harpía


También se encuentra en: Sinónimos.

harpía

s. f. Arpía [en todas sus acepciones].

harpía

 
f. mit. Arpía.
zool. Ave del orden falconiformes, de la familia accipítridos (Harpya harpya), de garras muy desarrolladas. Vive en los bosques tropicales entre México y Brasil.
Sinónimos

harpía

sustantivo femenino
Ejemplos ?
Gamusino. Mitología española y portuguesa. Golem. Mitología judía. Harpía. Mitología griega. Malismo. Mitología castellana (España).
Sus enemigos naturales son el jaguar (Panthera onca), el puma (Puma concolor), el ocelote (Leopardus pardalis) y el águila harpía (Harpia harpyja).
Forma el Brazo Derecho de Abominus Su voz es de Tony Santiago. Cuttroad Se transforma en una bestia mitad Grifo/mitad Harpía. Él es un asesino despiadado.
En la década de 1960 se establece dentro del Botánico un pequeño zoológico que se ha ampliado poco a poco, teniendo hoy en día alrededor de 300 animales. Uno de los atractivos del zoológico es el Águila harpía, considerada el ave nacional de Panamá.
Se llaman Riscal de la Chola y Riscal de Playa Blanca, y se encuentran a aproximadamente unos 3 km de la costa. Entre los elementos faunísticos se destacan los siguientes: Aves: Águila harpía (Harpia harpyja).
En la fachada sur, que acoge el pórtico, y que fue también la fachada principal del templo románico anterior a la reforma dieciochesca, destacan los canes del alero del tejado, con cabezas de animales domésticos, seres fabulosos (sirenas, quimeras, una harpía, un basilisco) y otros elementos decorativos.
La comparan con una especia de harpía (Cabeza y senos de mujer y cuerpo de ave rapiña) Este personaje del folklore castellano, también conocido como El Zamparrón o La Zarrampla, es representado como monstruo u ogro grande de boca enorme y gran buche o barriga con una voracidad insaciable.
Ni el mismo Nicolás Vedder estaba seguro ante la audaz lengua de aquella harpía, que le acusó públicamente de fomentar la haraganería crónica de su marido.
Uno se siente tentado a pensar que un encuentro con tal personaje, en un lugar tan desolado y lejos de toda habitación humana, era para hacer saltar los nervios de cualquier hombre, pero Tomás era de temple férreo, no se asustaba fácilmente, y había vivido tanto tiempo con una harpía, que ya no temía ni al mismo diablo.
Probablemente intentó proceder con el diablo como estaba acostumbrada a hacerlo con su marido; pero, aunque una harpía se considera generalmente como un buen enemigo del diablo, en este caso parece que la mujer de Tomás llevó la peor parte.
Después se lanzan los otros, que la arrebatadora brisa más rápido, Pánfago y Dorceo y Oríbaso, árcades todos, 210 y Nebrófono el vigoroso y el atroz, con Lélape, Terón, y por sus pies Ptérelas, y por sus narices útil Agre, e Hileo el feroz, recién golpeado por un jabalí, y de un lobo concebida Nape, y de ganados perseguidora Pémenis, y de sus hijos escoltada Harpía dos...
Si tienes tu buena abuela adiós las hambres en vela. No le hagas caso a la harpía que te tocó como tía. Estaré yo muy atento a cualquier malvado intento.