Ejemplos ?
os guitarros son instrumentos de cuerda pulsada tradicionales del Sureste de España, es decir, las provincias de Murcia y Almería, sur de Alicante y norte de Granada, y también La Mancha.
En cuanto a la instrumentación, destacan los guitarros, por ser instrumentos heredados directamente del Barroco Música Folclórica Música de España Danza española Base de datos elaborada y mantenida por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Institució Milà i Fontanals (Barcelona).
Los guitarros pertenecen a la familia de guitarras del Barroco, manteniendo todas las características de aquéllas, desde la encordadura hasta la afinación y la forma.
La mayoría de los que actualmente se emplean están fabricados por los maestros guitarreros de Baza y los de Casasimarro, siendo los de la primera normalmente de 5 órdenes dobles excepto el primero y el último, que suelen denominarse "murcianos", y los conquenses del tipo llamado "manchego", de cinco órdenes simples, aunque la construcción suele ser mucho más pesada que las de los guitarros antiguos.
También difiere de los antiguos en que muchos de los guitarros actuales usan un clavijero mecánico, y en la composición de las cuerdas: antaño, de tripa; hogaño, de nylon o de carbono.
El timple, un pequeño cordófono emparentado con el cavaquiño y otros guitarros de la península ibérica cuenta con intérpretes de gran virtuosismo.
Motilleja, hoy por hoy, se nos manifiesta como un tesoro de la organología tradicional manchega, o algo así como una reserva espiritual de instrumentos y músicos de la tradición. Guitarros manchegos y tocadores de guitarros...
Sin lugar a dudas, las seguidillas son las reinas del baile, con un ritmo trepidante y una manera de hacer sonar los guitarros y las guitarras de difícil explicación, con marcación rítmica en las tapas de los instrumentos y una concentración musical intensa con la que los músicos casi alcanzan un estado de éxtasis al interpretarlas.
Jotas, fandangos, seguidillas, rondeñas, torrás, tonadas, jeringonzas, toreras, aguilanderos, mayos, forman su repertorio; la improvisación dentro de un orden, las inflexiones de voz, los melismas, el vigoroso toque de guitarros y guitarras...
El cine sustituye definitivamente a los bailes mientras guitarros, octavillas, violines, guitarras, bandurrias y laudes comienzan entonces a colgarse en las paredes como elementos decorativos de muchas casas o a guardarse en las “cámaras” junto a los muchos trastos viejos que la modernidad y el desarrollo iban provocando y acentuando su caducidad.
No será extraño al visitante de Motilleja encontrar a la Ronda en el bar, en la taberna, templando sus guitarros y echando unas piezas, sin necesidad de crear un espectáculo folclórico, sin necesidad de un escenario, sin necesidad de grandes carteles anunciadores, sin necesidad de que el día sea festivo o no lo sea, sin alharacas, simplemente sintiendo la necesidad de expresión, comunicación y de divertimento que tantos músicos motillejanos sintieron en tiempos pretéritos.
Edit. Prames (2005) Estudios Inguz. Colaboración musical: Guitarros y guitarricos. Disco “Ya llegan”. Gaiteros de Estercuel (2005) Estudios Lunanueva.