guiñar el ojo

Ejemplos ?
Les advierto que yo, por lo general, cuando doy una conferencia, tengo la manía de guiñar el ojo derecho; pero ustedes no reparen en ello...
Hallábase entre ellos y prójimo a la puerta el capitán don Íñigo Pastoriza, mozo muy dado a andar siempre en busca de la flor del berro y que, olvidándose del respeto debido a la casa de Dios, se ocupaba por el momento en guiñar el ojo a una hija de Eva, abstraído en ideas e intenciones libidinosas.
Al guiñar el ojo, el ataque de Ivankov provoca un enorme retroceso que hace que salga despedido hacia atrás con todos los presos restantes agarrados a él.
Duples (dos parejas): levantar las cejas. Treinta y una (31 puntos): guiñar el ojo. Juego que no es 31 (más de 31 puntos): dar un beso al aire.
Los adultos de Nigeria pueden guiñar el ojo como señal a los niños para salir de la habitación o de manifiesto para ayudarlos a protegerse de gente extraña.
Estrellita se toma demasiado en serio su belleza física y tiene una extraña manía de decir constantemente “o sea” y de guiñar el ojo mientras pone una pose seductora.
Su adicción a la heroína le hizo contraer el sida y era habitual en los reformatorios hasta los 15 años, edad en la que ingresó en la cárcel de la Modelo. Durante el tiempo que estuvo allí estudió Derecho, buscaba cómplices, «tenía labia y solía guiñar el ojo».