grillos

grillos

 
m. pl. Conjunto de dos grilletes con un perno común, que se colocan en los pies de algunos presos.
fig.Cualquier cosa que embaraza o detiene el movimiento.
Traducciones
Ejemplos ?
El Arcángel San Gabriel, entre azucena y sonrisa, bisnieto de la Giralda, se acercaba de visita. En su chaleco bordado grillos ocultos palpitan.
¡De cuán fatal error víctima eres! Así es; los pueblos desmoralizados hoy sus cadenas rompen, y otro día se forjan grillos mucho más pesados.
¡Oh, mi piel y mis bigotes! ¡Me hará ejecutar, tan seguro como que los grillos son grillos! ¿Dónde demonios puedo haberlos dejado caer?
Avanzan devorando todo lo que encuentran a su paso: arañas, grillos, alacranes, sapos, víboras y a cuanto ser no puede resistirles.
Y cogiendo a la princesa por ambas manos, bailaron con todos los pequeños trasgos y fuegos fatuos que se hallaban en la sala; las rojas arañas saltaban en las paredes con el mismo regocijo; se habría dicho el centelleo de flores de fuego. Las lechuzas tamborileaban, silbaban los grillos, y los negros saltamontes soplaban con todas sus fuerzas en las armónicas.
Por la exterior corriente las oleadas Vendrán más y más fuertes hácia dentro; Pero ellas á su centro Volverán humilladas: Una á otra han de cortarse la corriente Y servirse de grillos mutuamente.
¡Escuchad! ¿Qué se siente en el cielo, Que los grillos refuerzan sus cuerdas Y dan voces los perros vegueros? — Madre abuela, ¿cuál es el camino, Madre abuela, que yo no lo veo?
Había que buscar agua, preparar el arroz, ahuyentar de la cabaña toda clase de bicharracos: langostas, gorgojos, hormigas, grillos, caballos del diablo.
¿No habíamos quedado en que el sistema parlamentario, desoldando grillos, rompiendo celosías y enverjados, rasgando velos y apagando cirios, iba aire, luz, salubridad y vida a dar a inteligencias y a edificios, e íbamos todos a aprender al menos a escribir bien o mal y a leer corrido?
Los sapos gritaban tan fuertemente como si estuvieran muriendo de sed y quisieran con sus croacroacroa atraer la atención del corazón del monte, del señor de la lluvia, TLALOCTLI. Las cigarras entonaban su monótona melodía y parecían competir con los zumbidos de los grillos.
Allí pasaban el día divirtiéndose todo lo que podían, bromeando, bebiendo, jugando, cantando y danzando, revolcándose en los prados, cazando pájaros y grillos; pescando ranas y cangrejos”.
205.- Los que expidieren o ejecutaren la orden de atormentar a los presos o detenidos, con incomunicación por mayor tiempo que el señalado por la ley, con grillos, cepo, barra, esposas, cuerdas, calabozos malsanos, u otra tortura, serán reprimidos con prisión de uno a cinco años e interdicción de los derechos políticos por igual tiempo.