hebilla

(redireccionado de hebillas)

hebilla

(Del lat. vulgar fibella < lat. fibula, hebilla.)
1. s. f. Objeto, por lo general metálico, que se usa para unir el extremo de una cosa, cinturón o tira, con el extremo opuesto de la misma. broche, imperdible, pasador, prendedor
2. no faltar hebilla a una persona o a una cosa coloquial 1.Tener todo lo que se necesita para llevar algo a cabo. 2. Ser perfecto: al cuadro no le falta hebilla, presenta todos los detalles del modelo.

hebilla

 
f. Broche con una patilla y uno o más clavillos en medio, asegurados por un pasador, para ajustar y unir las orejas del calzado, las correas, las cintas, etc.

hebilla

(e'βiʎa)
sustantivo femenino
pieza de metal que sirve para ajustar una cinta, correa o cinturón la hebilla de un cinturón
Traducciones

hebilla

buckle, clasp

hebilla

fibbia

hebilla

přezka

hebilla

spænde

hebilla

Schnalle

hebilla

vyön solki

hebilla

boucle

hebilla

kopča

hebilla

バックル

hebilla

버클

hebilla

gesp

hebilla

spenne

hebilla

sprzączka

hebilla

fivela

hebilla

spänne

hebilla

หัวเข็มขัด

hebilla

khóa

hebilla

带扣,

hebilla

hebilla

SFbuckle, clasp

hebilla

f buckle
Ejemplos ?
Que si había vendido las hebillas de plata de los zapatos para que no echasen a unas pobres del piso cuyo alquiler estaban debiendo; que si no teniendo moneda cuando en la calle le pedían limosna, daba el tapabocas, el pañuelo, el rosario; que si pasaba necesidades en su casa por socorrer las ajenas; que si a veces no se echaba carne en su olla; que si unos manteos le duraban diez años...
Cuando supieron las dos hermanastras que debían asistir a aquellas fiestas, llamaron a la Cenicienta y la dijeron. -Péinanos, límpianos los zapatos y ponles bien las hebillas, pues vamos a una boda al palacio del rey.
En estancos de tabaco Pongo millones y rentas, Pongo plateros que hacen Relicarios y cajetas, Engarces para rosarios, Cruces, medallas, cadenas, Fuentes, hebillas y anillos, Los botones y corchetas, Cucharas y tenedores.
Yo le seguí. Era un viejo rasurado, vestido con largo levitón eclesiástico que casi le rozaba los zapatos ornados con hebillas de plata.
Los caballeros se presentaban de etiqueta, de calzón corto, media de punto, zapato de raso negro con hebillas de oro; rica camisa con pechera elegantemente plegada, puños con volados, corbata blanca alta con almohadilla por dentro; chaleco o chupetín de raso, y rico alfiler de pecho; frac negro, reloj con cadena de oro y grandes sellos del mismo metal con piedras finas.
Prosigue la danza. Su baile ligero Emprenden los Meses: una cabalgata De arqueros celestes cruza el abejero De tacos bordados y hebillas de plata.
Llevaba en todo tiempo gruesos borceguíes atados con cordones de cuero, medias de lana, un pantalón corto de grueso paño color marrón con hebillas de plata, un chaleco de terciopelo a rayas amarillas y pardas alternativamente, una ancha levita, una corbata negra y un sombrero de cuáquero.
-Mucho blanco y negro; mucho gris; mucho puño y cuello liso; mucho oro y poca labor en sus contadísimas joyas; oportunas hebillas de acero; nunca miriñaque...
Ser pupilo de la señorita Gamard y llegar al canonicato fueron las dos grandes cuestiones de su vida; y quizá resumen exactamente la ambición de un presbítero que, considerándose como de viaje para la eternidad, no puede desear en este mundo más que un buen albergue, una buena mesa, vestidos decentes, zapatos con hebillas de plata -cosas suficientes para las necesidades animales- y una canonjía para satisfacer el amor propio, ese sentimiento indecible que ha de seguirnos, según dicen, hasta el lado de Dios, puesto que entre los santos hay categorías.
Es el antípodo del tirador angosto, de gamuza, de hebillas de acero relucientes, cuyos bolsillos sólo pueden servir para guardar plata en billetes grandes, y que lleva el joven estanciero, cuando viene a pasar una temporada en el campo y trata de dar a su persona el aspecto pintoresco que requiere la situación: bombachas anchas y botas cortas, el sombrero gauchito lindamente puesto, y en la cintura, el revólver, discretamente amenazador y cuya boca sugestiva infunde respeto.
Presentóse el noble mozo Con impávida insolencia Al Tribunal, despachando Sus negocios con franqueza; Y sus vuelillos de encaje, Y sus hebillas con perlas, Y sus pajes ataviados Con magníficas libreas, Apagaron los murmullos E hicieron al fin domésticas Las voluntades agrestes De la turba descontenta.
Es indecible los tesoros que puede esconder una quincallería entre su complicado y heteróclito surtido. ¿Que se estilan hebillas de acero en los cinturones?