habitar

(redireccionado de habitaron)
También se encuentra en: Sinónimos.

habitar

(Derivado de haber.)
1. v. tr. Ocupar una persona una casa o un lugar habitaban aquella casa desde que quedó abandonada. alojarse deshabitar
2. v. intr. Vivir una persona en un lugar de forma habitual mi familia habitó en Madrid durante tres años. domiciliarse, morar, residir vagar

habitar

 
tr.-intr. Vivir, morar en una casa, ciudad, etc.

habitar

(aβi'taɾ)
verbo intransitivo
morar, vivir habitualmente en un lugar determinado Hay indicios que demuestran que esta región estuvo habitada desde el siglo III a.c.

habitar


verbo transitivo
ocupar un lugar y vivir allí Unas tres mil personas habitan esa región.

habitar


Participio Pasado: habitado
Gerundio: habitando

Presente Indicativo
yo habito
tú habitas
Ud./él/ella habita
nosotros, -as habitamos
vosotros, -as habitáis
Uds./ellos/ellas habitan
Imperfecto
yo habitaba
tú habitabas
Ud./él/ella habitaba
nosotros, -as habitábamos
vosotros, -as habitabais
Uds./ellos/ellas habitaban
Futuro
yo habitaré
tú habitarás
Ud./él/ella habitará
nosotros, -as habitaremos
vosotros, -as habitaréis
Uds./ellos/ellas habitarán
Pretérito
yo habité
tú habitaste
Ud./él/ella habitó
nosotros, -as habitamos
vosotros, -as habitasteis
Uds./ellos/ellas habitaron
Condicional
yo habitaría
tú habitarías
Ud./él/ella habitaría
nosotros, -as habitaríamos
vosotros, -as habitaríais
Uds./ellos/ellas habitarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo habitara
tú habitaras
Ud./él/ella habitara
nosotros, -as habitáramos
vosotros, -as habitarais
Uds./ellos/ellas habitaran
yo habitase
tú habitases
Ud./él/ella habitase
nosotros, -as habitásemos
vosotros, -as habitaseis
Uds./ellos/ellas habitasen
Presente de Subjuntivo
yo habite
tú habites
Ud./él/ella habite
nosotros, -as habitemos
vosotros, -as habitéis
Uds./ellos/ellas habiten
Futuro de Subjuntivo
yo habitare
tú habitares
Ud./él/ella habitare
nosotros, -as habitáremos
vosotros, -as habitareis
Uds./ellos/ellas habitaren
Imperativo
habita (tú)
habite (Ud./él/ella)
habitad (vosotros, -as)
habiten (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había habitado
tú habías habitado
Ud./él/ella había habitado
nosotros, -as habíamos habitado
vosotros, -as habíais habitado
Uds./ellos/ellas habían habitado
Futuro Perfecto
yo habré habitado
tú habrás habitado
Ud./él/ella habrá habitado
nosotros, -as habremos habitado
vosotros, -as habréis habitado
Uds./ellos/ellas habrán habitado
Pretérito Perfecto
yo he habitado
tú has habitado
Ud./él/ella ha habitado
nosotros, -as hemos habitado
vosotros, -as habéis habitado
Uds./ellos/ellas han habitado
Condicional Anterior
yo habría habitado
tú habrías habitado
Ud./él/ella habría habitado
nosotros, -as habríamos habitado
vosotros, -as habríais habitado
Uds./ellos/ellas habrían habitado
Pretérito Anterior
yo hube habitado
tú hubiste habitado
Ud./él/ella hubo habitado
nosotros, -as hubimos habitado
vosotros, -as hubísteis habitado
Uds./ellos/ellas hubieron habitado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya habitado
tú hayas habitado
Ud./él/ella haya habitado
nosotros, -as hayamos habitado
vosotros, -as hayáis habitado
Uds./ellos/ellas hayan habitado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera habitado
tú hubieras habitado
Ud./él/ella hubiera habitado
nosotros, -as hubiéramos habitado
vosotros, -as hubierais habitado
Uds./ellos/ellas hubieran habitado
Presente Continuo
yo estoy habitando
tú estás habitando
Ud./él/ella está habitando
nosotros, -as estamos habitando
vosotros, -as estáis habitando
Uds./ellos/ellas están habitando
Pretérito Continuo
yo estuve habitando
tú estuviste habitando
Ud./él/ella estuvo habitando
nosotros, -as estuvimos habitando
vosotros, -as estuvisteis habitando
Uds./ellos/ellas estuvieron habitando
Imperfecto Continuo
yo estaba habitando
tú estabas habitando
Ud./él/ella estaba habitando
nosotros, -as estábamos habitando
vosotros, -as estabais habitando
Uds./ellos/ellas estaban habitando
Futuro Continuo
yo estaré habitando
tú estarás habitando
Ud./él/ella estará habitando
nosotros, -as estaremos habitando
vosotros, -as estaréis habitando
Uds./ellos/ellas estarán habitando
Condicional Continuo
yo estaría habitando
tú estarías habitando
Ud./él/ella estaría habitando
nosotros, -as estaríamos habitando
vosotros, -as estaríais habitando
Uds./ellos/ellas estarían habitando
Sinónimos

