grisalla

grisalla

1. s. f. PINTURA Técnica pictórica que consiste en usar sólo la gama del gris, blanco y negro, imitando el efecto del bajo relieve.
2. Méx. Chatarra, conjunto de objetos de poco valor.
Traducciones

grisalla

Grisaille

grisalla

grisaille

grisalla

grisaille

grisalla

Гризайль

grisalla

Grisaille

grisalla

grisaille

grisalla

Grisaille

grisalla

grisaille

grisalla

grisaille

grisalla

グリザイユ

grisalla

Grisaille

grisalla

SF (Méx)
1. (= chatarra) → rusty scrap metal
2. (= basura) → rubbish, garbage (EEUU)
Ejemplos ?
número 371), es un lienzo circular sobre una tabla cuadrada y sobre fondo dorado; el marco (7′ ancho, 518′′ 6′′ 4) va guarnecido de grisalla, color verde oscuro, representando la caída de los ángeles.
Destacan otras muestras personales, como las celebradas en la Galería Fernando Fe (1964), Galería Orfila (1980, 1994, 1997, 2008) y Casas de La Mancha (1978) y Soria (1983) de Madrid; Sala de Arte de la Biblioteca de Manzanares (Ciudad Real) (1964, 1977); Galería de Arte de Manzanares (1982, 1994) y Sala de Arte del Gran Teatro de Manzanares (1999); sala Barbasán, Zaragoza (1977); Casa de Cultura de Cuenca y galería Grisalla de Valladolid (1978); Sala Unturbe, Segovia (2000); Sala de Exposiciones del Castillo de Manzanares el Real (Madrid) (2001); Casa de los Picos (antológica), Segovia (2006).
Del mismo año son los frescos de la capilla de la Natividad de Nostra Signora del Monte en Génova. En 1497 pintó seis santos y una Anunciación en grisalla en las tapas del órgano de la Catedral de Génova.
El fundamento es similar al de la xilografía tonal, aunque usualmente los colores son más restringidos (uno o dos) y no perfilan planos cerrados ni con tonos muy vistosos, sino que se superponen formando aguas a modo de grisalla.
Eileen Romano (dir.), "Bosco", "Los grandes genios del arte", n.º 25, Unidad Editorial, S.A. de ancho; a la derecha, san Bavón. Están pintados con grisalla sobre tabla. Abajo hay dos escudos vacíos.
Los lienzos del transepto y el presbiterio en la cabecera están decorados profusamente con pinturas murales en grisalla con escenas de la vida de San José y de la Pasión y Muerte de Jesucristo, alternándose con representaciones de las virtudes cardinales y santos agustinos; se las cree realizadas en 1558 por el medinense Luis Vélez.
Al año siguiente pinta para el cenotafio levantado con motivo de las exequias de Fernando VII hasta cinco grandes cuadros en grisalla.
Únicamente se conserva en su lugar La Santa Cena, grisalla pintada al temple que presidía uno de los refectorios del monasterio, habiéndose perdido otra pintura de igual asunto localizada en el segundo.
La única obra de Nicolás Borrás que aún hoy se conserva en el monasterio es "La Santa Cena", una grisalla realizada al temple, que se encuentra en el antiguo refectorio del monasterio.
Los motivos decorativos son geométricos y florales, pintados a mano siguiendo la técnica de la grisalla sobre esmalte y serigrafiado.
Seguramente a petición suya, el pintor Juan Fernández de Navarrete (Navarrete el Mudo) creó dos alas o postigos en grisalla que devolvieron a la obra su estado original como tríptico.
Excluidas las muchas obras que se le atribuyeron en el pasado y que posteriormente han sido documentadas a nombre de Luis de Velasco o se han asignado a artistas diversos, como Pablo de Céspedes, las obras firmadas o documentadas son: La emperatriz María y Felipe III príncipe (205 x 169 cm), Toledo, Museo de Santa Cruz, grisalla pintada con destino a uno de los arcos levantados en la ciudad de Toledo para recibir las reliquias de Santa Leocadia, junto con el retrato de Isabel Clara Eugenia conservado en el mismo museo y otras obras perdidas pintadas en colaboración con Luis de Velasco.