habanera


También se encuentra en: Sinónimos.

habanera

s. f. DANZA,MÚSICA Música y danza de origen marinero y quizás afrocubano, de ritmo cadencioso y compás binario.

habanera

 
f. mús. Composición musical, de origen cubano, de compás binario y ritmo cadencioso.
Danza de sociedad propia de La Habana.
Música con que se baila la habanera.
Sinónimos

habanera

sustantivo femenino
danza, baile.
Danza se aplica también a la habanera y a algunos bailes semejantes a ella; por ejemplo, la danza puertorriqueña.
Traducciones

habanera

habanera

habanera

Хабанера

habanera

Habanera

habanera

Habanera

habanera

Habanera

habanera

ハバネラ

habanera

Habanera

habanera

SF (Mús) → habanera
Ejemplos ?
Su hija Estrella cantódelante del féretro una estrofa de "Habanera imposible" de Carlos Cano y el poema de Federico García Lorca "El llanto de la guitarra" Fue enterrado el 15 de diciembre en la intimidad en el cementerio granadino de san José, en las colinas de la Alhambra.
Payadores uruguayos fueron Néstor Feria, Washington Montañez y Carlos Molina, también debemos mencionar el rasguido doble, la canción litoraleña, el vals y la habanera.
Escribió la banda sonora de la película Borrasca dirigida por Miguel Ángel Rivas y rodada en parte en Torroella de Montgrí. En una habanera se hizo cantar a Los pescadores de L'Escala.
La luminosidad se mantiene cerca de un minuto y, seguidamente, desde la torre de la basílica se muestra una imagen de la Virgen de la Asunción realizada con bengalas. Mientras suena la habanera Aromas Ilicitanos (himno extraoficial de Elche) por unos altavoces de gran potencia.
El venado, el coyote, el puma, la liebre, la tuza, el mapache, el tejón, la ardilla y algunas aves como: el faisán común y blanco, la paloma habanera y la codorniz.
Hizo ballets más largos, de hasta cinco actos, convirtiendo el ballet en un gran espectáculo, con deslumbrantes puestas en escena, destacando su colaboración con Chaikovski en tres obras excepcionales: La bella durmiente (1889), El cascanueces (1893) y El lago de los cisnes (1895). A nivel popular, el baile más famoso de la época fue el can-can, mientras que en España surgieron la habanera y el chotis.
Y las botas nuevas, los corsés tiesos y los percales engomados empezaron, crujiendo, a girar suavemente, al compás de la habanera, con elegantes requiebros de grupas provocativas y con refocilamientos de pañuelos rojos sobre las blusas negras.
En un breve trecho de campo, iluminado con farolillos a la veneciana, no muy profusamente, mozos y mozas departían, abrazábanse, casi besábanse, en la intimidad del schotis y de la habanera.
Confrontando allí escrupulosamente el Código de la edición de Habanera (el menos infiel de aquel tiempo) con el exemplar purísimo Florentino, no solo corrigió los errores de que estaban llenos los otros Códigos, sino que ayudado de los libros de Angelo Policiano, y de los consejos del insigne Lelio Taurellio, suplió doctísimamente mucfías lacunas ó vacíos.
De tarde, antes de que llegasen sus amigos, dictaba a un tierno amanuense las escenas de su drama inédito La nube negra, o capítulos de su novela de la sociedad habanera, donde están, como flagelados con rosas, pero de modo que se les ve pestañear y urdir, los héroes de la tocineta y del chisme y del falso dandismo.
El pintor se acercó a la mozuela, invitándola a bailar. -¿Quiere usted favorecerme con esta habanera, hermosa? Mariposa, sorprendida por lo brusco de la invitación, se cogió a su brazo y bailaron.
Colaboró además en La Habana Cómica, Revista Habanera, El Museo, La Habana Elegante, Revista Cubana, El Radical, El Fígaro, La Lucha.