Ejemplos ?
El cuerpo fétido de un niño muerto antes de recibir el bautismo es conducido hasta allí, y el odioso grupo se prepara para entregarse a un festín espantoso.
En ese lapso, Mitre vióse en el caso de obligado de consagrar toda su atención y su pluma a una nunca hasta allí pensada historia de Belgrano.
Prepárenle una capa y un MAXTLI también. Y cuando AXAYACATL hasta allí llegó exclamó potente: ¡Qué venga el OTOMI que me hirió la pierna!
No sabiendo cómo enfocar la conversación para que me hablara de sus "fantásticas historias", fingí que me había llevado hasta allí la tarea a que estaba entregado; le hablé de ella al viejo Ammi, formulándole algunas vagas preguntas acerca del distrito.
Gritaba desesperado, hasta que unos señores que Vivian cerca llegaron a rescatarlo preguntándole, como fue que ingreso hasta allí.
Como es señor, es de vidro, y está su vida en un tris. Tiene en la tabla del brazo una sangría sutil; que la manga de la cota no le llegaba hasta allí.
Está lejos, muy lejos, del otro lado de aquel foso -dijo una tijereta-. Tan lejos, que espero que a ninguno de mis hijos se le ocurrirá ir nunca hasta allí.
Vicente Camargo me anuncia desde su quartel de la Loma el 17 del presente, no solo de haberse replegado á Santiago 200 hombres que entraron á San Lucas, sin duda por las ventajas de nuestras armas sobre Iuquina y rio de San Juan, sino que refiriendose á noticia de algunos naturales que han llegado hasta allí, y á una carta original del punto de Jolencia que me remite y de que incluyo copia, me dá por muy probable la entrada del comandante D.
Junto a él había muchas hermosas casas de techos de doble agua, muy grandes, que la rodeaban. Hasta allí me dirigí para poder pedir un poco de alimento a la posible gente que habitara ese lugar y que esperaba no fueran perversas.
La ganancia social de esa guerra fue la unión de los orientales, base de la unión ulterior de los uruguayos. Hasta allí la campaña oriental (la Banda Oriental, estrictamente) aparecía en permanente estado de discordancia y disgregación.
Y hasta allí, de muchas partes iban para intentar convertirse como ellos, en teotihui; algo así como buscadores de la sabiduría; como creadores cual el Teotl; como un lugar donde los seres humanos podían transformarse en manifestaciones de él: creativos, plenos de voluntad y de conciencia solidaria.
Evidentemente; si la Asamblea no hubiese dispuesto en forma expresa mediante la segunda de sus leyes, aquella reintegración a la unidad americana de la que hasta allí había salido – los únicos – los orientales y ello mismo porque la fuerza extraña los sustrajo, la independencia promulgada en la primera declaración no devolvería a este pueblo al plano en que estaban colocados sin embargo de independientes, todos los hermanos.