harapo


También se encuentra en: Sinónimos.

harapo

(Derivado del ant. farpar o harpar, desgarrar.)
1. s. m. Trozo de tela o vestido viejo, roto o sucio le quité los harapos que llevaba y le di ropa limpia. andrajo, colgado, guiñapo, pingo, trapo
2. Aguardiente de pocos grados que sale del alambique al finalizar el proceso de destilación del vino.
3. andar o estar uno hecho un harapo Llevar muy rota la ropa o estar muy cansado.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

harapo

 
m. Andrajo.
Último aguardiente que sale de la destilación del vino.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

harapo

(a'ɾapo)
sustantivo masculino
ropa o pedazo de tela muy gastada, rota y sucia. Los harapos del mendigo no lo protegían del frío.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

harapo

sustantivo masculino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

harapo

tatter

harapo

SM
1. (= andrajo) → rag
estar hecho un harapoto go about dressed in rags
2. harapos (Méx) → clothes, clobber, threads (EEUU)
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
El nombre del género se deriva del griego ~φόρος, (~ phoros), término que se traduce "portador" en combinaciones de palabras, y ῥάκος, (rhakos), "harapo" o "arruga", probablemente en referencia a la superficie arrugada de la mandíbula.
Los escudos pueden ser de madera o de metal, aunque una antorcha también se puede usar en la mano de los escudos. Las indumentarias posibles son el harapo, el traje de mago, la vestidura de sacerdote y la armadura.
— Propuesta de Pencroff y del reportero que no es aceptada. — Salidas de Gédéon Spilett. — Un harapo. — Un mensaje. — Partida precipitada.
Salía gente, para formar aquella procesión del harapo de las Cambroneras y de las Injurias; llegaban del paseo Imperial y de los Ocho Hilos; y ya, en filas apretadas, entraban por el puente de Toledo y seguían por el camino alto de San Isidro a detenerse ante una casa roja.