guipur

guipur

 
m. Especie de encaje, de lino o seda, de mallas anchas.
Ejemplos ?
Levantábase ante mí su gallarda figura, su italiana y morena tez empalidecida por el reflejo del gas, su negra barba, sus ojos centelleantes, su descubierta garganta de estatua, cuyos tendones se dibujaban bajo el limpio cutis, su traje de terciopelo negro con cuello de guipur, la noble actitud con que arrojaba su capa y se quedaba inmóvil, cruzado de brazos, sobre la escalinata de la cámara donde se celebraban los desposorios de Lucía.
La ramazón rojiza del arbolado desnudo de hoja formaba un fondo como de viejo guipur, y la masa sombría, intensamente verde de las coníferas, realzaba aquellas delicadezas otoñales, contrastando con ellas de un modo brusco y vigoroso.
¡Sin embargo, hay quien se traga el anzuelo!, a la gente no se le cuenta la verdad, puede usted creerme queriendo por esta confesión de pillería para con los otros convencerla por completo de su probidad. Después la llamó otra vez para enseñarle tres varas de guipur que había encontrado recientemente.
decía Lheureux; se lleva mucho ahora para cabeceras de sillones, es la moda. Y más pronto que un escamoteador envolvió la tela de guipur en un papel azul y la puso en manos de Emma.
Se realiza el primer desfile de la marca en la tienda de la calle Paseo de Gracia de Barcelona. 1970: Modelos sobrios realizados en alpaca y cuellos y mangas adornados con guipur en hilo color oro.
Pero también las hay que están hechas solamente con hojas de guipur, sin ningún tipo de fondo. Aunque en Cataluña se confeccionaba encaje desde el siglo XVI es a partir del siglo XIX cuando el encaje artesano catalán adquiere un gran prestigio.
En la catedral de Toledo, en la primera mitad de siglo XVI, aparecen compras de hilo gallego, lo que parece indicar que se exportaba al resto de la Península. Es este un encaje del tipo guipur donde las hojas constituyen los elementos básicos de la decoración.
Cuando se utiliza como fondo el punto de gasilla (medio punto, punto de espíritu) se superponen las hojitas de guipur, creando piezas en relieve.
El vocablo tul proviene de la ciudad francesa Tulle en el Limosín; ciudad conocida en el siglo XVIII por la seda y el encaje, donde se fabricaba el guipur.