guardián

(redireccionado de guardianes)
También se encuentra en: Sinónimos.

guardián, a

(Del germ. wardjan.)
1. s. Persona encargada de guardar y cuidar una cosa el guardián del garaje me dijo que cerraban a las diez. guarda, vigilante
2. NÁUTICA Oficial de mar o contramaestre encargado de las embarcaciones menores y de los cables o amarras.
3. s. m. RELIGIÓN Prelado ordinario de un convento de la orden franciscana.
4. NÁUTICA Cable fuerte con el cual se aseguran los barcos pequeños cuando se avecina temporal.
5. adj. Se aplica al perro u otro animal adiestrado para guardar o defender una cosa o un lugar.

guardián, -diana

 
m. f. Persona que guarda una cosa.
m. catol. En la orden franciscana, prelado ordinario de uno de sus conventos.

guardián, -diana

(gwaɾ'ðjan, -ðjana)
sustantivo masculino-femenino
persona o animal que se encarga de custodiar a una persona o cosa El banco tiene dos guardianes .
Sinónimos

guardián

, guana
sustantivo
portero, cancerbero (formal).

guardián:

guardacuidador, celador, centinela, cancerbero, vigilante, guardia,
Traducciones

guardián

správce

guardián

opsynsmand

guardián

Aufseher

guardián

valvoja

guardián

gardien

guardián

čuvar

guardián

管理者

guardián

관리인

guardián

opzichter

guardián

bestyrer

guardián

wartownik

guardián

guarda

guardián

uppsyningsman

guardián

เจ้าหน้าที่ดูแลสถาบัน เช่น หอพักเด็กนักเรียน

guardián

bekçi

guardián

người giám sát

guardián

看守人

guardián

/ana SM/F
1. (= defensor) → guardian
2. (= guarda) → warden, keeper (EEUU) (Zool) → keeper; (= vigilante) → watchman
V tb perro A1
Ejemplos ?
Los guardianes y gente que amaba a QUETZALCOATL acudieron a verlo en cuanto oyeron ese canto entonado en una voz distinta a la siempre dulce de su venerado señor.
Se disfrazó de labrador y fingió que iba a vender sus productos. A los guardianes que custodiaban la casa donde vivía XOCHITL, les pareció inofensivo y lo dejaron entrar.
Apenas un sueño que los ancianos de nuestras comunidades, guardianes verdaderos de la palabra de nuestros muertos, nos habían entregado en el tiempo justo en que el día cede su paso a la noche, cuando el odio y la muerte empezaban a crecer en nuestros pechos, cuando nada había más que desesperanza.
Este don Juan Capistrano militó, en los tiempos del virrey Amat, entre los guardianes del fortín que, en las riberas del río Perene, se levantara para defender esa región de un ataque de indios salvajes, los que al cabo asaltaron el fortín con éxito para ellos.
240.- Cuando hubieren sido rotos los sellos puestos por orden de la autoridad pública, los guardianes serán reprimidos, por simple negligencia, con prisión de ocho días a seis meses.
Con especial relevancia destacan los miembros del Ejército y de la Armada, como guardianes de nuestra soberanía, de nuestras instituciones y garantía de la convivencia pacífica de todos los mexicanos.
409.- Será reprimido con prisión de un mes a dos años y multa de cincuenta a cien sucres, el que hubiere talado o destruido un campo sembrado; o derramado en él semillas de cizaña, o de cualquier yerba o planta dañina; o roto o descompuesto instrumentos de agricultura, parques de animales, o las cabañas de los guardianes.
6.- Los Provinciales, Priores, Guardianes y Vicarios de las Religiones deben mandar hacer e hagan averiguación e descripción de sus Provincias, Prioratos, Guardianatos, Vicarias, Monasterios y pueblos y cabeceras y sujetas de su predicación, administración y visita, para que Nos, como patrón único que somos en todo lo espiritual, eclesiástico e temporal de las Indias, podamos tener entera y distinta noticia de todo el estado eclesiástico; y como tal patrón hagamos proveer e proveamos de todo lo que fuere necesario al servicio de Dios e bien de las animas de nuestros súbditos y vasallos (hayan de escribir sus notas de lo aquí contenido).
595.- Los parques móviles, destinados a contener ganado en los campos, de cualquier modo que estén hechos, se reputan dependencia de casa habitada cuando están establecidos sobre un mismo espacio de terreno con las cabañas movibles u otros abrigos destinados a los guardianes.
La corrupción imperante en todas y cada una de las actividades gubernamentales propiciadas por el unipartidismo en la administración pública por la constante incongruencia entre lo que se declara y lo que se hace, por la violación cínica de las leyes por los mismos que deberían se sus celosos guardianes y por la impunidad de que gozan en este país los constantes violadores de las normas constitucionales.
Entonces los Procreadores, los Engendradores, dijeron: “¿No habrá más que silencio, inmovilidad, al pie de los árboles, de los bejucos? Bueno es, pues, que haya guardianes”; así dijeron, fecundando, hablando.
“Vamos a buscar, vamos a ver, adonde guardar nuestros signos: si tenemos esto podremos encender ante. Desde largo tiempo que estamos aquí no hay guardianes para nosotros”.