guipuzcoano

(redireccionado de guipuzcoanos)

guipuzcoano, a

1. adj. De Guipúzcoa, provincia del País Vasco.
2. s. Persona natural de esta provincia.
3. s. m. LINGÜÍSTICA Variante lingüística del vascuence.

guipuzcoano, -na

 
adj.-s. De Guipúzcoa.
m. Uno de los principales dialectos del vascuence.
Traducciones

guipuzcoano

/a
A. ADJof/from Guipúzcoa
B. SM/Fnative/inhabitant of Guipúzcoa
los guipuzcoanosthe people of Guipúzcoa
Ejemplos ?
En 1918 los clubes cántabros regresaron a la Federación Norte, en esta ocasión junto a clubes vizcaínos tras el abandono de la misma por los guipuzcoanos.
Es la segunda provincia más montañosa de España atendiendo al desnivel del terreno. Los ríos guipuzcoanos son todos ellos de curso breve y de cuencas hidrográficas pequeñas.
Cuando llegaron los batallones y escuadrones castellanos, más los vizcaínos y guipuzcoanos, Espartero les arengó y les dio a elegir entre permanecer al servicio de la reina o volverse a sus casas.
de altitud, tiene un cauce de 53 km y baña a Hernani donde recibe las aguas de su único afluente el río Añarbe, para finalmente desembocar entre los montes Ulía y Urgull en San Sebastián. El río Oria es el mayor y más largo de los ríos guipuzcoanos, nace en el Puerto de San Adrián, a 660 m.
En la Copa del Rey de Fútbol 1926 se cambió entonces de formato, y se disputó una primera eliminatoria que enfrantaba a campeones y subcampeones de Cantabria, Vizcaya y Guipúzcoa, de la cual salieron clasificados los dos equipos guipuzcoanos.
Las razones de la separación en bloque de los jeltzales, según algunos, además del enfrentamiento personal entre Xabier Arzalluz y Garaikoetxea y otras cuestiones de lucha de poder interno, fue la polémica surgida por una diferente concepción del reparto de poder entre las instituciones comunes de la autonomía vasca (Gobierno y Parlamento) y las forales (Juntas Generales y Diputaciones) que configuró la nueva "Ley de Territorios Históricos" y, más concretamente, según otros autores, las razones hay que buscarlas en la negativa de los peneuvistas navarros, y en menor medida guipuzcoanos, a apoyar un gobierno de la derecha en Navarra, recibiendo a cambio ciertas contraprestaciones políticas en otros territorios.
En la temporada 1925-26 en cambio, el pulso entre los dos equipos guipuzcoanos lo ganó el Real Unión; además a partir de aquella temporada tuvieron acceso al Campeonato Nacional también los equipos subcampeones de los torneos regionales, lo que supondría que los iruneses participarían a partir de aquel año en todos los campeonatos nacionales, ya que ningún otro equipo de Guipúzcoa era capaz de rivalizar con Real Sociedad y Real Unión.
Guipúzcoa también ha sido una de las regiones gracias a las cuales se repuebla la Castilla medieval, pues gente de estas tierras emigró en la Edad Media a tierras castellanas donde se asentaron; así pues, muchas de las gentes de Valladolid, Burgos, Toledo, Palencia etc., tienen antepasados guipuzcoanos, aunque no tengan apellidos vascos.
En el puerto de Velate, la retaguardia fue sorprendida por fuerzas castellanas, en las que predominaban guipuzcoanos oñacinos, al mando de López de Ayala.
La noticia corrió como la pólvora en los ambientes pelotazales navarros y guipuzcoanos, de forma que en unos años ya había dos cuadros de remontistas profesionales, uno en Pamplona y otro en San Sebastián.
La puesta de las Villas bajo control administrativo de la Corona, la pujanza de las Hermandades de las villas y el reconocimiento de la hidalguía universal a todos los vizcaínos y guipuzcoanos fueron elementos importantes en la pérdida de poder de los señores.
Al contrario que la mayoría de los municipios rurales guipuzcoanos que contaron con un crecimiento de población en la primera mitad del siglo, Baliarrain asistió a una disminución moderada pero continua de su población con la excepción de un ligero repunte en la década de 1950.