guardarse de

guardarse de

(gwaɾ'ðaɾse ðe)
verbo pronominal
1. evitar realizar una acción o cosa determinada Se guardó de asistir a la reunión.
2. prevenirse de alguien o algo que puede significar daño Uno debe guardarse de las malas compañías.
Traducciones

guardarse de

to refrain from, keep from
Ejemplos ?
vor Aufruhr und Empörung (Una sincera amonestación por Martín Lutero a todos los cristianos para guardarse de la insurrección y rebelión).
Pero un escritor que puramente quiere y puede explicarse, que no se reserva nada para sí y gusta de decir todo lo que sabe, es muy de lamentar. Sólo hay que guardarse de tres errores.
A vista de tales ejemplos, ¿con cuánta mayor razón los cristianos, que adoran a un Dios verdadero y aspiran a la patria celestial, deben guardarse de cometer este pecado, siempre que la Divina Providencia los sujete al imperio de sus enemigos, ya para probar la rectitud de su corazón, ya para su corrección?
Si por evitar el pecado se debe tomar muerte voluntaria Réstanos una causa que exponer, de la que ya habíamos empezado a tratar, y es que es muy importante darse la muerte por no caer en el pecado, ya sea convidado por la blandura del deleite o forzado por la crudeza del dolor; pero; si admitiésemos esta causa, pasaría tan adelante, que nos obligase a exhortar a los hombres a que se matasen, especialmente cuando, habiéndose purificado con el agua del bautismo, acaban de recibir el perdón de todos sus pecados, porque entonces es tiempo a propósito para guardarse de todos los pecados que pueden sobrevenir cuando ya están perdonados; lo cual, si se hace bien en la muerte voluntaria, ¿por qué no se hará entonces más que nunca?
Porque en la época en que florecían costumbres tan detestables se observaba el antiguo rito de jurar, no para guardarse de pecar con el miedo o freno de la religión, sino para añadirles perjurios al crecido número de los demás crímenes.
CAPITULO XXIV Cuán verdadera y grande sea la felicidad de los emperadores cristianos Tampoco decimos que fueron dichosos y felices algunos emperadores cristianos porque reinaron largos años, porque muriendo con muerte apacible dejaron a sus hijos en el Imperio, porque sujetaron a los enemigos de la República, o porque pudieron no sólo guardarse de sus ciudadanos rebeldes, que se habían levantado contra ellos, sino también oprimirlos.
La mujer de Lot, en el mismo lugar que miró hacia atrás, allí quedo convertida en estatua de sal, dejando a los fieles preservativo para que aprendan a guardarse de igual fracaso.
Cuando entrada la noche el cazador no volvía a su casa, su mujer sintió grande inquietud; salió a buscarle y como la había referido algunas veces que tenía que guardarse de las emboscadas de la ondina y que no se atrevía a aventurarse en las cercanías del estanque, sospechó lo que había sucedido.
Para guardarse de él se cortan las ramas y amontonan los troncos unos sobre otros, paralelamente a su frente, como lo hicieron los Franceses en la defensa del fuerte de San Jorge en Canadá contra los Ingleses.
Pero cuando aquel nombra un cuadrúpedo o cualquier otro animal incapaz de volar, deben de guardarse de hacerlo porque entonces pagarán una prenda.
El segundo, el Duque Enrique VI el Bueno, con el fin de guardarse de las reclamaciones de su hermano mayor el Duque Boleslao III el Generoso de Legnica, en 1327 firmó un tratado de heredad con el rey Juan I de Bohemia, ya que muchos de los ducados silesios habían sido convertidos en vasallos del Reino de Bohemia desde principios del siglo XIV.
De acuerdo con Stiglitz el tratamiento sugerido por el FMI es demasiado simple: una dosis rápida. Estabilizar, liberalizar y privatizar, sin priorizar o guardarse de los efectos secundarios.