guarnecer

(redireccionado de guarnecida)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con guarnecida: guarnecido

guarnecer

(Del ant. guarnir < germ. warnjan, proveer.)
1. v. tr. Poner accesorios o complementos en un lugar o una cosa guarneció las telas con pedrería; guarnecieron las calles de luces para navidad. adornar
2. Proporcionar una cosa necesaria a una persona o a una institución un benefactor anónimo guarneció de fondos al colegio. abastecer, dotar, proveer
3. CONSTRUCCIÓN Cubrir las paredes de un edificio con un enlucido o entablado el baño está guarnecido con baldosas blancas. revestir, revocar
4. MILITAR Estar una persona de guardia en un puesto militar.
NOTA: Se conjuga como: carecer

guarnecer

 
tr. Poner guarnición [a alguna cosa]; colgar; adornar, vestir.
Dotar proveer, equipar.
constr. Revocar o revestir con mortero las paredes de un edificio.
V. conjugación (cuadro) [10] como nacer.

guarnecer

(gwaɾne'θeɾ)
verbo transitivo
1. poner accesorios o complementos a una cosa Guarneció el comedor con unas cortinas bellísimas.
2. poner un conjunto de soldados en un lugar para defenderlo guarnecer un fuerte
3. cubrir la parte externa de una pared con cal o cemento, o pintar la misma guarnecer un muro

guarnecer


Participio Pasado: guarnecido
Gerundio: guarneciendo

Presente Indicativo
yo guarnezco
tú guarneces
Ud./él/ella guarnece
nosotros, -as guarnecemos
vosotros, -as guarnecéis
Uds./ellos/ellas guarnecen
Imperfecto
yo guarnecía
tú guarnecías
Ud./él/ella guarnecía
nosotros, -as guarnecíamos
vosotros, -as guarnecíais
Uds./ellos/ellas guarnecían
Futuro
yo guarneceré
tú guarnecerás
Ud./él/ella guarnecerá
nosotros, -as guarneceremos
vosotros, -as guarneceréis
Uds./ellos/ellas guarnecerán
Pretérito
yo guarnecí
tú guarneciste
Ud./él/ella guarneció
nosotros, -as guarnecimos
vosotros, -as guarnecisteis
Uds./ellos/ellas guarnecieron
Condicional
yo guarnecería
tú guarnecerías
Ud./él/ella guarnecería
nosotros, -as guarneceríamos
vosotros, -as guarneceríais
Uds./ellos/ellas guarnecerían
Imperfecto de Subjuntivo
yo guarneciera
tú guarnecieras
Ud./él/ella guarneciera
nosotros, -as guarneciéramos
vosotros, -as guarnecierais
Uds./ellos/ellas guarnecieran
yo guarneciese
tú guarnecieses
Ud./él/ella guarneciese
nosotros, -as guarneciésemos
vosotros, -as guarnecieseis
Uds./ellos/ellas guarneciesen
Presente de Subjuntivo
yo guarnezca
tú guarnezcas
Ud./él/ella guarnezca
nosotros, -as guarnezcamos
vosotros, -as guarnezcáis
Uds./ellos/ellas guarnezcan
Futuro de Subjuntivo
yo guarneciere
tú guarnecieres
Ud./él/ella guarneciere
nosotros, -as guarneciéremos
vosotros, -as guarneciereis
Uds./ellos/ellas guarnecieren
Imperativo
guarnece (tú)
guarnezca (Ud./él/ella)
guarneced (vosotros, -as)
guarnezcan (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había guarnecido
tú habías guarnecido
Ud./él/ella había guarnecido
nosotros, -as habíamos guarnecido
vosotros, -as habíais guarnecido
Uds./ellos/ellas habían guarnecido
Futuro Perfecto
yo habré guarnecido
tú habrás guarnecido
Ud./él/ella habrá guarnecido
nosotros, -as habremos guarnecido
vosotros, -as habréis guarnecido
Uds./ellos/ellas habrán guarnecido
Pretérito Perfecto
yo he guarnecido
tú has guarnecido
Ud./él/ella ha guarnecido
nosotros, -as hemos guarnecido
vosotros, -as habéis guarnecido
Uds./ellos/ellas han guarnecido
Condicional Anterior
yo habría guarnecido
tú habrías guarnecido
Ud./él/ella habría guarnecido
nosotros, -as habríamos guarnecido
vosotros, -as habríais guarnecido
Uds./ellos/ellas habrían guarnecido
Pretérito Anterior
yo hube guarnecido
tú hubiste guarnecido
Ud./él/ella hubo guarnecido
nosotros, -as hubimos guarnecido
vosotros, -as hubísteis guarnecido
Uds./ellos/ellas hubieron guarnecido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya guarnecido
tú hayas guarnecido
Ud./él/ella haya guarnecido
nosotros, -as hayamos guarnecido
vosotros, -as hayáis guarnecido
Uds./ellos/ellas hayan guarnecido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera guarnecido
tú hubieras guarnecido
Ud./él/ella hubiera guarnecido
nosotros, -as hubiéramos guarnecido
vosotros, -as hubierais guarnecido
Uds./ellos/ellas hubieran guarnecido
Presente Continuo
yo estoy guarneciendo
tú estás guarneciendo
Ud./él/ella está guarneciendo
nosotros, -as estamos guarneciendo
vosotros, -as estáis guarneciendo
Uds./ellos/ellas están guarneciendo
Pretérito Continuo
yo estuve guarneciendo
tú estuviste guarneciendo
Ud./él/ella estuvo guarneciendo
nosotros, -as estuvimos guarneciendo
vosotros, -as estuvisteis guarneciendo
Uds./ellos/ellas estuvieron guarneciendo
Imperfecto Continuo
yo estaba guarneciendo
tú estabas guarneciendo
Ud./él/ella estaba guarneciendo
nosotros, -as estábamos guarneciendo
vosotros, -as estabais guarneciendo
Uds./ellos/ellas estaban guarneciendo
Futuro Continuo
yo estaré guarneciendo
tú estarás guarneciendo
Ud./él/ella estará guarneciendo
nosotros, -as estaremos guarneciendo
vosotros, -as estaréis guarneciendo
Uds./ellos/ellas estarán guarneciendo
Condicional Continuo
yo estaría guarneciendo
tú estarías guarneciendo
Ud./él/ella estaría guarneciendo
nosotros, -as estaríamos guarneciendo
vosotros, -as estaríais guarneciendo
Uds./ellos/ellas estarían guarneciendo
Traducciones

