habitado

Traducciones

habitado

inhabited

habitado

ADJ [isla, pueblo] → inhabited; [casa, habitación] → lived-in; [satélite, cohete] → manned
Ejemplos ?
Antes de entrar en la ciudad divisó un pequeño castillo; las puertas y ventanas cerradas parecían indicar que no estaba habitado.
Sin tu sacro tesoro inagotable, De humedad y de vida, ¿Qué fuera? -Yermo estéril, pavoroso, De muerte y aridez sólo habitado. Suben ligeros de tu seno undoso Los vapores que, en nubes condensados Y por el viento alígero llevados, Bañan la tierra en lluvias deliciosas, Que al moribundo rostro de Natura Tornando la frescura, Ciñen su frente de verdor y rosas.
EDITACIONES DE UN PUEBLO LIBRE Por: Juan Lindo "La justicia trae a los pueblos la paz, la abundancia y la felicidad." Desde el momento mismo que el hombre ingrato y desobediente quebrantó la ley única y primera que le impuso su Creador, se vió huérfano, abandonado en este globo desconocido, habitado de fieras y animales cuyas propiedades no comprendía, vestido de diferentes yerbas y plantas de que de sabía hacer uso y, finalmente, cercado de peligros y agitado de mil necesidades que despertaron su industria y valor.
Así hemos habitado el mismo girón del tiempo los hombres de la República, los hombres de la Restauración y los que aún tenemos blanco y sin armas el escudo.
Al insistirle, contestó atropelladamente que los sacerdotes italianos prevenían a todo el mundo contra dicho templo, y afirmaban que una maldad monstruosa había habitado allí en tiempos, y había dejado su huella indeleble.
Con gran cautela olisqueó hacia todos lados para cerciorarse de que no había presencia humana cercana y de inmediato con gran sagacidad se trepó al árbol donde muchos guajolotes se aprestaban a dormir y que se ubicaba al centro de un gran corral donde también dormitaban apaciblemente algunos puercos de monte. Al lado se veía un jacalote, de seguro habitado por una abundante familia.
Ellos, hacía siglos, habían soñado ser como los antiguos gigantes del saber que habían habitado las regiones de aire transparente de lo que hoy se llama México.
Bien que se recordaba que esos parajes habían sido el primer rincón donde los antiguos AZTECAS habían habitado al llegar al valle; sitio de abundancia, lugar de tulares, pesca y cacería, de dulce agua y frescos y curativos manantiales: TOLLAN, le habían llamado desde esas épocas a semejanza de aquella que nuestros abuelos MESHICAS deseaban revivir.
Y MOCTECUHZOMA XOCOYOTZIN sabía que viéndose su abuelo, MOCTECUHZOMA ILHUICAMINA tan gran señor y en tanta gloria y con tantas riquezas determinó enviar a saber en qué lugares habían habitado sus antepasados y qué formas tenían aquellas siete cuevas que en los libros de TEZCATLIPOCA, la memoria, se mencionaba constantemente.
Se sintieron transformarse en aves en ocelotes en gatos monteses y así cambiados, transportarse a otras dimensiones, como en el túnel del tiempo, en búsqueda del lugar donde sus antepasados habían habitado.
Conscientes de que el evangelio y los episodios violentos de la Revolución se escribieron principalmente en las provincias de México, sabedores de que es en el campo, habitado por las dos terceras partes de nuestra población, con ínfima percepción del ingreso nacional, donde más faltan por cumplirse los principios reivindicadores de nuestro movimiento social, el Congreso de la Unión simpatiza con la política agraria de la Administración que, al expropiar y repartir viejos latifundios, algunos como el de Cananea, enquistados contra la Ley en zonas prohibidas del territorio nacional, satisface el anhelo de desconcentrar la propiedad rural y de entregarla, en gran acto de justicia histórica, a quienes la trabajan: los campesinos desposeídos de México.
Ha habitado largo tiempo bajo el Himalaya, en medio de una selva ungida de silencio dentro del cual se vierte a ciertas horas la voz del gong llamando a la plegaria en la pagoda.