guarnecer

(redireccionado de guarnecían)
También se encuentra en: Sinónimos.

guarnecer

(Del ant. guarnir < germ. warnjan, proveer.)
1. v. tr. Poner accesorios o complementos en un lugar o una cosa guarneció las telas con pedrería; guarnecieron las calles de luces para navidad. adornar
2. Proporcionar una cosa necesaria a una persona o a una institución un benefactor anónimo guarneció de fondos al colegio. abastecer, dotar, proveer
3. CONSTRUCCIÓN Cubrir las paredes de un edificio con un enlucido o entablado el baño está guarnecido con baldosas blancas. revestir, revocar
4. MILITAR Estar una persona de guardia en un puesto militar.
NOTA: Se conjuga como: carecer

guarnecer

 
tr. Poner guarnición [a alguna cosa]; colgar; adornar, vestir.
Dotar proveer, equipar.
constr. Revocar o revestir con mortero las paredes de un edificio.
V. conjugación (cuadro) [10] como nacer.

guarnecer

(gwaɾne'θeɾ)
verbo transitivo
1. poner accesorios o complementos a una cosa Guarneció el comedor con unas cortinas bellísimas.
2. poner un conjunto de soldados en un lugar para defenderlo guarnecer un fuerte
3. cubrir la parte externa de una pared con cal o cemento, o pintar la misma guarnecer un muro

guarnecer


Participio Pasado: guarnecido
Gerundio: guarneciendo

Presente Indicativo
yo guarnezco
tú guarneces
Ud./él/ella guarnece
nosotros, -as guarnecemos
vosotros, -as guarnecéis
Uds./ellos/ellas guarnecen
Imperfecto
yo guarnecía
tú guarnecías
Ud./él/ella guarnecía
nosotros, -as guarnecíamos
vosotros, -as guarnecíais
Uds./ellos/ellas guarnecían
Futuro
yo guarneceré
tú guarnecerás
Ud./él/ella guarnecerá
nosotros, -as guarneceremos
vosotros, -as guarneceréis
Uds./ellos/ellas guarnecerán
Pretérito
yo guarnecí
tú guarneciste
Ud./él/ella guarneció
nosotros, -as guarnecimos
vosotros, -as guarnecisteis
Uds./ellos/ellas guarnecieron
Condicional
yo guarnecería
tú guarnecerías
Ud./él/ella guarnecería
nosotros, -as guarneceríamos
vosotros, -as guarneceríais
Uds./ellos/ellas guarnecerían
Imperfecto de Subjuntivo
yo guarneciera
tú guarnecieras
Ud./él/ella guarneciera
nosotros, -as guarneciéramos
vosotros, -as guarnecierais
Uds./ellos/ellas guarnecieran
yo guarneciese
tú guarnecieses
Ud./él/ella guarneciese
nosotros, -as guarneciésemos
vosotros, -as guarnecieseis
Uds./ellos/ellas guarneciesen
Presente de Subjuntivo
yo guarnezca
tú guarnezcas
Ud./él/ella guarnezca
nosotros, -as guarnezcamos
vosotros, -as guarnezcáis
Uds./ellos/ellas guarnezcan
Futuro de Subjuntivo
yo guarneciere
tú guarnecieres
Ud./él/ella guarneciere
nosotros, -as guarneciéremos
vosotros, -as guarneciereis
Uds./ellos/ellas guarnecieren
Imperativo
guarnece (tú)
guarnezca (Ud./él/ella)
guarneced (vosotros, -as)
guarnezcan (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había guarnecido
tú habías guarnecido
Ud./él/ella había guarnecido
nosotros, -as habíamos guarnecido
vosotros, -as habíais guarnecido
Uds./ellos/ellas habían guarnecido
Futuro Perfecto
yo habré guarnecido
tú habrás guarnecido
Ud./él/ella habrá guarnecido
nosotros, -as habremos guarnecido
vosotros, -as habréis guarnecido
Uds./ellos/ellas habrán guarnecido
Pretérito Perfecto
yo he guarnecido
tú has guarnecido
Ud./él/ella ha guarnecido
nosotros, -as hemos guarnecido
vosotros, -as habéis guarnecido
Uds./ellos/ellas han guarnecido
Condicional Anterior
yo habría guarnecido
tú habrías guarnecido
Ud./él/ella habría guarnecido
nosotros, -as habríamos guarnecido
vosotros, -as habríais guarnecido
Uds./ellos/ellas habrían guarnecido
Pretérito Anterior
yo hube guarnecido
tú hubiste guarnecido
Ud./él/ella hubo guarnecido
nosotros, -as hubimos guarnecido
vosotros, -as hubísteis guarnecido
Uds./ellos/ellas hubieron guarnecido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya guarnecido
tú hayas guarnecido
Ud./él/ella haya guarnecido
nosotros, -as hayamos guarnecido
vosotros, -as hayáis guarnecido
Uds./ellos/ellas hayan guarnecido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera guarnecido
tú hubieras guarnecido
Ud./él/ella hubiera guarnecido
nosotros, -as hubiéramos guarnecido
vosotros, -as hubierais guarnecido
Uds./ellos/ellas hubieran guarnecido
Presente Continuo
yo estoy guarneciendo
tú estás guarneciendo
Ud./él/ella está guarneciendo
nosotros, -as estamos guarneciendo
vosotros, -as estáis guarneciendo
Uds./ellos/ellas están guarneciendo
Pretérito Continuo
yo estuve guarneciendo
tú estuviste guarneciendo
Ud./él/ella estuvo guarneciendo
nosotros, -as estuvimos guarneciendo
vosotros, -as estuvisteis guarneciendo
Uds./ellos/ellas estuvieron guarneciendo
Imperfecto Continuo
yo estaba guarneciendo
tú estabas guarneciendo
Ud./él/ella estaba guarneciendo
nosotros, -as estábamos guarneciendo
vosotros, -as estabais guarneciendo
Uds./ellos/ellas estaban guarneciendo
Futuro Continuo
yo estaré guarneciendo
tú estarás guarneciendo
Ud./él/ella estará guarneciendo
nosotros, -as estaremos guarneciendo
vosotros, -as estaréis guarneciendo
Uds./ellos/ellas estarán guarneciendo
Condicional Continuo
yo estaría guarneciendo
tú estarías guarneciendo
Ud./él/ella estaría guarneciendo
nosotros, -as estaríamos guarneciendo
vosotros, -as estaríais guarneciendo
Uds./ellos/ellas estarían guarneciendo
Traducciones

