grotesco


También se encuentra en: Sinónimos.

grotesco, a

1. adj. Que causa risa o rechazo por resultar ridículo o de mal gusto su vestimenta me parece grotesca. extravagante
2. adj./ s. m. Propio de una gruta artificial. grutesco
3. adj. Que es grosero o irregular. burdo

grotesco, -ca

 
adj. Ridículo y extravagante.
adj.-m. Irregular, grosero y de mal gusto.

grotesco, -ca

(gɾo'tesko, -ka)
abreviación
1. que provoca risa o desprecio por ser excéntrico y desagradable Es una persona muy grotesca para vestirse.
2. que se distingue por poseer elementos irrisorios, ridículos y extravagantes dibujo grotesco
Traducciones

grotesco

grotesk

grotesco

grotesque

grotesco

groteske

grotesco

بشع

grotesco

Groteska

grotesco

гротеска

grotesco

怪诞

grotesco

怪誕

grotesco

grotesk

grotesco

グロテスク

grotesco

ADJ (= ridículo) → grotesque; (= absurdo) → bizarre, absurd
Ejemplos ?
Sobre todas las cosas pesaba una rara opresión; un toque grotesco de irrealidad, como si fallara algún elemento vital de perspectiva o de claroscuro.
Levanté la vista hacia las ventanas del piso de encima y vi asomado a un caballero de rostro agradable y sonrosado, de cabellos grises, que me guiñaba un ojo de un modo grotesco, haciéndome dos o tres veces gestos contradictorios con la cabeza.
Cuando estuve sentado al lado de su cama me dijo que le parecía que todavía me estaba llevando por la carretera de Bloonderstone y que aquello le hacía mucho bien. Como estaba en la cama tapado hasta el cuello, sólo se le veía la cabeza, como a los querubines, y hacía un efecto muy grotesco.
Es un excelente majadero este don Venancio el fastuoso, indiano retirado, almibaradísimo en el hablar, grotesco de andares y de modales, resplandeciente de joyas y febril por casarse con cualquiera.
Sería un tonto si no supiese que no puedo pareceros lo mismo que otro hombre de vuestra generación, sino un ser extraño y misterioso, una criatura varada procedente de un mar desconocido, cuya solitaria tristeza conmueve vuestra compasión a pesar de lo grotesco.
Temería no poder hablarle en la Casa del Rey. El fraile calló suspirando: Después se rió, con un reír extraño, ruidoso, grotesco: —¡Válete Dios!
Supone un esfuerzo de nuestra imaginación el concebir el orden social de nuestros inmediatos antepasados. Lo encontramos grotesco.
Formaban en la puerta el más grotesco y sobresaliente grupo varios pialadores y enlazadores de a pie con el brazo desnudo y armado del certero lazo, la cabeza cubierta con un pañuelo punzó y chaleco y chiripá colorado, teniendo a sus espaldas varios jinetes y espectadores de ojo escrutador y anhelante.
La tos del fraile, el roncar de la vieja, el soliloquio del reloj, me parecía que guardaban un ritmo quimérico y grotesco, aprendido en el clavicordio de alguna bruja melómana.
Si alguno lo ha habido cabal, absurdo, grotesco y dramático hasta la caricatura, es el que ustedes acaban de correr; el tirano por excelencia, dolor y vergüenza de nuestra América Latina, que nos tenía envenenadas la sangre y la voluntad.
Tenía en su mano el antiguo poema de Merlín Coccaie y se delectaba especialmente con la narración de las proezas de Balde, el valiente prototipo de Pantagruel, y todavía más con las incomparables sutilezas y latrocinios de Cingar, ese grotesco patrón que tan felizmente dio forma a nuestro Panurge.
Corralillo, un moreno melado, con ojos de endrina y barba de felpa; Escalante, un rubio belicoso, de bigotes metálicos y ganchudos, a lo káiser, se alabaron de cosas mejores para calladas que para dichas, y las discusiones con tal motivo enzarzadas adquirieron un tinte asaz grotesco.