habitar

transitivo
morar, residir, tomar casa, tomar asiento, sentar los reales, vivir, poblar. vagar.
Morar y residir son palabras escogidas que envuelven cierto señorío y elegancia. Sería pedante preguntar a una persona: ¿dónde mora usted? En cambio, se dice que los dioses moran en el Olimpo. Residir alude con preferencia al país, provincia o ciudad, pero no al domicilio. Una persona reside en Cuba, en Enterríos, en Montevideo; pero vive en tal calle y número. Habitar es transitivo; por ejemplo: habita una cueva, una casa céntrica. En su uso intransitivo corresponde a vivir: vive o habita en una cueva, en un piso alto, etc.
Traducciones

habitar

dwell, inhabit, occupy, live, reside, to inhabit

habitar

zamieszkują

habitar

bebor

habitar

A. VT [+ zona, territorio] → to inhabit, live in; [+ casa] → to live in, occupy, be the occupant of
B. VI (= vivir) → to live
Ejemplos ?
Entonces pasaron por cada fracción de la ciudad; he aquí los nombres: Chi Quix, Chi Chac, Humetaha, Culba-Cavinal, nombres de las colinas donde habitaron.
5(Y dió Jehová salvador á Israel, y salieron de bajo la mano de los Siros; y habitaron los hijos de Israel en sus estancias, como antes.
Y los descendientes de aquéllos, los dioses dadores de bienes, cómo se repartieron la riqueza, cómo se dividieron los honores y cómo además, por primera vez, habitaron el muy abrupto Olimpo.
Tuvo cetro temido la mano, que aun no muestra haberlo sido; sentidos y potencias habitaron la cavidad que ves sola y desierta; su seso altos negocios fatigaron; ¡y verla agora abierta, palacio, cuando mucho, ciego y vano para la ociosidad de vil gusano!
16 Y los hijos de Cineo, suegro de Moisés, subieron de la ciudad de las palmas con los hijos de Judá al desierto de Judá, que está al mediodía de Arad: y fueron y habitaron con el pueblo.
12 Y en Seir habitaron antes los Horeos, á los cuales echaron los hijos de Esaú; y los destruyeron de delante de sí, y moraron en lugar de ellos; como hizo Israel en la tierra de su posesión que les dió Jehová.) 13 Levantaos ahora, y pasad el arroyo de Zered.
23 Y á los Heveos que habitaban en Haserin hasta Gaza, los Caftoreos que salieron de Caftor los destruyeron, y habitaron en su lugar.) 24 Levantaos, partid, y pasad el arroyo de Arnón: he aquí he dado en tu mano á Sehón rey de Hesbón, Amorrheo, y á su tierra: comienza á tomar posesión, y empéñate con él en guerra.
Y por las tardes calurosas, la palabra de Don Antonio Gutiérrez deleitaba la ingenuidad de sus hijos al contarles historias que habían sido reales, pero eliminadas en sus lobregueces por la fantasía: Deben amar estas aguas, estas tierras, estos cielos, estos aires, este sol, porque aquí es donde hemos vivido y donde han nacido ustedes y también, con esa misma devoción han de recordar por siempre un lugar, distante cuyas regiones habitaron sus abuelos, más allá de los montes y los ríos, más allá...
MOCTECUHZOMA ILHUICAMINA, oyendo el buen consejo del inteligente TLACAELEL, acordó llamar al grande historiador CUAUHCOATL, viejo de muchos años para decirle: -Padrecito, abuelito, quiero saber cuánto tienes en tu memoria, en tu espejo ahumeante, TEZCATLIPOCA, de la historia de la siete cuevas donde habitaron nuestros antepasados padrecitos y qué lugar es aquél donde se efectuó el prodigio de hacerse carne la fuerza de voluntad de nuestro HUITZILOPOCHTLI para sacar a nuestros abuelitos AZTECAS de esos sitios y traerlos hasta acá donde hoy vivimos, nuestra grande y esplendorosa ciudad de TENOCHTITLAN.
Engendró Porteo tres hijos ilustres que habitaron en Pleurón y en la excelsa Calidón: Agrio, Melas y el caballero Eneo, mi abuelo paterno, que era el más valiente.
Después, para conseguir el fruto de la victoria, asolaron a Alba, donde después de Ilion, destruido por los griegos, y después de Lavinio, donde el rey Latino puso por rey al fugitivo Eneas, habitaron finalmente aquellos dioses troyanos.
Woodding, que haciendo propaganda por cuenta de la secta trinitaria, con un ejemplar de los evangelios debajo del brazo, azotas con los faldones de tu larga levita negra, las madreselvas florecidas por la primavera y paseas tu prole las cuatro chiquitinas rubias que parecen salidas de un álbum de Kate Greenway por todos los caminos planos de cerca a todos los hoteles donde cuesta la asistencia diez francos por día; enorme conde valaco o rumano de la melena rizada a la caracalla y de los ojos bovinos y apagados; príncipe italiano, cuyo palacio secular, donde habitaron tus antepasados gloriosos...