guarnecer

garrison, decorate, to adorn, man, embellish, equip, garnish

guarnecer

garnir

guarnecer

guarnire

guarnecer

حامية

guarnecer

Garrison

guarnecer

게리슨

guarnecer

VT
1. (= proveer) → to equip, provide; (= adornar) → to adorn, garnish (Cos) → to trim (Téc) → to cover, protect, reinforce; [+ frenos] → to line; [+ joya] → to set, mount; [+ caballo] → to harness
2. (Culin) → to garnish
carne guarnecida con cebolla y zanahoriameat garnished with onion and carrot
3. (Mil) → to man, garrison
4. (Arquit) [+ pared] → to plaster, stucco
Ejemplos ?
En cuanto entró, vio a su mujer sentada en un trono de oro de una sola pieza y de más de mil pies de alto, llevaba una enorme corona de oro de cinco codos, guarnecida de brillantes y carbunclos; en una mano tenía el cetro y en la otra el globo imperial; a un lado estaban sus guardias en dos filas, más pequeños unos que otros; además había gigantes enormes de cien pies de altos y pequeños enanos que no eran mayores que el dedo pulgar.
El hombre vestía como suelen vestir al Santo Apóstol, como vistieron tantos en la Edad Media, y después, y aun en el día, por raro caso, para cumplir oferta, vemos que viste alguno: la esclavina de hule guarnecida de conchas de aviñeira; el sombrero, también de peregrino, con las mismas conchas, y una medalla obscura, acaso de plomo, en lo más alto del ala vuelta.
El Atrida desenvainó entonces la espada guarnecida de argénteos clavos; pero al herir al enemigo en la cimera del casco, se le cae de la mano, rota en tres o cuatro pedazos.
Cuando esto hubo dicho, entregó a Ayante una espada guarnecida con argénteos clavos ofreciéndosela con la vaina y el bien cortado ceñidor; y Ayante regaló a Héctor un vistoso tahalí teñido de púrpura.
Hecamede acercó una mesa magnífica de pies de acero, pulimentada; y puso encima una fuente de bronce con cebolla manjar propio para la bebida, miel reciente y sacra harina de flor, y una bella copa guarnecida de áureos clavos que el anciano se llevara de su palacio y tenía cuatro asas —cada una entre dos palomas de oro— y dos sustentáculos.
Pero el Atrida desnudó la espada guarnecida de argénteos clavos y asaltó a Pisandro; quien, cubriéndose con el escudo, aferró una hermosa hacha, de bronce labrado, provista de un largo y liso mango de madera de olivo.
La traición del sargento Moyano, en febrero de 1824, había entregado a los realistas una plaza fuerte y bien guarnecida y municionada.
El preclaro Héctor arrojó él primero la lanza a Ayante, que contra él arremetía, y no le erró; pero acertó a dar en el sitio en que se cruzaban la correa del escudo y el tahalí de la espada, guarnecida con argénteos clavos, y ambos protegieron el delicado cuerpo.
Púsose en las piernas elegantes grebas ajustadas con broches de plata: protegió su pecho con la coraza; colgó del hombro una espada de bronce guarnecida con argénteos clavos, y embrazó el grande y fuerte escudo, cuyo resplandor semejaba desde lejos al de la Luna.
Vestía el tal sombrero caramanduca con toquilla de cinta de la China, asegurada por hebilla de oro guarnecida de brillantes, abrigándose el cuello con un pañuelo de clarín, bordado de seda negra.
Puso el bulto de su amiga en él para le adorar: el cuerpo de plata fina, el rostro era de cristal, un brial vestido blanco de damasco singular, mongil de blanco brocado forrado en blanco cendal, sembrado de lunas llenas, señal de casta final. En la cabeça le puso una corona real, guarnecida de castañas cogidas del castañar.
Un hombre antipático trajo una caja algo mayor que la de un violín, forrada de seda azul con galones de plata, y por dentro guarnecida de raso blanco.