Ejemplos ?
La paradoja y la controversia se suceden, siempre tras un hechizante encanto personal que también encuentra numerosos detractores.
En su introducción al libro, Idries Shah escribe: Afghan Caravan es una colección de escritos que llevan al lector a un hechizante viaje a través de Afganistán.
Pronto se extendieron los rumores sobre un hombre joven del Caribe con mucho talento que animaba al público con su hechizante y habilidosa manera de bailar.
O. Scott escribió que «Evanna Lynch es hechizante». El crítico del periódico Boston Globe dijo que esperaba ver todavía más de ella en las próximas películas, y el de Newsweek opinó que «dos nuevos miembros del elenco son bienvenidos...
También se deduce que son amantes (continuando en cierta manera lo que queda abierto en Mai-Hime) a partir de algunos detalles. Su gema es la Amatista de Sonrisa Hechizante (嬌嫣の紫水晶 Kyouen no Murasakizuishou).
Subsecuentemente, Streep y Hawn filmaron la comedia negra Death Becomes Her, también con la participación de Bruce Willis. Richard Corliss elogió la «actitud hechizante» de Streep, aunque desmeritó la cinta, llamándola «She-Devil con maquillaje».
Creo que el oleaje pronto arrojará a ambos, a su fin a la barca y al ser; Eso es lo que esa canción logrará La Lorelei en hechizante atardecer.
IGN le dio un 9,1 sobre 10, por ser «espléndido, atractivo, hechizante y uno de los juegos más creativos que podrás jugar en lo venidero».
Scott Fitzgerald, la salvaje, hechizante y cautivadora "flapper" de la Era del Jazz y los Rugientes Veintes personificada en El Gran Gatsby como la desinhibida e insensata personalidad de Daisy Buchanan.