habladuría

(redireccionado de habladurías)
También se encuentra en: Sinónimos.

habladuría

s. f. Noticia o rumor sin fundamento que corre de boca en boca nunca he creído en las habladurías de la gente. cuentas, chisme, dicho, hablilla
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

habladuría

 
f. Dicho inoportuno que desagrada.
Noticia que se da sin fundamento.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

habladuría

(aβlaðu'ɾia)
sustantivo femenino
comentario infundado y negativo que circula entre la gente No hagas caso de las habladurías.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

habladuría

sustantivo femenino
rumor, murmuración, chisme, cuento, hablilla, historia (col.), parlería, reporte.
Habladuría, rumor y murmuración hacen referencia a informaciones sin fundamento que se explican de boca en boca. Chisme designa la noticia, verdadera o falsa, que se cuenta para difamar o desacreditar a alguien.
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.

habladuría:

locuacidadgarrulería, verborrea, cháchara,
Traducciones

habladuría

scandal, buzz, hearsay, rumor

habladuría

SF
1. (= rumor) → rumour, rumor (EEUU)
2. (= injuria) → nasty remark
3. (= chisme) → piece of gossip
4. habladuríasgossip sing, scandal sing, tittle-tattle sing
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
¡Ay que Cloti tan desconfiada! La publicidad del noble Blas Hoy hablo en defensa de mi amigo Blas para evitar habladurías. Me molesta que hablen de alguien que es tan afable.
Pero si hay algún granuja entre nosotros debe de ser aquel que cuenta una historia que no puede probar –hizo una pausa y añadió, con más seriedad–: si entiendo tu jugada, intentas aprovecharte de algunas habladurías maliciosas sobre mi familia y en especial sobre la repentina muerte de mi padre, para estafarme el dinero y quizá desacreditarme, insinuando que ya he recibido la renta que reclamo.
Nadie, pues, más feliz que yo, porque en cuanto a las habladurías y murmuraciones del mundo perecedero, así me cuido de ellas como de ir a la Meca.
Al poco tiempo principió el runrún de que había salteadores por ahí en los caminos, y que en las casas de campo estaban haciendo muchos daños; pero como nadie se quejaba a la justicia ni ninguno mostraba los atentados, determinaron, al fin, que todo era invenciones y habladurías de gente ociosa.
Los chicos no lo notaron tanto porque iban a la escuela todos los días; pero no pudieron evitar el enterarse de las habladurías, las cuales los asustaron un poco, especialmente a Thaddeus, que era un muchacho muy sensible.
Y en cuanto a las huellas en la nieve y a los caballos asustados... se trataba únicamente de habladurías sin fundamento, que habían nacido a consecuencia de la caída del meteorito.
Pero bastó que alguien adivinara su apenas esbozada intención para que, al momento, brotasen envidias, chismes, habladurías de las cuales no se pudo evitar que en parte se enterase Su Alteza.
Desesperado y rabioso estaba yo de verle convertido en bon vivant, con sus puntas y collar de bribón desvergonzado; mas para evitar habladurías escandalosas, determiné aconsejar al colegio de los magos que siguiese sosteniendo que Parsondes había subido al empíreo, y que siguiese venerando su imagen, sin descubrir nunca, antes negando rotundamente, que Parsondes vivía con las bailarinas de Babilonia, en el alcázar de Nanar.
Lo que había de discutible en las habladurías de los campesinos ya no podría ser discutido en adelante porque allí había seis testigos de excepción, media docena de hombres que, por la índole de sus profesiones, no creían más que lo que veían con sus propios ojos.
Los chicos no lo notaron tanto porque iban a la escuela todos los días; pero no pudieron evitar el enterarse de las habladurías, las cuales les asustaron un poco, especialmente a Thaddeus, que era un muchacho muy sensible.
León había jurado, por fin, no volver a ver a Emma; y se reprochaba no haber mantenido su palabra, considerando todo lo que aquella mujer podría todavía acarrearle de líos y habladurías sin contar las bromas de sus compañeros que se despachaban a gusto por la mañana alrededor de la estufa.
Habían oído los comentarios y las habladurías de la gente, desde luego; pero no podían creer que hubiese ocurrido algo contrario a las leyes naturales.