grosería


También se encuentra en: Sinónimos.

grosería

1. s. f. Acciones o palabras bastas o poco delicadas eso que has dicho es una grosería. descortesía
2. Calidad de lo hecho con tosquedad o sin pulir la grosería del tejido es evidente con solo tocarlo. ordinariez

grosería

 
f. Descortesía, falta de atención y respeto.
Tosquedad en el trabajo de manos.
Rusticidad, ignorancia.

grosería

(gɾose'ɾia)
sustantivo femenino
1. elegancia cualidad de quien se comporta sin cortesía o respeto hacia los demás La grosería de sus modales es inaceptable.
2. acciones dicho o hecho propios de las personas que se consideran groseras Hablar a gritos es una grosería.
Sinónimos

grosería

sustantivo femenino
desatención*, incorrección, inconveniencia, descomedimiento, descortesía*, patanería, zafiedad, patochada, tochedad, ordinariez, cochinada (col.). delicadeza, educación, urbanidad, sociabilidad.
Desatención, incorrección, inconveniencia, descomedimiento y descortesía son expresiones atenuadas. Todos los demás son expresiones intensivas y sugieren principalmente grosería cometida por ignorancia o rusticidad.

grosería:

tosquedaddescaro, desatención, vulgaridad, bastedad, zafiedad, incorrección, descortesía,
Traducciones

grosería

無礼

grosería

SF
1. (= mala educación) → rudeness; (= ordinariez) → coarseness, vulgarity; (= tosquedad) → roughness
2. (= comentario) → rude remark, vulgar remark; (= palabrota) → swearword
Ejemplos ?
¿Y Trigueros cantaría las majas y Lerena y la Riada, con su insulsa y pesada grosería; y de Iriarte la musa siempre helada dramas tan regulares y tan fríos como La señorita mal criada?
-La baronesa estaba enferma, y solo me ha hablado de lo referente a su dolencia; no me ha preguntado por ti. -¡Qué grosería! -La baronesa, dos horas después de mi llegada, dio a luz una robusta niña, que ha sido recibida con verdadero júbilo, pues ya sabes que no tenía más que un hijo y ella deseaba vivamente una hija.
Llegó a visitarla el galán, y como por entonces no se habían inventado los nervios y el spleen, que son dos achaques muy socorridos para hacer o decir una grosería, la ninfa lo recibió con aire de displicencia, esquivando la conversación y aventurando uno que otro monosílabo.
Silba un granuja, grazna un remendón, relincha un carretero, aúllan por simpatía los perros vagabundos, lánzase a los novios de acá un chiste, de allá una grosería y del otro lado una indecencia...
Erdosain, echándose a reír, le contestó con grosería a la infanta: un círculo de espadas brilló ante sus ojos y sintió que se hundía, cataclismos sucesivos desgajaron los continentes, pero él hacía muchos siglos que dormía en un cuartujo de plomo en el fondo del mar.
—Pero un álbum… uno solo… cuatro estrofas… —Más de cien me han traído esta semana y no conozco ni tres de los nombres de quien son, y ni uno supo volver a decirme: Muchas gracias; con mi amistad cuente usted. —Eso raya en grosería, Pepe.
Y sin podérselo explicar se decía que el más educado de esos bribones era de una grosería solapada y profunda, todos envidiosos hasta el tuétano y más desalmados e implacables que cartagineses.
Con que vos, señora mía, antes quién sois me digáis, os lo diré; y no tengáis lo que os pido a grosería; porque sin saber a quién, decir quién es no conviene, puesto que enemigos tiene.
El desayuno es café con leche: viene invariablemente frío; la leche, mal hervida y con piltrafas de nata; la concha de manteca, rancia, comprada de cuatro días atrás, y en cuanto al té..., cuando pienso en aquéllos de antes, tan coquetones, con pastas delicadas, con servicio elegante, con la plata reluciente..., vamos, me entra una rabia, que haría alguna barbaridad, una grosería...
DON RAMÓN.- ¡Señor Duende! Duende sin urbanidad, ¿será posible que usted haya cometido la grosería, la falta de crianza de ver las faltas del Correo?
Por ejemplo, si tú estuvieras dentro, podrías llamar, y yo podría abrir para que salieras, sabes. Había estado mirando todo el rato hacia el cielo, mientras hablaba, y esto le pareció a Alicia decididamente una grosería.
Es, pues, visible que en los Estados donde se considera vergonzoso conceder sus favores a quien nos ama, procede esa severidad de la iniquidad de los que la han establecido, de la tiranía de los gobernantes y de la cobardía de los gobernados, pero en los países donde simplemente se dice que está bien conceder sus favores a quien nos ama, esta indulgencia es una prueba de grosería.