guiñar


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con guiñar: guiñar el ojo

guiñar

(De origen incierto.)
1. v. tr. Cerrar y abrir un ojo con rapidez una o más veces, por lo general para hacer una seña a otra persona disimuladamente cuando entró el nuevo te guiñé el ojo para que te fijaras en él. cucar
2. v. intr. NÁUTICA Dar un barco guiñadas.
3. v. prnl. Hacerse dos personas señas con los ojos.

guiñar

 
tr. Cerrar [un ojo] momentáneamente quedando el otro abierto.
prnl. Darse de ojo; hacerse guiños o señas con los ojos.
intr. mar. Dar guiñadas el buque.

guiñar

(gi'ɲaɾ)
verbo transitivo
cerrar y abrir un ojo rápidamente dejando el otro abierto En su complicidad le guiñó un ojo.
Sinónimos
Traducciones

guiñar

zwinkern

guiñar

bat, blink, yaw, wink

guiñar

mrkat

guiñar

blink

guiñar

iskeä silmää

guiñar

namignuti

guiñar

ウインクする

guiñar

눈을 깜박거리다

guiñar

knipogen

guiñar

blunke

guiñar

mrugnąć

guiñar

piscar os olhos, wink

guiñar

blinka

guiñar

ขยิบตา

guiñar

nháy mắt

guiñar

眨眼

guiñar

намигване

guiñar

קריצה

guiñar

A. VTto wink
guiñar el ojo a algnto wink at sb
B. VI
1. (con un ojo) → to wink
2. (Aer, Náut) → to yaw
Ejemplos ?
A cada carta está asociada una seña (hay variantes regionales) para permitir a cada jugador hacer saber su juego a su compañero: Señor: mirar hacia arriba Señora: levantar la comisura de los labios de un lado (o inclinar la cabeza) El tuerto: guiñar un ojo La Vaca: poner mala cara Nueve grande: enseñar el pulgar Nueve pequeño: enseñar el meñique Dos de roble (bastos): enseñar el dedo índice (o levantar el índice y el corazón) Dos de escrito: mover el pulgar y el índice hacia la mesa como para escribir As: abrir la boca (o enseñar la lengua o golpear ligeramente los dientes) Los más utilizados son el As, la vaca, el tuerto y Señor.
Caracterizada por sus modos sensuales de comportarse. Lo mismo puede disparar una pistola con letal puntería que guiñar un ojo. También es muy ágil en pelea.
El avión tenía poca potencia y padecía de inestabilidad direccional en giros abiertos, mientras que en giros muy cerrados tendía a guiñar.
Estrellita se toma demasiado en serio su belleza física y tiene una extraña manía de decir constantemente “o sea” y de guiñar el ojo mientras pone una pose seductora.
Su adicción a la heroína le hizo contraer el sida y era habitual en los reformatorios hasta los 15 años, edad en la que ingresó en la cárcel de la Modelo. Durante el tiempo que estuvo allí estudió Derecho, buscaba cómplices, «tenía labia y solía guiñar el ojo».
Que quedan de la siguiente forma: 11 basto (ceja arriba) 10 oro (guiñar un ojo) As de espadas(lengua espada) (sacar lengua a la derecha) As de bastos (lengua de basto) (sacar lengua a la izquierda) Siete de espadas (manilla de espadas) (hacer una mueca hacia la derecha) Siete de oros (manilla de oros) (hacer una mueca hacia la izquierda) Los treses (morderse el labio) ases de copa y basto (Ases bordes) (levantar hombro) malas cartas o poco envites (se cierran los dos ojos) Palacios del Sil el juego popular es de 6 jugadores, siendo una ronda en equipo (denominada en redondo) y otra ronda enfrentando de dos en dos a los jugadores (denominada de punta), alternativamente.
Puede ocurrir que el paciente con exoforia elevada no tenga ningún síntoma subjetivo marcado, pero en la entrevista puede referir ocasiones en que se descompensa la foria dando lugar a visión doble intermitente (si se ha establecido una supresión no será consciente de la diplopía), que cuando está cansado, extresado, en ambientes con luz intensa, distraído o ha tomado algo de alcohol se les desvía un ojo (desviación manifiesta) o bien tienden a guiñar.
Los adultos de Nigeria pueden guiñar el ojo como señal a los niños para salir de la habitación o de manifiesto para ayudarlos a protegerse de gente extraña.
En la cultura occidental, puede ser utilizado para comunicar las intenciones sexuales, que irán dependiendo del contexto desde el coqueteo hasta una invitación explícita, además puede significar un entendimiento compartido. En las culturas de América, guiñar un ojo también puede ser una invitación sexual o romántica.
No todos los seres humanos son capaces de guiñar los ojos de forma voluntaria, y algunos sólo pueden hacer guiño con uno (generalmente el no-dominante) de los ojos.
Otros son mucho mejores guiñando un ojo y les resulta difícil guiñar el otro. Algunas personas, especialmente niños y adolescentes, muestran un hábito de hacer un guiño involuntariamente cuando están sometidos al estrés, a menudo sin su conocimiento.
Consultado el 4 de febrero de 2008. En muchos países de Asia, guiñar un ojo puede ser visto como un gesto ofensivo. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que un guiño en el subcontinente indio suele tener connotaciones similares a las de Occidente, como insinuación o invitación seductora.