guarnecer

garrison, decorate, to adorn, man, embellish, equip, garnish

guarnecer

garnir

guarnecer

guarnire

guarnecer

حامية

guarnecer

Garrison

guarnecer

게리슨

guarnecer

VT
1. (= proveer) → to equip, provide; (= adornar) → to adorn, garnish (Cos) → to trim (Téc) → to cover, protect, reinforce; [+ frenos] → to line; [+ joya] → to set, mount; [+ caballo] → to harness
2. (Culin) → to garnish
carne guarnecida con cebolla y zanahoriameat garnished with onion and carrot
3. (Mil) → to man, garrison
4. (Arquit) [+ pared] → to plaster, stucco
Ejemplos ?
Los patriotas que guarnecían La Galera hicieron fuego sobre los realistas, en el calor de la batalla llegaron a lanzarles grandes rocas a los atacantes.
a cincomarzada fue un fallido ataque carlista a Zaragoza que tuvo lugar el 5 de marzo de 1838 y que pretendió ser una toma fácil de la ciudad debido al escaso número de tropas que la guarnecían.
Por ello el imperio se encontraba en una posición militar y económica débil, y hacia 165 los germanos que intentaban entrar en el Imperio sabían que las unidades que guarnecían la frontera estaban muy mermadas y debilitadas por la guerra en Partia y por la peste, por lo que podían ser fácilmente superadas, mientras que el grueso de las legiones todavía se encontraba en Oriente.
Destacado a la ciudad de Arequipa con la misión de organizar un batallón, se trasladó con sus reclutas a la pequeña isla del Alacrán, frente al puerto de Arica. Luego de un riguroso entrenamiento, al frente de ellos marchó a reforzar las unidades realistas que guarnecían Chile.
Gregorio Urrutia, fue creado a base del personal del disuelto batallón 7° de Línea y de otras unidades que en aquella época guarnecían la frontera de Arauco, el Batallón de Línea Zapadores, cuya misión era abrir vías de comunicación, levantar puentes, telégrafos, hospitales y construcciones militares.
Se mantendría a los militares en sus empleos y las fuerzas que guarnecían Guadalajara quedaban bajo las órdenes del ejército restaurador.
Constaba el primero de una parte de la muralla, la cual formaba allí una curva, a la que guarnecían en otro tiempo varios torreones sobre los que volaban graciosas almenas.
Estas acciones, hicieron temer al gobierno que la resistencia mostrada en Puebla pudiese contaminar al cuerpo del Ejército que mandaba el general José María Calderón, al del estado de Jalisco, y a las fuerzas que guarnecían al de Querétaro y Guanajuato, que mandaban en calidad de comandantes generales Joaquín Parres, Luis Quintanar y Luis Cortázar y Rábago.
Por la parte exterior flanquean los cuatro lienzos de la soberbia fortaleza ocho torres cuadradas, de elevación considerable, en cuyo coronamiento se conservaban hasta hace muy cortos años los robustos modillones sobre los que se alzaban graciosos almenares, a semejanza de los que guarnecían los cubos y torreones que circundaban la población.
Su apelativo de “Primer Soldado del Perú” lo ganó por su destacada y decisiva actuación en un episodio importante de la independencia de Chile: la toma de Valdivia, la más importante plaza colonial de Sudamérica, después de las fortalezas del Callao, considerada hasta entonces inexpugnable. Al frente de 60 hombres, Vidal redujo a los 600 españoles que guarnecían el castillo de San Carlos (3 de febrero de 1820).
El plan de Rojo consistía en lanzar una ofensiva, masiva y por sorpresa, sobre las fuerzas rebeldes que guarnecían la margen derecha del río Ebro.
El 5 de febrero de 1824 ocurrió una sublevación en los castillos del Real Felipe del Callao por parte de las tropas rioplatenses que guarnecían dicha plaza.