haragán


También se encuentra en: Sinónimos.

haragán, a

(De origen incierto.)
adj./ s. Que evita el trabajo es un haragán que se pasa el día durmiendo. desocupado, flojo, gandul, holgazán, ocioso diligente, trabajador

haragán, -gana

 
adj.-s. Holgazán.

haragán, -gana

(aɾa'γan, -'γana)
sustantivo masculino-femenino
persona que tiene poca disposición para hacer algo Tu hija hace su trabajo y el haragán de su hermano nunca hace nada.
Traducciones

haragán

dropo

haragán

dagdriver

haragán

lazy, idle

haragán

mallaboremulo

haragán

paresseux

haragán

léhütõ

haragán

scurra

haragán

lamzak, luierik, luilak

haragán

dagdriver

haragán

armaceiro

haragán

fancazzista

haragán

dagdrivare

haragán

كسول

haragán

leniwy

haragán

мързелив

haragán

líný

haragán

laiska

haragán

게으른

haragán

/ana
A. ADJ (= vago) → idle, lazy
B. SM/F (= holgazán) → layabout, idler
C. SM (Caribe) (= fregona) → mop
Ejemplos ?
-Pues yo prefiero no hacer nada. -Por esto te llaman haragán y te echan de todas partes, como nosotras nos vimos obligadas a echarte de la colmena.
–Es que crees... –Es que sé que en el fondo no eres más que un haragán y que va a ser preciso que sea yo la que busque trabajo para ti.
–No quiero saberlo. –Eso te honra. Pues bien; le tuve que despachar al haragán y sinvergüenza aquel, pero... –¿Qué, te persigue todavía?
¡Haragán!» gritan los muchachos, picaneando; y da la casualidad que justamente, en este momento, pasan frente a la casa, en cuyo umbral, sentado descansadamente, un gaucho andariego, sin trabajo y sin ganas de hallarlo, está por echarse un trago al buche; y, medio sorprendido, endereza el porrón y mira, frunciendo las cejas, a don Giuseppe, su huésped, que sonriente, y sin dejar la herramienta que está afilando, le dice.
Pa mí, y esto no es más que un maliceo, ¿eh? Pa mí, ese hombre es un poco haragán... El está de visita en mi casa y yo no debía pensar ansina..
Se educaba allí desde tiempo inmemorial un tipo acabado de bohemio, lleno de buenas condiciones de corazón, haragán como una marmota, dormilón como el símil, con una cabeza enorme, cubierta de una melena confusa y tupida como la baja vegetación tropical; reñido con los libros, que no abría jamás, y respondiendo al nombre de "Galerón", sin duda por las dimensiones colosales del sombrero, que tenía la función obligatoria y difícil de cubrir aquella cabeza ciclópea.
El campo, en estas alturas, era entonces poco poblado, las estancias extensas y mal delimitadas; muchas tierras -la mayor parte- pertenecían al Gobierno, y éste las vendía o las arrendaba con facilidades de pago a los que las pedían; pero muchos, todavía despreciaban estos campos del sur, anegadizos que eran en muchas partes, poco seguros, expuestos siempre a las incursiones de los indios, pudiendo allí, el gaucho, entregado a sí mismo, vivir a sus anchas, errante, haragán, vicioso y peleador, en medio de una abundancia extrema de lo único que necesitase: carne, sebo y cuero.
A ese hay que echarle de ella… o suprimirle: porque el que nada sabe es un perdido que, de todo incapaz, empieza en vago, desde el ocio haragán cae en el vicio, y luego en la miseria, y en el crimen después, y al fin un juez le echa al patíbulo.
mismamente! El mío s'escapó, porque comu'es tan haragán, no si atrevió a volar primero. ¡Pero qué le parece, dotor, que tuvieron cara, los indinos, d'empuercase todos con aceite d'higuerillo que le robaron al sacristán!...
La voz del jefe a quien la perspectiva de tener que arrastrarse doblado en dos por aquel suelo encharcado y sucio, ponía fuera de sí, resonó colérica en la galería: -¡Canalla, haragán!
Rip miró y vio una reproducción exacta de sí mismo cuando se fue a las montañas. Por lo que se veía, seguía siendo tan haragán como siempre y su desastrado traje no había cambiado nada.
endido al sol, inmóvil entre los yuyos, bien envuelto en su espeso traje negro listado de blanco, luciendo magnífica cola del mismo género, el oso hormiguero gozaba de la vida. Su mayor placer era, siendo él muy haragán, observar el trabajo de las hormigas afanosas.