido
Ud./él/ella habría hendido
nosotros, -as habríamos hendido
vosotros, -as habríais hendido
Uds./ellos/ellas habrían hendido
Pretérito Anterior
yo hube hendido
tú hubiste hendido
Ud./él/ella hubo hendido
nosotros, -as hubimos hendido
vosotros, -as hubísteis hendido
Uds./ellos/ellas hubieron hendido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya hendido
tú hayas hendido
Ud./él/ella haya hendido
nosotros, -as hayamos hendido
vosotros, -as hayáis hendido
Uds./ellos/ellas hayan hendido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera hendido
tú hubieras hendido
Ud./él/ella hubiera hendido
nosotros, -as hubiéramos hendido
vosotros, -as hubierais hendido
Uds./ellos/ellas hubieran hendido
Presente Continuo
yo estoy hindiendo
tú estás hindiendo
Ud./él/ella está hindiendo
nosotros, -as estamos hindiendo
vosotros, -as estáis hindiendo
Uds./ellos/ellas están hindiendo
Pretérito Continuo
yo estuve hindiendo
tú estuviste hindiendo
Ud./él/ella estuvo hindiendo
nosotros, -as estuvimos hindiendo
vosotros, -as estuvisteis hindiendo
Uds./ellos/ellas estuvieron hindiendo
Imperfecto Continuo
yo estaba hindiendo
tú estabas hindiendo
Ud./él/ella estaba hindiendo
nosotros, -as estábamos hindiendo
vosotros, -as estabais hindiendo
Uds./ellos/ellas estaban hindiendo
Futuro Continuo
yo estaré hindiendo
tú estarás hindiendo
Ud./él/ella estará hindiendo
nosotros, -as estaremos hindiendo
vosotros, -as estaréis hindiendo
Uds./ellos/ellas estarán hindiendo
Condicional Continuo
yo estaría hindiendo
tú estarías hindiendo
Ud./él/ella estaría hindiendo
nosotros, -as estaríamos hindiendo
vosotros, -as estaríais hindiendo
Uds./ellos/ellas estarían hindiendo
Traducciones

hendir

تقسيم

hendir

dzielenie

hendir

разделяне

hendir

jakaminen

hendir

VT = hender
Ejemplos ?
Y el son de los remos, el único germen del cuento en que hacían tan lindo papel la braca que hendía las aguas que duermen, la trova, el castillo, la dama, el doncel… tal vez se me antoja que fué alguna hoja que en la agua tranquila cayó de un laurel; y en ella el que oía forjó aquella historia, quimérica, vaga, fugaz, transitoria, como esa voz llena de fe y poesía que un día cantaba y contaba en la mía, y que hoy aún me halaga con una memoria que deja una estela de luz y de miel.
El río corría sin oleaje y sin formar torbellinos; todo estaba tan tranquilo y quieto, que casi nos asombraba cuando algún pájaro abandonaba el árbol donde se encontraba, hendía después el aire y se precipitaba al agua para buscar su presa.
Al inspeccionar el trabajo de zanjeo que le confiamos, no tardé en observar que el jornalero arrastraba un poco la pierna derecha, y a la luz del sol, que abrillantaba el sudor en su atezado cutis de labriego, noté también una cicatriz que hendía la mejilla, y la caída habitual de la boina hacia aquel lado de la cabeza, que parecía más chico que el otro.
Apartéme de allí, que me hendía la cabeza, y vi venir un ruido de piullidos y chillidos grandísimos, y una mujer corriendo como una loca, diciendo: -Pío, pío.
El fraile abría los brazos y desencadenaba el trueno de su voz: —¡La Causa no triunfará porque hay muchos traidores! Quedó un momento silencioso y ceñudo, con la venda entre las manos, mostrando la temerosa cuchillada que le hendía la frente.
505 A la Pitea Trecén con prófugo carro me dirigía, y ya del Corintíaco ponto cogía por los litorales, cuando el mar se irguió y un cúmulo ingente de aguas, de un monte en la apariencia, cuvarse y crecer parecía y que daba mugidos y por su suprema cima se hendía.
No de otra suerte Mercurio, dejando las cumbres de su abuelo materno, volaba entre la tierra y el cielo hacia la arenosa playa de la Libia, y hendía los vientos.
Ahora su voz era de tribulación. Un surco oscuro le hendía la frente desde el ceño hasta la raíz de los cabellos, y casi le temblaban los labios.
Gran arruga le hendía la frente, y por su actitud acechante y placentera adivinábase al hombre de natural desconfiado y trapacero a la par que meloso, de azucarada bondad fingida y de falsa indulgencia en sus gruesas carcajadas.
Habíasele corrido la venda que a modo de turbante llevaba sobre el cano entrecejo, y mostraba los labios sangrientos de una cuchillada que le hendía la frente.
Cuando se enfadaba o era ignorado, hendía el suelo con su tridente y provocaba manantiales caóticos, terremotos, hundimientos y naufragios.
La prensa Aldine de Gair está actualmente en el museo de inventos del Instituto Franklin de Filadelfia, Pensilvania, fue la primera máquina que cortaba y hendía simultáneamente.